Últimas Noticias

AMERICA LATINA: ?Desarrollo social o planificacion familiar?



MEXICO, 15 ene 1996 (IPS)
- Las estrategias sobre poblacion oscilan aun hoy entre dos polos, a veces contrapuestos, representados por quienes apuestan al exito del desarrollo social y economico y los que solo confian en la planificacion familiar.

En las ultimas decadas, las opiniones de los expertos y los programas gubernamentales latinoamericanos fueron poniendo de manifiesto un desplazamiento gradual desde posiciones basadas en la anticoncepcion hacia las que apuntan al desarrollo.

Durante la decada del 60, America Latina fue escenario del debate sobre poblacion debido a que alli se habian registrado las mayores tasas de crecimiento demografico de la historia mundial.

El nexo entre crecimiento poblacional y economico ocupo el centro del debate, bajo la idea de que un crecimiento en proporcion aritmetica en los habitantes debia ser acompanado por un incremento de las riquezas en progresion geometrica, como sentencio el economista ingles Thomas Malthus en 1798.

La Comision Economica para America Latina (CEPAL) calculo en 1961 que si la poblacion crecia tres por ciento anual se debia producir un ahorro de entre seis y nueve por ciento en el mismo lapso solo para mantener la calidad de vida.

Tal enfoque se baso en trabajos fuera del area latinoamericana como la obra de Frank Notestein "Population-The Long View", publicada en Estados Unidos en 1945, que planteaban la urgencia de un cambio o "transicion demografica".

Se priorizo el seguimiento de los factores basicos del fenomeno (fecundidad y mortalidad), en lugar del aplicado tradicionalmente, que tomaba en cuenta el crecimiento de la poblacion mundial, incluso migraciones, en relacion con diversos indicadores sociales y naturales.

El objetivo de estos enfoques consistia en lograr mayores ingresos por habitante mediante programas de planificacion familiar basados en la reduccion voluntaria del numero de hijos, inducida a traves de campanas de propaganda y facilitada por los modernos metodos de contracepcion.

Notenstein sostenia que "la nacion que decida ser grande y prospera puede lograr su objetivo mas pronto si reduce cuanto antes y de manera drastica sus tasas de natalidad".

Los estudios mostraron que, aun bajando la fecundidad, antes que cayera la tasa de crecimiento de la poblacion se producia un incremento que correspondia al descenso anticipado de la mortalidad.

En la decada del 70, expertos latinoamericanos, como el mexicano Raul Benitez y el brasileno Paul Singer, reorientaron las lineas de estudio hacia analisis demograficos basados en la teoria formal y las variadas relaciones entre poblacion y desarrollo.

La base del acuerdo que se registro en el Plan de Accion Mundial de la Conferencia de Bucarest, en 1974, fue la conviccion de que "las muy elevadas tasas de crecimiento alcanzadas constituyen un problema en cualquier situacion contemporanea".

Al mismo tiempo, se incluyo la libertad de los individuos y las parejas para tomar decisiones sobre su descendencia entre los derechos humanos basicos.

Tambien se acordo que la estructura y dinamica de la poblacion es consecuencia de las condiciones historicas y la calidad de vida en las diferentes sociedades, mas que un factor determinante del cambio social y demografico buscado.

Estudios posteriores del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) revelaron la incidencia decisiva de la estructura economica en las ciudades industrializadas sobre la planificacion familiar.

Los expertos demostraron que en las areas urbanas se logran sin mayor esfuerzo rapidos descensos de la fecundidad, mientras que en zonas rurales y semiurbanas la presiones tendentes a reducir el numero de hijos se evaden con mas facilidad.

En los lugares de America Latina donde se han formulado planes demograficos, como Mexico, crece la idea de que, para encarar con exito los problemas de poblacion, el desarrollo socioeconomico resulta prioritario respecto de los programas de planificacion familiar.

Estudios de la CEPAL preven que la poblacion de America Latina, que en 1990 se calculaba en 441 millones de habitantes, superara los 523 millones en el 2000.

El plan demografico mexicano 1995-2000, ejemplar a pesar de que la crisis economica traba su aplicacion, situa como prioritario el desarrollo socioeconomico.

Jose Gomez de Leon, director general del Consejo Nacional de Poblacion de Mexico (Conapo), dijo a IPS que la novedad que introduce este programa es precisamente que abandona el enfasis casi excluyente que establecian los anteriores planes para el control reproductivo.

"Los altos indices de fecundidad se registran sobre todo en zonas rurales a las que no llegan o no causan mayor efecto ni la propaganda ni los servicios de planificacion familiar, y esto ocurre no solo en Mexico sino en toda America Latina", afirmo.

"Solo el desarrollo socioeconomico armonico y justo del conjunto de la sociedad puede garantizar una moderacion del crecimiento demografico que posibilita mayores niveles de bienestar y conduce a un cambio cultural", concluyo. (FIN/IPS/emv/mj/pr/96)

 

Etiquetas / Tags

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal