ECUADOR: Indígenas buscan nueva dirigencia en medio de crisis
Últimas Noticias

ECUADOR: Indígenas buscan nueva dirigencia en medio de crisis



QUITO, 16 ene 1997 (IPS)
- La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la organización autóctona más importante del país, inició hoy un congreso extraordinario en medio de la cris más importante de su historia.

Antonio Vargas, electo como presidente de la organización en diciembre, no llegó a asumir su cargo pues diversos sectores internos alegaron "que el proceso estuvo intervenido por el gobierno", según explicó Miguel Lluco, diputado del bloque parlamentario Nuevo País-Pachakutik.

Las diferencias entre los dirigentes de la región amazónica y de la sierra se acentuaron cuando el presidente saliente José María Cabascango, apoyado por varias agrupaciones, se proclamó presidente interino desacatando la elecciíon de Vargas.

Ambos líderes cedieron a la presión de las bases y convocaron a este congreso extraordinario, del cual emergería una nueva dirigencia.

Sin embargo, este miércoles un grupo de indígenas amazónicos irrumpió con gases lacrimógenos en la sede de la Conaie en Quito con el objeto de desalojar a representantes de la sierra que se mantenían en el inmueble para asegurar que Vargas no asumiese su cargo.

Ecuador es uno de los países latinoamericanos con mayor presencia indígena.

Según cifras de la Conaie, 35 por ciento de la población ecuatoriana pertenece a una de las 10 nacionalidades indígenas.

La división de la Conaie surgió en los comicios de mayo de 1996, cuando los indígenas lanzaron un frente independiente por primera vez en la historia nacional y obtuvieron ocho curules en el Congreso unicameral y 71 cargos seccionales y locales, convirtiéndose en la cuarta fuerza electoral del país.

El movimiento Pachakutik fue encabezado por Luis Macas, uno de los principales dirigentes indígenas de la región serrana, quien desde un principio manifestó su abierta oposición a la candidatura presidencial de Abdalá Bucaram.

Otros dirigentes, de la región amazónica principalmente, como Rafael Pandam y Valerio Grefa, brindaron su apoyo a Bucaram en los comicios, desobedeciendo la determinación de la Conaie de mantenerse al margen del proceso electoral.

Pandam y Grefa están ahora al frente del Ministerio Etnico y Cultural, creado por Bucaram tras asumir la presidencia en agosto y que profundizó las divisiones dentro del sector indígena, pues se consideró como "un botín político".

La Conaie, que acaba de celebrar sus 10 años de fundación, agrupa a los 10 pueblos indígenas que habitan en territorio ecuatoriano, de los cuales siete pertenecen a la Cuenca Amazónica: ashuar, cofane, huaorani, quichua, secoya, shuar y shion.

"Las organizaciones amazónicas pugnan por mayor espacio dentro de la Conaie", pues "la dirigencia de esta organización ha sido mayoritariamente serrana a lo largo de su historia", comentó a IPS la antropóloga Natalia Wray, asesora de la Coordinadora Indígena de la Cuenca Amazónica.

Para este sector, continuó Wray, "la Conaie no debe ser el bastión del movimento Pachakutik, sino que debe subsistir el ambiente de pluralidad".

Los líderes de la sierra, por su parte alegan que los de la Amazonia están demasiado ligados al gobierbo, agregó Wray.

"El movimiento indio vive el momento más difícil desde su formación, hace más de una década, de su consejo nacional. Pero también la experiencia más interesante en su deseo por forjarse un espacio político nuevo y transparente", señaló este jueves Javier Ponce, editorialista del diario Hoy de Quito. (FIN/IPS/mg/dg/ip- pr/97)

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal