SIERRA LEONA: Vuelve polémica por mutilación genital femenina
Últimas Noticias

SIERRA LEONA: Vuelve polémica por mutilación genital femenina



FREETOWN, 18 ene 1997 (IPS)
- La circuncisión de 700 mujeres y niñas desplazadas, en un campo de refugio cerca de Freetown, volvió a abrir con dureza en Sierra Leona la discusión sobre la permanencia de esta práctica tradicional que técnicamente es llamada mutilación genital femenina.

La celebración del rito, que ocupó esta semana los informativos de los medios de comunicación, demuestra que la sociedad secreta conocida como Bondo está decidida a seguir protegiendo la vigencia de esta práctica, cuya violencia es denunciada como una violación de los derechos de la mujer.

Según informaron los medios, mujeres pertenecientes a Sociedad Bondo condujeron a esas mujeres y niñas a una ceremonia de mutilación de la que resultó que muchas de ellas debieron ser hospitalizadas.

Josephine Macauley, militante contra la circuncisión femenina, reclamó que el gobierno establezca una comisión investigadora para aclarar lo ocurrido, agregando que "no importa cuán tercas sean las que creen en esa práctica, nosotras continuaremos presionando para que sea totalmente prohibida".

El rito de la circuncisión tuvo lugar en el campo de personas desplazadas Clay Factory, en Kissy, al este de Freetown. Este campo fue creado para alojar a gente que ha debido huir de la lucha entre el gobierno y las fuerzas rebeldes.

Los informativos señalaron que la ceremonia se realizó de forma gratuita, lo que hizo que muchas mujeres llevaran a sus hijas.

Algunas versiones implicaron a la esposa del presidente Ahmad Tejan Kabbah, Patricia Kabbah, en la realización de la ceremonia, diciendo que discretamente había proporcionado apoyo logístico a la sociedad Bondo. Pero la misma primera dama desmintió los informes y afirmó que sólo había oído rumores sobre el hecho.

Alrededor de 100 niñas fueron llevadas al hospital, pero el personal sanitario se mostró renuente a comentar sobre el estado en que se encuentran. "Algunas estaban seriamente mutiladas y creo que necesitarán un tiempo considerable para sanar", dijo una de las enfermeras.

La discusión pública de esta mutilación es casi tabú en Sierra Leona, pero más de 75 por ciento de las mujeres son partidarias de ella y están agrupadas en la organización secreta llamada Sociedad Bondo.

Haja Isha Sasso, destacada defensora de la tradicional práctica, sostuvo que "el rito de la circuncisión femenina es sagrado, temido y respetado. Para nosotras es una religión".

Sasso preside el Consejo Nacional de la Organización de Mujeres Musulmanas, que recientemente organizó un seminario junto con las líderes (soweis) de la Sociedad Bondo para defender la circuncisión femenina.

También las mujeres que se oponen a la mutilación han organizado seminarios, pese a que Bondo ha amenazado con hacer la guerra a esos grupos. Un periódico ya ha conocido la furia de que es capaz esa sociedad secreta.

Indignadas soweis invadieron la redacción del diario For Di People, cuyo reportero cubrió la ceremonia de Clay Factory.

Ante la visita de una delegación de las veteranas de la Sociedad Bondo, el presidente Kabbah dijo recientemente que los medios de información "no deberían exponer a la Sociedad Secreta Bondo a la crítica, y deberían respetar a las mujeres". (FIN/IPS/tra-en/lf/pm/arl/hd-pr/97

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal