VENEZUELA: La acería Sidor pasa a manos latinoamericanas
Últimas Noticias

VENEZUELA: La acería Sidor pasa a manos latinoamericanas



CARACAS, 27 ene 1998 (IPS)
- La empresa venezolana Siderugia del Orinoco (Sidor) pasó hoy a manos de sus nuevos propietarios tras la privatización: un consorcio latinoamericano de compañías de Argentina, Brasil, México y la misma Venezuela.

"Pretendemos llevar la producción de Sidor a cinco millones de toneladas anuales en cuatro años", el doble de su nivel actual, indicó el mexicano Alejandro Elizondo, quien representó en el traspaso al Consorcio Amazonia, ganador de la licitación del 18 de diciembre.

El grupo ganador recibió este martes del gobierno la titularidad de 70 por ciento de las acciones de Sidor, la ultima gran acería latinoamericana que quedaba en manos estatales y por las que pagó de contado más de 1.202 millones de dólares.

"La transformación de Sidor comienza hoy mismo", dijo Elizondo, director general de la empresa mexicana Hylsamex.

El mayor paquete accionario del grupo Amazonia lo tienen en conjunto la empresa argentina Siderar y su filial mexicana Tamsa, que controlan 40 por ciento.

El nuevo presidente ejecutivo de Sidor es el argentino Daniel Novegil y la junta directiva será presidida por el respetado empresario venezolano Adan Celis, escogido por los nuevos operadores como "imagen de credibilidad" dentro del país.

El izquierdista partido Patria Para Todos se presentó en el acto de traspaso con un tribunal para dejar planteado jurídicamente su demanda de ilegalidad contra la venta de Sidor, aduciendo que se vulnera la seguridad y la soberanía nacional.

Pero tanto el gobierno como los nuevos propietarios descartan que prospere la iniciativa de Patria Para Todos, partido nacido del llamado "nuevo sindicalismo" que controla Sidor, que fue la empresa latinoamericana con mayor número de trabajadores -18.000- y ahora cuenta con 12.000.

El ministro de Inversiones, Alberto Poletto, dijo que "la transparencia y el éxito de la venta de Sidor han brindado el respaldo que faltaba" para agilizar la licitación del grupo de empresas de aluminio, que se produciría en marzo o abril.

Las otras empresas del Consorcio Amazonia son la mexicana Hylsamex (30 por ciento), la venezolana Sivensa (20 por ciento) y la brasileña Usiminas (10 por ciento), mientras que el español Banco Santander, con alta presencia en la región, fue su soporte financiero para la operación.

Sidor, situada 500 kilómetros al sudeste de Caracas, tiene 20 plantas donde en la actualidad produce unas 2,5 millones de toneladas de acero líquido, pero los nuevos operadores consideran que la optimización de su potencial le permitirá duplicar y diversificar la producción en el año 2002.

Además del desembolso monetario, los nuevos accionistas mayoritarios deberán pagar 636 millones de dólares de deuda externa de Sidor, en vencimientos a 15 años, invertir un mínimo de 300 millones de dólares en tres años y cancelar pasivos ambientales por otros 74 millones de dólares.

Otras obligaciones adquiridas en el contrato de compra-venta son las de garantizar por cinco años el suministro del mercado interno y no despedir en dos años a los 9.000 trabajadores sin cargos de responsabilidad.

El 30 por ciento de las acciones restantes quedó en manos de la Corporación Venezolana de Guayana, la entidad que administra las empresas básicas no petroleras en manos del Estado y concentradas en la selvática región guayanesa.

De ellas, 20 por ciento van a pasar a manos de los trabajadores de Sidor en condiciones preferenciales y el otro 10 por ciento será colocado en el mercado bursátil en pequeñas participaciones para la ciudadanía.

Gerardo Varela, director de Finanzas de Tamsa, explicó que la priviligiada situación geográfica de Sidor, sus instalaciones, la cercanía de yacimientos de hierro de alta calidad y la facilidad de acceso a los mercados fueron elementos que "hicieron para todos un negocio muy atractivo ganar la licitación".

En las cercanías de la confluencia de los ríos Orinoco y Caroní, donde se asienta Sidor, están yacimientos de hierro que garantizan la nacionalizada materia prima por más de siete siglos para la producción de acero, además de un puerto propio y un complejo hidroeléctrico con capacidad de 10.000 megavatios.

La subasta de Sidor, según cálculos de la firma de análisis de mercados estadounidense Securities Data, constituyó la cuarta mayor privatización de América Latina en los últimos cinco años.

La oferta por el total de la empresa con que el consorcio Amazonia ganó la licitación fue de 2.302 millones de dólares, 53 por ciento por encima del precio base establecido.

Las otras tres mayores privatizaciones, indicó la firma norteamericana, fueron la de la Empresa Ncional de Correos de Argentina, que reporto 3.600 millones de dólares en 1997, seguida ese mismo año por la venta de 27 por ciento de la brasileña Vale do Rio Doce, por 3.100 millones de dólares.

La tercera mayor privatización se produjo en Argentina, donde se pagaron 3.000 millones de dólares por 44 por ciento de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) en 1992. (FIN/IPS/eg/ag/if/98

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal