/REPETICION/ ARGENTINA-CHILE: Abrazo de Menem y Frei en Estrecho de Magallanes
Últimas Noticias

/REPETICION/ ARGENTINA-CHILE: Abrazo de Menem y Frei en Estrecho de Magallanes



SANTIAGO, 16 feb 1999 (IPS)
- Los presidentes Carlos Menem, de Argentina, y Eduardo Frei, de Chile, reeditaron hoy el abrazo del Estrecho de Magallanes, para inaugurar una nueva era en las relaciones entre los dos países, sin conflictos limítrofes y con transparencia en los gastos militares.

La cita de los dos mandatarios, que se produjo a las 19:00 GMT a bordo del buque insignia Blanco Encalada de la Armada chilena, rememoró el encuentro que el 15 de febrero de 1899 sostuvieron en el barco O'Higgins los entonces presidentes Julio Roca, de Argentina, y Federico Errázuriz, de Chile.

Frei definió este nuevo abrazo entre los presidentes argentino y chileno en las australes aguas del Estrecho de Magallanes como un símbolo de "la paz, la seguridad y la sana convivencia" de los dos países.

"Chilenos y argentinos tenemos un futuro compartido", subrayó Frei. "Queremos no solamente conmemorar el 'Abrazo del Estrecho' cada 100 años, sino que aspiramos a que a lo largo de toda nuestra frontera común se sigan consolidando cientos y miles de abrazos que hagan día a día realidad la hermandad entre nuestros pueblos", añadió.

Menem, quien llegó hasta la nave chilena en el destructor argentino Heroína, destacó que las dos naciones han logrado remontar problemas que se creín insuperables y puso énfasis en que las relaciones bilaterales están en su punto más alto.

La conmemoración del centenario del abrazo del Estrecho de Magallanes, tuvo como telón de fondo un fuerte viento acompañado de lloviznas y dio inicio a una nueva reunión bilateral de Menem y Frei, que se prolongará hasta este martes.

Los mandatarios suscribirán una declaración en que ratifican el compromiso de establecer un sistema de homologación de la metodología del cálculo del gasto militar de estos dos países fronterizos, que en 1978 estuvieron al borde de una guerra.

Menem y Frei inauguraron en la ciudad chilena de Punta Arenas, 2.500 kilómetros al sur de Santiago, un monumento en homaneja al cardenal italiano Antonio Samoré, representante del Papa Juan Pablo II en la mediación con que el Vaticano impidió el conflicto.

Los presidentes viajarán este martes por vía aérea a bases que ambos países mantienen en la Antártica, para finalizar más tarde su encuentro en la ciudad argentina de Ushuaia, en la ribera norte del Canal de Beagle, al sur del Estrecho de Magallanes.

En Ushuaia tendrá lugar la firma de la declaración conjunta sobre homologación del cálculo del gasto militar, ante los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa de los dos países.

En esta cita participan también los jefes de las Armadas de Argentina y Chile, almirantes Carlos Marrón y Jorge Arancibia, respectivamente.

En la elaboración del mecanismo para homologar los gastos en armamentos de las dos naciones colaboraron la Comisin Económica para América Latina y el Caribe, principal agencia regional de la Organización de las Naciones Unidas, con sede permanente en Santiago.

Con el compromiso sobre los gastos militares, Frei y Menem quieren dar una señal categórica sobre su propósito de poner fin a los conflictos limítrofes entre los dos países que comparten una frontera de casi 5.000 kilómetros.

En diciembre último los presidentes suscribieron en Buenos Aires el nuevo acuerdo de partición de Campos de Hielo Sur (o Hielos Continentales), un gigantesco glaciar austral, donde se sitúa el único diferendo territorial pendiente de solución.

El acuerdo, que dejar en manos de una comisión mixta de peritos la delimitación de Campos de Hielo, será votado en marzo por el Senado chileno.

Ushuaia es la ciudad argentina más cercana a los islotes Lennox, Picton y Nueva, en el Canal de Beagle, reivindicados secularmente por ambos países y que se constituyeron en el motivo central de la tensión bélica en 1978.

La mediación papal a través del cardenal Samoré evitó el conflicto, al garantizar la soberanía chilena sobre los islotes y asegurar a Argentina su dominio sobre el límite del Atlántico, con el control de la entrada oriental del Beagle.

En 1985, el dictador chileno Augusto Pinochet y el presidente argentino Raúl Alfonsn firmaron un Tratado de Paz y Amistad promovido por el Vaticano, que dio inicio a la normalización de las relaciones bilaterales.

El proceso adquirió celeridad con la restauración de la democracia en Chile en 1990, especialmente con el encuentro que en agosto de 1991 sostuvieron en Buenos Aires el entonces mandatario chileno, Patricio Aylwin, y Menem.

Allí se firmaron acuerdos que pusieron fin a 22 de los 24 conflictos limítrofes de las dos naciones, acordándose un arbitraje internacional que en 1994 zanjó a favor de Argentina el diferendo por el territorio de Laguna del Desierto.

El último litigio, sobre Campos de Hielo Sur, fue objeto de un primer acuerdo de división del glaciar que finalmente fue desechado por los dos países y obligó a negociar el nuevo convenio firmado en diciembre. (FIN/IPS/ggr/dm/ip/99

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal