PANAMA: Desaparece casi la mitad de los partidos políticos
Últimas Noticias

PANAMA: Desaparece casi la mitad de los partidos políticos



PANAMA, 12 may 1999 (IPS)
- La desaparición legal de cinco de los 12 partidos de Panamá que participaron de las elecciones del día 2, al no obtener la cuota mínima de votos exigida por la ley, aumentó la tendencia al bipartidismo en este país.

El actual gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD) y el opositor Partido Arnulfista (PA) lograron reunir en conjunto 60 por ciento del total de unos 1,3 millones de votos emitidos.

Mireya Moscoso, del PA, fue elegida presidenta del país, para la cual era postulada por la alianza "Unión por Panamá".

El resto del electorado se distribuyó entre los otros 10 partidos, dos de los cuales obtuvieron cada uno 11 por ciento del total de votos válidos, otros dos apenas superaron el piso de cinco por ciento que exige el Tribunal Electoral para subsistir, y los cinco restantes no lograron sobrevivir.

Entre estos últimos se encuentra el centroizquierdista Movimiento "Papa Egoró", del cantante y actor Rubén Blades, que en los comicios de 1994 se convirtió en la sorpresa electoral al llegar en tercer lugar con 18 por ciento de los votos emitidos.

Blades, visiblemente contrariado por el resultado de las elecciones, afirmó que asume "toda la responsabilidad" por el fracaso de su partido.

Papa Egoró no presentó esta vez candidatos propios a la presidencia y se integró a la alianza "Nueva Nación", conformada por el PRD, el Partido Liberal Nacional y el Partido Solidaridad, que postulaba al joven economista Martín Torrijos, quien alcanzó el segundo lugar.

A pesar que Papa Egoró aportó 20.000 votos a Nueva Nación, no logró retener ninguna de las seis bancas que ocupa actualmente en el parlamento. "Estamos en problemas hora mismo", señaló Blades al evaluar el futuro de su partido.

Pero Papa Egoró no fue el único barco que se hundió en el mar electoral del día 2.

El tradicional Partido Liberal Auténtico, que integra la alianza "Acción Opositora" del banquero Alberto Vallarino, quien se ubicó en tercer lugar, apenas alcanzó 1,97 de los votos emitidos y también desapareció como partido legal.

Otros que desaparecieron fueron los partidos Renovación Civilista y Nacionalista Popular, que acompañaban la candidatura de Vallarino, así como el Movimiento de Renovación Nacional integrante de la ganadora Unión por Panamá.

El vicepresidente del Partido Nacionalista Popular, Hernán Rubio, afirmó que "en las elecciones quedó demostrado que los votantes no quieren los pequeños partidos, sino las grandes organizaciones como el PRD y PA".

Sin embargo, el analista político y ex canciller Carlos López Guevara, consideró que el fracaso de los pequeños partidos no se debe a su tamaño, sino "a su falta de sustento ideológico".

A su juicio, esos partidos "tienen que transformarse en agrupaciones ideológicas con programas bien definidos para que vuelvan a tener la oportunidad de subsistir en el futuro".

Una posición similar sostiene la presidenta de Renovación Civilista, Sandra Escorcia, quien señaló que el futuro de su partido "es un tanto incierto", pese a que, a diferencia de Papa Egoró, logró retener dos de las tres bancas que hoy tiene en el parlamento.

Las opciones de Renovación Civilista son volver a legalizar el partido, para lo cual tiene que inscribir más de 60.000 adherentes en los libros del Tribunal Electoral, o "refundar el partido junto a otras organizaciones bajo una nueva doctrina, que puede ser la social cristiana", subrayó Escorcia.

En efecto, el secretario general del Partido Democrata Cristiano (PDC), José Domingo Torres, dijo que su organización y otros partidos miembros de la alianza Acción Opositora planean fundar un nuevo partido "de alternativa" al PRD y al PA.

Dicho partido, que según Torres podría llamarse Partido Popular o Partido Popular Social Cristiano, se formaría con el Nacionalista Popular, el Liberal Auténtico, Renovación Civilista, el PDC y un grupo de disidentes del PRD, lidereado por el ex ministro de agricultura, Alfredo Oranges.

Torres afirmó que el objetivo principal de la eventual agrupación política sería "la ruptura del bipartidismo que actualmente predomina en el país".

Pero una encuesta publicada antes de las elecciones por el no gubernamental Centro de Estudios Políticos de Panamá, reveló que 60 por ciento del electorado no está afiliado ni cree en los partidos políticos. (FIN/IPS/sh/dm/ip/99

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal