/BOLETIN-DD HH/ AFRICA: Escritoras unidas contra censura de género
Últimas Noticias

/BOLETIN-DD HH/ AFRICA: Escritoras unidas contra censura de género



HARARE, 8 ago 1999 (IPS)
- El programa africano de la red de mujeres contra la censura de género fue lanzado en la Feria Internacional del Libro de Zimbabwe que se realizó esta semana en Harare.

La feria fue organizada por la Organización Mundial de Mujeres por los Derechos, la Literatura y el Desarrollo (WORLD), una red de escritoras de América, Europa y Asia.

Fundada en 1994, WORLD dirige una campaña internacional por el derecho de la mujer a la libre expresión, que incluye el acceso a la educación, a recursos para publicar y a los medios de comunicación.

La organización defiende a las escritoras que son atacadas, investiga las distintas formas de censura contra los textos escritos por mujeres y apoya el desarrollo de medios de comunicación autónomos dirigidos por mujeres.

Una de las conclusiones de un taller realizado en la Feria del Libro fue que la censura de las voces femeninas no comienza cuando el Estado o la derecha religiosa fundamentalista prohíben sus libros, sino mucho antes.

Patricia McFadden, escritora feminista residente en Zimbabwe, describió la censura como el producto secundario de la masculinización del pensamiento y de la construcción de las nociones femeninas del propio ser y la identidad.

"La censura es un mecanismo de vigilancia para controlar la capacidad de la mujer para moverse, vestirse, actuar, escribir y pensar, o dejar de actuar, dejar de escribir, dejar de pensar", dijo.

McFadden, ciudadana de Swazilandia, es una socióloga conocida por sus textos feministas radicales. Las autoridades de Zimbabwe la deportaron en 1997, como consecuencia de una batalla por los recursos para el Centro de Estudios Feministas del cual era una de las directoras.

McFadden dijo que fue acusada de ser lesbiana y de ser una amenaza para el movimiento de la mujer en Zimbabwe. Al renunciar al centro, recuperó su permiso de trabajo que vence a fines de este año.

La escritora Ama Ata Aidoo, de Ghana, comparte la opinión de McFadden y describió la censura contra las escritoras africanas como "la combinación de nuestra socialización con políticas educativas conservadoras, salpicada con los comentarios negativos de nuestros compañeros varones, y las opiniones negativas de los editores sobre los textos escritos por mujeres".

Además, la volatilidad política de Africa y la sensibilidad de los líderes políticos conspiran para que las escritoras eviten ciertos temas, comentó. "Es terrible la manera en que evitamos tocar temas delicados", dijo.

El programa africano implica el desarrollo de sociedades con grupos de escritoras existentes para crear una red de lucha contra la censura basada en el género.

En 1998, un grupo de escritoras creó la Red de Escritoras Latinoamericanas (Relat), que el mes pasado realizó en Lima su primera conferencia para discutir su documento analítico sobre la situación de las autoras en América Latina.

La sede de WORLD en Europa está en el Centro de Documentación de las Mujeres, en Bologna, Italia.

Sus objetivos se concentran en "el Sur dentro del Norte" en Europa, es decir en las escritoras de grupos minoritarios de inmigrantes y perseguidos, y de áreas de conflicto como la ex Yugoslavia, Kosovo y Chechenia, y cómo las afectan las políticas nacionalistas.

Uno de sus proyectos es una historia oral de las mujeres albanesas.

Ritu Menon, coordinadora de WORLD en el sur de Asia, que también es fundadora del periódico de mujeres más antiguo de India, Kali for Women, afirmó que la tolerancia de la región decayó.

"Las reacciones violentas de la derecha religiosa, ya sea hindú o musulmana, nos hace recapacitar antes de publicar algo que pudiera enfurecer a los fanáticos", dijo.

La quema de libros y las amenazas de muerte son públicas, pero hay una forma más insidiosa de censura que comienza en la familia, dijo Menon.

En todos los talleres con escritoras realizados por Kali for Women, las participantes afirmaron que es casi imposible escribir sobre la violencia doméstica. "El matrimonio es el principal obstáculo para las autoras", dijo Menon.

El programa del sur de Asia incluye una encuesta a escritoras para saber las formas de censura de género que experimentan y un análisis de sus trabajos que fueron censurados o atacados.

La escritora y activista feminista Meredith Tax explicó que el programa de Estados Unidos creó la iniciativa "Voces de los sin voz" con el Hunter College de Nueva York, un taller de literatura para alumnas que viven de la asistencia social.

Tax explicó que en Estados Unidos la censura de género surge de la campaña conservadora contra el feminismo, que asustó a los editores e influyó sobre los medios.

Los políticos conservadores atacaron los programas de estudios para mujeres en las universidades públicas, y los gobernadores conservadores nombraron administradores que se oponen al feminismo, la educación sexual y la libertad académica.

El taller recalcó la importancia de crear redes de escritoras en todo el mundo y de utilizar el correo electrónico e Internet para combatir la censura.

"Algunas veces las mujeres de una región pueden decir lo que las mujeres de otra no pueden, y debemos apoyarnos unas a otras", dijo Tax.

Aunque el escritor británico Salman Rushdie es el caso más famoso de un escritor amenazado, muchas escritoras fueron censuradas, forzadas al exilio, amenazadas de muerte y sus libros fueron prohibidos. Pero generalmente sus casos son menos difundidos o se toman menos en serio que los de los hombres.

WORLD defendió a escritoras perseguidas, como Taslima Nasrin, de Bangladesh, Gertrude Fester y Miriam Tlali, de Sudáfrica, Aicha Lemsine y Khalida Messaoudi, de Argelia, Svetlana Alexievich, de Belarús, Rosemary Keefe Curb, de Estados Unidos, Fahmida Riaz, de Pakistán, y Elena Potiguara, de Brasil. (FIN/IPS/tra- en/ms/mn/at/aq/hd/99

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal