TAILANDIA: Oposición logra primera mayoría parlamentaria absoluta
Últimas Noticias

TAILANDIA: Oposición logra primera mayoría parlamentaria absoluta



BANGKOK, 8 ene 2001 (IPS)
- El primer ministro de Tailandia, Chuan Leekpai, admitió hoy su derrota en las elecciones del sábado frente al partido opositor Thai Rak Thai, que logró la primera mayoría parlamentaria absoluta de la historia nacional.

Thai Rak Thai (Los tailandeses aman a los tailandeses) fue fundado hace apenas dos años y su líder es el magnate de las telecomunicaciones Thaksin Shinawatra, quien casi con seguridad será el próximo primer ministro.

Los analistas atribuyen la victoria de la oposición al cansancio popular del actual gobierno, en especial por la lenta recuperación de la crisis económica estallada en 1997, que repercutió en todo el sudeste asiático y más allá.

Las elecciones del sábado 6 fueron las primeras celebradas bajo la nueva Constitución de 1997, que puso a este país en el camino de la democracia.

También fue la primera vez que los comicios estuvieron supervisados por un organismo electoral independiente, con amplios poderes para controlar eventuales fraudes.

Tailandia ha estado bajo dictadura militar o gobiernos respaldados por el ejército la mayor parte de las siete décadas transcurridas desde que pasó de ser una monarquía absoluta a una constitucional, en 1932. Desde entonces, se produjeron más de 15 golpes de Estado o intentos golpistas.

Ahora, los ciudadanos tailandeses han cambiado su actitud electoral y desean el cambio, observaron analistas.

“Thai Rak Thai ganó porque todos los sectores de nuestra sociedad precisan algún cambio”, afirmó el profesor Sompop Manarangsan, del departamento de economía de la Universidad de Chulalongkorn.

“La clase media estaba insatisfecha por los problemas económicos que no resolvió este gobierno, y el grupo de menores ingresos, en especial los pequeños agricultores, se sintieron atraídos por las políticas de Thai Rak Thai”, agregó.

Cerca de 70 por ciento de los votantes tailandeses concurrieron a las urnas el sábado para elegir un nuevo gobierno, esta vez en medio de mayores esfuerzos para garantizar elecciones limpias.

La compra de votos, habitual en los comicios anteriores, se volvió esta vez más difícil, y como resultado, las familias influyentes que dominaron la política tailandesa durante décadas perdieron las elecciones por primera vez.

Según encuestas a boca de urna, Thai Rak Thai obtuvo más de 250 de los 500 escaños del parlamento.

El gobernante Partido Democrático, encabezado por Chuan, obtuvo menos de la mitad de los escaños ganados por Thai Rak Thai, en la mayor derrota jamás sufrida por el partido más antiguo de Tailandia.

El hecho de que Thai Rak Thai haya ganado aparentemente la mayoría absoluta también cambiará la cultura tailandesa de la política partidaria.

Thai Rak Thai cuenta con los votos necesarios para formar un nuevo gobierno, reduciendo así el poder negociador de los partidos pequeños y medianos.

Dado que en el pasado ningún partido pudo obtener la mayoría parlamentaria por sí mismo, la formación de un gobierno estable generalmente dependía del acuerdo con esos agrupaciones pequeñas o medianas, en base a negociaciones sobre cargos en el gabinete.

Aunque Thaksin anunció que algunos partidos se incorporarían a su gobierno, dejó claro que su capacidad de negociar ministerios es muy limitada.

La insatisfacción con la gestión de gobierno de los demócratas, en particular en lo económico, y la obligatoriedad del voto en virtud de la nueva Constitución, también marcaron tendencias diferentes en los últimos comicios.

Muchos analistas sostienen que esta vez los partidos trataron de basar sus campañas en determinadas políticas, y no en críticas, como en el pasado.

La victoria de Thai Rak Thai revela la demanda de nuevas políticas, según el politólogo Sukhum Nualsakul. “La gente vota por principios y no por individuos, como lo hacía antes”, dijo.

Los tailandeses “dejaron claro que votaron por todo un gobierno, y no por una persona, por eso muchos novatos triunfaron sobre antiguos candidatos. También explica la derrota de muchas figuras influyentes”, señaló Nualsakul.

Sin embargo, Thaksin tiene muchos detractores que critican su condición de magnate y la forma en que utilizó sus recursos para hacer que muchos parlamentarios se pasaran a su partido antes de las elecciones.

Los críticos de Thaksin también consideraron desmesuradas y demagógicas sus promesas de enriquecimiento rápido y de ayuda a los agricultores endeudados.

“Los pequeños agricultores ya hablan sobre la moratoria de la deuda” de tres años prometida por Thak Rai Thai, señaló Chaipan Prapasawat, asesor de la organización no gubernamental Foro de los Pobres.

“El nuevo gobierno tendrá que demostrar algún resultado en un plazo de tres meses”, añadió.

Inteligencia Estratégica, un grupo de investigaciones económicas con sede en Singapur, sostuvo que la financiación de los proyectos agrícolas prometidos por Thaksin no será fácil, porque Tailandia está agobiada por enormes deudas públicas.

Pero Thaksin defendió su política diciendo que el dinero necesario para la moratoria de la deuda agrícola no es mucho comparado con los miles de millones de dólares que el actual gobierno gastó en su paquete de rescate a instituciones financieras.

Si Thaksin se transformará en primer ministro o no depende de un veredicto del Tribunal Constitucional, que determinará en última instancia si es culpable de haber ocultado algunas propiedades en su declaración de bienes cuando era miembro de un gobierno anterior, como lo determinó un tribunal en diciembre. (FIN/IPS/tra-en/pd/js/mlm/ip/01

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal