INDONESIA: Musulmanas impugnan interpretación machista del Islam
Últimas Noticias

INDONESIA: Musulmanas impugnan interpretación machista del Islam



YOGJAKARTA, 3 ene 2002 (IPS)
- La invocación del Islam para discriminar a las mujeres indonesias está en debate tras la publicación de un libro de 10 activistas y académicos, incluyendo a la esposa del líder religioso y ex presidente Abdurrahman Wahid.

Sinta Nuriyah Wahid dijo una vez que los musulmanes del país reconocían a las mujeres casadas derechos y responsabilidades menores que los de personas en las peores condiciones imaginables de esclavitud.

El libro, escrito por mujeres y hombres, desafía la interpretación del Islam en relación con la condición de las esposas que ha predominado durante más de un siglo en Indonesia, la nación musulmana más poblada del mundo.

Tal interpretación se basa en un capítulo de los llamados Kitab Kuning (Libros Amarillos, porque sus originales fueron escritos en páginas de ese color), empleados como base de las enseñanzas islámicas sobre todos los aspectos de la vida.

Ese capítulo, titulado “Uqud al lujjaynl'” (Contrato de las parejas), fue escrito por el imán An-Nawamy (1813-1893) y se basa en tradiciones sobre dichos y obras de Mahoma, pero Nuriyah y los demás integrantes del Foro de Estudios de los Libros Amarillos sostienen que la interpretación de Nawamy fue incorrecta.

El Foro publicó en noviembre el libro “Wajah baru relasi suami- istri” (El nuevo rostro de las relaciones entre marido y esposa), de 206 páginas y basado según Nuriyah en casi cuatro años de trabajo en equipo de los autores.

Entre las tesis de Nawamy que son rechazadas están las de que las esposas no tienen derecho a pedir el divorcio, ni a rehusarse cuando sus maridos les piden mantener relaciones sexuales.

“Los Libros Amarillos son tan sagrados como el Corán para la mayoría de los indonesios, y nunca habían recibido críticas importantes”, comentó la activista Wahid Hasyim, de la organización no gubernamental Rifka Annisa (Centro de Crisis de las Mujeres), con sede en Yogyakarta, unos 300 kilómetros al sudeste de Yakarta.

Sin embargo, los dichos y obras de Mahoma en los cuales se basan los Libros Amarillos fueron recopilados por numerosos académicos islámicos, a partir de tradiciones orales, y algunos resultados de ese trabajo histórico son cuestionables, indicó Wahid, integrante de un grupo de estudio de esa obra.

“¿Cómo se puede asegurar que la interpretación es por completo correcta, si algunas de sus fuentes no son del todo confiables?”, preguntó.

Parte del problema de fondo es que los Libros Amarillos fueron escritos en árabe, y muchas personas tienen dificultades para leerlos y comprenderlos por sí mismas, debido a que las traducciones al indonesio no han tenido suficiente difusión, explicó.

Eso afecta en especial a las mujeres, que siempre han tenido menos oportunidades de estudiar el Islam que los hombres, aunque ninguna norma musulmana les impide hacerlo, indicó.

La interpretación del Islam es monopolizada a menudo por un grupo de personas que dominan el idioma árabe, cuyas opiniones son aceptadas sin discusión por muchos, comentó.

“Cuando pedimos explicaciones, muchas veces se nos contesta: 'No pregunten, es la religión'”, añadió.

En ese contexto, discutir las interpretaciones tradicionales de los Libros Amarillos requiere gran conocimiento del Islam, pero Wahid afirmó que las mujeres avanzan cada vez más en el estudio y la expresión pública de sus puntos de vista.

Nuriyah, activista por cuestiones de género y dedicada en especial a combatir la violencia contra la mujer, es un ejemplo de esa tendencia, ya que cuenta con una sólida formación en el estudio del Islam.

Esa formación incluyó su graduación en la Facultad de Ley Islámica del Instituto Religioso Islámico Estatal de Yogyakarta y estudios superiores sobre la condición de la mujer en la Universidad de Indonesia.

“En el pasado, algunas mujeres adquirieron conocimientos islámicos equivalentes a los de cualquier académico, pero cuando se casaron con otros especialistas, sólo pudieron desempeñarse como sus asistentes. Es bueno que eso haya empezado a cambiar”, como en el caso de Nuriyah, dijo a IPS Wahid.

Pero aún “es muy raro que alguien se atreva a escribir un libro destinado a afrontar gran oposición del público”, como el del Foro de Estudios de los Libros Amarillos, dijo Musdah Mulia, presidenta del Instituto de Estudios de Religión y Género, con sede en Yakarta, al diario Yakarta Post, que se edita en inglés.

De todos modos, medios de comunicación locales han informado sobre reacciones positivas ante ese libro, incluyendo a las de académicos islámicos.

Mustofa Bistri, un famoso predicar musulmán, comentó que “El nuevo rostro de las relaciones entre marido y esposa” es una forma civilizada de expresar desacuerdo con puntos de vista de un gran académico como An-Nawamy, y admitió que otros académicos comparten ese desacuerdo.

“Contrato de las parejas” no es una referencia básica para los actuales estudiantes del Islam, a diferencia de otras partes de los Libros Amarillos, destacó.

“Todo libro es producto de un contexto cultural histórico. Por lo tanto, es necesario reinterpretar” las obras tradicionales, afirmó el académico Ulil Abshar, de Nahdlatul Ulama, la mayor organización musulmana del país, que cuenta con unos 40 millones de afiliados, entre ellos Addurrahman Wahid.

Es discutible la autenticidad de unas 60 de las opiniones atribuidas a Mahoma que citó An-Nawamy en “Contrato de las parejas”, apuntó.

“El nuevo rostro de las relaciones entre marido y esposa” es un “trabajo monumental” y corrije percepciones derivadas de manuscritos tradicionales de grandes académicos, que en la actualidad muchas autoridades religiosas no se atreven a criticar”, agregó. (FIN/IPS/tra-eng/pd/js/mp/cr hd/02

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal