CUBA: Carter se reúne con disidentes
Últimas Noticias

CUBA: Carter se reúne con disidentes

LA HABANA, 13 may 2002 (IPS) - El ex presidente estadounidense Jimmy Carter mantuvo este lunes en Cuba la primera de las entrevistas con opositores prevista en la visita que realiza al país por invitación de Fidel Castro.

Carter se reunió con el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, y con Osvaldo Payá, dirigente del opositor Movimiento Cristiano Liberación.

Sánchez y Payá son dos de los más conocidos miembros de la disidencia interna y, aunque tolerados, son calificados por el gobierno de ”mercenarios” y ”asalariados” de Washington.

Sin embargo, el presidente Castro dio este domingo una particular muestra de moderación ante el programado encuentro de los opositores con Carter.

”Tendrá acceso libre a cuanto lugar desee ver, y en nada nos sentiremos ofendidos por cualquier contacto que desee hacer, incluso con aquellos que no comparten nuestras luchas”, dijo Castro al recibir a su huesped en el aeropuerto internacional de La Habana.

Carter, presidente de Estados Unidos entre 1977 y 1981, conversó con Sánchez y Payá acerca del llamado Proyecto Varela, una iniciativa presentada el viernes en la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento) y que busca cambios en el sistema socialista por la vía constitucional.

La entrevista de alrededor de una hora se realizó en el Hotel Santa Isabel, donde se aloja el ex mandatario estadounidense y que está ubicado en el casco histórico de la capital.

Al término de la reunión, Sánchez y Payá, principal promotor del Proyecto Varela, dijeron que Carter está ”detalladamente” en conocimiento de la propuesta.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, señaló a la prensa el domingo que el Proyecto Varela es un producto ”importado” del cual se han ocupado con ”total entrega” el Departamento de Estado de Estados Unidos y la Oficina de Intereses de ese país en Cuba.

Pérez Roque se entrevistó el domingo por la tarde con el ex mandatario estadounidense, tras lo cual destacó el ”amplio y respetuoso” intercambio realizado sobre asuntos de interés común.

”Compartimos la aspiración común de que algún día puedan ser normalizadas las relaciones entre Estados Unidos y Cuba”, dijo el canciller, luego de precisar que ese asunto figuró entre las cuestiones principales del encuentro.

Los lazos diplomáticos entre los países fueron interrumpidos en 1961, pero durante el gobierno de Carter se abrieron las oficinas de Intereses en Washington y La Habana, que han asegurado hasta ahora los servicios consulares y una cierta comunicación bilateral.

Payá y otros disidentes entregaron el proyecto de ley Varela a las autoridades el viernes, respaldado por la firma de más de 11.000 ciudadanos, según informaron los propios promotores.

Los disidentes cumplieron con lo establecido en el artículo 88 de la Constitución, que permite la presentación directa de proyectos de ley si es apoyado por la firma de ”10.000 ciudadanos cubanos, por lo menos, que tengan la condición de electores”.

La iniciativa solicita la convocatoria de la ciudadanía a las urnas para pronunciarse sobre libertad de expresión y asociación, una nueva ley electoral, comicios generales y amnistía de presos políticos.

Su amplia divulgación en medios de prensa extranjeros contrasta con la omisión del periodismo estatal cubano, que sólo ha brindado atención al asunto a partir de las escasas referencias oficiales.

Sánchez, interlocutor frecuente de personalidades y delegaciones extranjeras que visitan Cuba, comentó que Carter tiene previsto reunirse este jueves con entre 15 y 20 opositores más.

Carter fue recibido el domingo por Castro, vestido con un sobrio traje gris oscuro y en el marco de una ceremonia reservada sólo para visitantes especiales, al igual que en sus encuentros oficiales de 1998 con el papa Juan Pablo II.

En el acto, que fue trasmitido en directo por la televisión estatal, Castro ofreció a su huésped ”acceso libre y total, con personal especializado que usted escoja”, a cualquier centro de investigación científica del país.

Así, Carter visitó este lunes el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), blanco, junto con otros, de las acusaciones del gobierno estadounidense de George W. Bush de producir armas bacteriológicas.

El ex mandatario estadounidense se interesó especialmente por conocer si los acuerdos de transferencia de tecnología suscritos por Cuba con numerosos países incluyen cláusulas que impidan el posible uso para fines distintos a los acordados.

Juan Herrera, director del CIGB, dio al respecto seguridades de que todo convenio implica que cualquier cambio tiene que ser consultado con Cuba.

El gobierno de Bush indicó que Cuba estaría proporcionando tecnología que podía ser utilizada por Irán y Libia para la fabricación de armas biológicas.

Al respecto, Carter señaló que sus conversaciones con la comunidad científica cubana le permiten concluir que Cuba no tiene ningún tipo de relación con Libia.

En tanto, el acuerdo con Irán para la fabricación de la vacuna contra la hepatitis B está solo en fase inicial.

”Espero que cualquier persona que crea que tenga evidencias sobre este tipo de acusaciones” aproveche la oferta del presidente Castro para venir a comprobarlo, comentó Carter.

Refirió, así mismo, que dentro de los preparativos de su visita a Cuba, mantuvo varias reuniones informativas con autoridades de su país sobre las posibles actividades bioterroristas de la isla.

”Pero no hubo ningún tipo de alegato ni acusación que pudiera sustentar este tipo de acusaciones”, recalcó.

Según datos oficiales, la isla ha firmado hasta el momento acuerdos de transferencia de tecnología con México, Brasil, Venezuela, India, China, Brasil, Egipto, Malasia, Rusia, Sudáfrica, Túnez, Argelia, Gran Bretaña y Bélgica.

En tanto, se negocian convenios con Holanda, España, Vietnam, Ucrania, Alemania y Estados Unidos.

”Mi esperanza es que en el futuro pueda existir una colaboración científica y médica mucho más cercana entre el personal de Cuba y el personal de mi propio país, los Estados Unidos”, afirmó Carter.

En su segundo día de estancia en La Habana, que se prolongará hasta el viernes próximo, el ex gobernante estadounidense visitó además la Escuela Latinoamericana de Medicina y un centro de formación para trabajadores sociales. (FIN/IPS/pg/dm/ip/02

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal