MEXICO: Espíritu Santo a la conquista del ecoturismo mundial
Ambiente, América Latina y el Caribe, Desarrollo y ayuda, Tierramérica, Últimas Noticias

MEXICO: Espíritu Santo a la conquista del ecoturismo mundial

MEXICO, 25 feb 2003 (IPS) - Asociaciones civiles impulsan el rescate y conservación de la isla mexicana de Espíritu Santo, al sur del noroccidental golfo de California, con el fin de catapultar al país al primer plano del turismo mundial de naturaleza.

El pago a 36 antiguos propietarios de 9.500 hectáreas en esa isla, en una expropiación concertada realizada con aporte de donantes privados, crea condiciones para ese proyecto.

Espíritu Santo es la mayor de un grupo de 900 islas e islotes del mismo nombre, declaradas área natural protegida en 1978 y a las cuales el extinto oceanógrafo francés Jacques Cousteau llamó ”el acuario del mundo”.

El complejo insular Espíritu Santo fue reconocido como reserva de biosfera en 1995. Según datos oficiales, la región es asiento de más de mil especies vegetales y animales, 64 de las cuales cuentan con algún grado de protección oficial.

El archipiélago alberga a 11 especies que sólo existen en ese lugar, y a una colonia reproductiva de unos 300 lobos marinos.

Esas características ”determinan la vocación natural de Espíritu Santo para erigirse en centro de atracción de viajeros procedentes de todo el mundo que estén preocupados por no dañar el medio ambiente”, dijo a Tierramérica Rodolfo Ogarrio, director de la Fundación Mexicana para la Educación Ambiental (FMEA).

Ese grupo conservacionista y otras asociaciones mexicanas y estadounidenses reunieron un fondo de dos millones de dólares con el doble objetivo de disfrutar y proteger Espíritu Santo, señaló.

El plan de preservar la naturaleza en su forma más virgen, en un sitio hasta ahora escasamente poblado, pretende incorporar a México al selecto grupo de países que han logrado desarrollar gran infraestructura y organización en el área del ecoturismo, explicó el ambientalista.

Ogarrio incluye en esa nómina a Argentina por la austral Patagonia, a Ecuador por las islas Galápagos, a unos 1.000 kilómetros de su costa sobre el Pacífico, al noroccidental estado estadounidense de Alaska, que posee áreas inexploradas, y a Costa Rica, donde el turismo es una parte vital de la economía.

En Costa Rica, el turismo ecológico es el sector industrial con más rápido crecimiento, de 10 a 30 por ciento anual, y la principal fuente de ingresos de divisas.

En Espíritu Santo viven mamíferos marinos, cetáceos, reptiles y aves. La preservación de su ecosistema típico implica afrontar modificaciones causadas por la introducción de otras especies, entre ellas ratas, cabras y gatos, así como problemas causados por la intensa actividad pesquera.

En 1997, la construcción de ocho cabañas en la isla por parte de pequeños propietarios, en el marco del régimen comunitario de propiedad ejidal único en la zona, fue el detonante que movió a grupos conservacionistas a crear un fondo para transferir 36 parcelas a manos del Estado mexicano.

Tras cinco años de negociación con los ex propietarios, por primera vez donantes privados contribuyeron para poner bajo tutela estatal un área natural vulnerable.

El 23 de este mes, los ex propietarios fueron indemnizados en una ceremonia encabezada por el presidente Vicente Fox.

El proyecto de rescate y conservación de la isla está en la etapa de reforzar ”métodos de manejo que garanticen un uso respetuoso de recursos naturales tan frágiles”, indicó Ogarrio.

La estatal Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas admitió que sólo 20 por ciento de la tierra señalada para la conservación en México pertenece al Estado, lo cual dificulta sus tareas.

Estudios científicos y técnicos serán la base de un reglamento que fije condiciones para realizar actividades turísticas sin alteraciones indeseadas del ambiente.

La regulación y control del turismo incluirá un código de ética y prácticas ambientales, y ya se instala señalización de recorridos respetuosos del área, destacó el director de la FMEA.

La aplicación de esos instrumentos permitirá aprovechar el extraordinario potencial de Espíritu Santo para convertirse en un modelo mundial de turismo de desarrollo sustentable, aseguró Ogarrio.

Hace algunos años que la isla ofrece recorridos para apreciar la belleza del lugar y su riqueza biológica, además de áreas para acampar y diversas actividades acuáticas, a turistas hospedados en la cercana ciudad de La Paz, capital del estado de Baja California Sur.

En los planes de conservación de uno de los ecosistemas más intactos de la zona participan también los grupos locales Conservación del Territorio Insular Mexicano y Agrupación Sierra Madre, así como los estadounidenses The Nature Conservancy y Wildlife Foundation.

* Publicado originalmente el 22 de febrero por la red latinoamericana de Tierramérica. (

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal