AMBIENTE-CHILE: Pascua Lama sí, pero no tocar glaciares
Ambiente, América Latina y el Caribe, Asia-Pacífico, Economía y comercio, Sociedad Civil, Últimas Noticias

AMBIENTE-CHILE: Pascua Lama sí, pero no tocar glaciares

SANTIAGO, 15 feb 2006 (IPS) - La Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la región chilena de Atacama aprobó en forma unánime la explotación aurífera de Pascua Lama, en la frontera con Argentina, pero prohibió a la corporación canadiense Barrick Gold remover los tres glaciares cercanos al yacimiento.

La Corema exigió también a la compañía la protección de la flora y fauna de la zona y el tratamiento de los residuos que verterá el yacimiento, con el fin de que la calidad de vida de los habitantes del Valle del Huasco, en su mayoría agricultores, no se vea afectada por la explotación minera.

Pascua Lama, propiedad de Barrick Gold Corporation, es una de las fuentes de oro intocadas más grandes del mundo, ya que posee reservas de 17,5 millones de onzas (600.000 toneladas). La construcción de la mina a cielo abierto requiere una inversión de 1.500 millones de dólares.

En Chile, el yacimiento está emplazado 150 kilómetros al sudeste de la ciudad de Vallenar, en la tercera región de Atacama, y en Argentina, 300 kilómetros al noroccidente de San Juan, capital de la occidental provincia homónima.

"Nos llama la atención que la votación haya sido unánime, sin votos en contra. Esto nos hace pensar que la decisión fue tomada con anterioridad y que no sirvió de nada la exposición que hicimos ante la Corema, explicando las nefastas consecuencias que va a tener el proyecto", dijo a IPS César López, miembro del civil Consejo de Defensa del Valle del Huasco.


El intendente de la tercera región, Rodrigo Rojas, quien preside la Corema, destacó la transparencia con que se adoptó la determinación, lo que a su juicio "refleja el adecuado funcionamiento que ha tenido la institucionalidad ambiental".

Luego de que Rojas dio a conocer este miércoles la resolución tomada en la norteña ciudad de Copiapó, un centenar de personas manifestó su descontento.

Los 19 miembros de la Comisión empezaron a deliberar el martes, permitiendo que todas las partes involucradas dieran a conocer su opinión acerca de la explotación de este yacimiento ubicado en la cordillera de los Andes, a 4.600 metros sobre el nivel del mar.

"Era una decisión que se podía prever, porque desde el principio el gobierno había dado señales de su beneplácito al proyecto y su desinterés hacia la oposición de los habitantes de la zona del Huasco", comentó a IPS Antonia Fortt, ingeniera ambiental de la organización no gubernamental Oceana.

El proyecto Pascua Lama es cuestionado mundialmente por su intención de remover tres glaciares que alimentan varios sistemas de regadío para 70.000 pequeños productores agrícolas del valle del Huasco, 660 kilómetros al norte de Santiago.

"El proyecto aurífero provocará severos daños en el ecosistema local, puesto que contaminará las aguas superficiales del río Huasco y las aguas subterráneas", afirmó Fortt, quien también pronostica la inevitable contaminación del valle con los productos químicos utilizados en la minería del oro, como el cianuro y el mercurio.

"No nos gusta que se haya aprobado el proyecto por las implicancias que tiene para la calidad de vida de los habitantes del Valle del Huasco, una zona semiárida que depende absolutamente de los recursos hídricos provenientes de la cordillera", coincidió Bernardo Reyes, profesional del Instituto de Ecología Política.

No obstante, Reyes comentó a IPS que valoraba que las autoridades hubieran considerado la no intervención de los glaciares Toro I, Toro II y Esperanza, en consecuencia con los compromisos asumidos por la presidenta electa Michelle Bachelet durante su campaña electoral.

Para el representante del Consejo de Defensa del Valle del Huasco, la condición impuesta por la Corema no es garantía de la conservación de los glaciares, pues éstos ya presentan un evidente deterioro por el polvo procedente de las obras que Barrick Gold viene realizando desde hace meses, como la apertura de caminos.

López también desestimó que Barrick Gold contrataría a pobladores del Valle del Huasco para la construcción y operación de la mina, tal como se ha publicitado, dado que se trata de agricultores "que no tienen experiencia en minería de alta montaña".

El ministro secretario general de gobierno Osvaldo Puccio consideró que la resolución "protege el medio ambiente, y queda abierta desde luego la posibilidad de que cumpliendo todas las medidas ambientales y las prohibiciones que la Corema establece, se puedan hacer las inversiones que dentro de ese marco sean posibles".

Puccio aseguró que el gobierno se ocuparía de revisar la situación ambiental en Pascua Lama, como establece la resolución de la Corema, y que "se mantiene la petición de mayores estudios y mayores antecedentes para atenerse a la muy rigurosa legislación chilena de protección del medio ambiente".

Las partes tienen 30 días para impugnar el dictamen ante la Comisión Nacional del Medio Ambiente, por lo cual la decisión definitiva quedará en manos del gobierno de Bachelet, quien asumirá el 11 de marzo.

Hasta ahora, la empresa no se ha pronunciado respecto de una posible apelación, mientras que el Consejo de Defensa del Valle del Huasco declaró que seguiría ejerciendo presión a través de todas las vías posibles para que no se lleve a cabo el proyecto.

A pesar de que Barrick Gold ha señalado que no es factible económicamente la explotación subterránea de Pascua Lama, Reyes cree que la empresa tendrá que adecuarse a las condiciones impuestas por las autoridades ambientales del país, si no quiere perder la inversión que ya ha hecho en la zona.

En su sitio de Internet, la empresa señala que la construcción de la mina comenzará este año y las operaciones en 2009.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal