COLOMBIA: Exitosa misión en busca de Clara y Consuelo
América Latina y el Caribe, Democracia y Política, Derechos humanos, Últimas Noticias

COLOMBIA: Exitosa misión en busca de Clara y Consuelo

BOGOTÁ, 10 ene 2008 (IPS) - Dos políticas colombianas rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron liberadas este jueves por esa insurgencia y entregadas en la selva amazónica a una misión humanitaria del gobierno de Venezuela y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En imágenes transmitidas por la televisión venezolana, el mundo presenció el momento en que la patrulla de las FARC acompañó a Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo hasta el lugar donde habían aterrizado poco antes dos helicópteros con identificaciones de la Cruz Roja, siguiendo las coordenadas indicadas por la guerrilla.

Temprano este jueves, los dos helicópteros venezolanos se adentraron en la Amazonia colombiana, en el segundo intento de liberarlas.

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció el miércoles que la cúpula de la guerrilla le entregó las coordenadas del lugar donde devolvería a la ex candidata vicepresidencial Rojas y a la ex parlamentaria González, cautivas respectivamente desde 2002 y 2001.

Las familias de ambas las aguardan en Caracas.

Las operaciones militares fueron totalmente suspendidas en la zona y el aeropuerto de San José del Guaviare, la capital departamental, fue cerrado.

"Esperamos que mañana (jueves) podamos hacer esa operación y terminar en la noche para finalmente organizar el encuentro con los familiares", declaró la directora del CICR en Colombia, Barbara Hintermann, a la salida de una reunión que sostuvo con el mando militar en la sede del Ministerio de Defensa.

Junto con el personal del CICR, al lugar de las coordenadas viajaron el comisionado presidencial Ramón Rodríguez Chacín, recién nombrado ministro del Interior de Venezuela, y el embajador de Cuba en ese país, Germán Sánchez, además de la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba.

La cancillería venezolana solicitó por escrito a Colombia "las debidas autorizaciones y garantías que permitan poner en marcha, con la discreción que amerita el caso, el operativo humanitario".

"Con el fin de coordinar los detalles prácticos", Rodríguez Chacín se comunicó con el alto comisionado para la Paz colombiano, Luis Carlos Restrepo.

Bogotá anunció que "procurará las garantías" para la liberación, dispuesta unilateralmente por las FARC como compensación a Chávez y a Córdoba, cuya gestión mediadora fue interrumpida abruptamente por el presidente colombiano Álvaro Uribe.

Durante 97 días entre agosto y noviembre, ambos trabajaron intensamente en la liberación de los entre 45 y 50 rehenes en poder de las FARC, que piden en canje a medio millar de guerrilleros presos.

El martes, el comisionado Restrepo rectificó al canciller Fernando Araújo, quien el lunes había anunciado que Colombia no permitiría más comisiones internacionales humanitarias.

"Ojalá más pronto que tarde todas las personas que están pasando por una situación dramática" en Colombia estén libres, dijo Chávez al hacer el anuncio sobre las coordenadas.

La senadora Córdoba, que ha sido duramente atacada por el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, un hombre contrario al presidente Chávez, suspendió su descanso en Puerto Rico y llegó el miércoles a la capital venezolana.

IPS supo en Caracas que podría ya haber pruebas de supervivencia de otros rehenes.

El 29 de noviembre, el gobierno interceptó y capturó en Bogotá a dos mensajeras enviadas por las FARC que llevaban a Chávez las pruebas de vida de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de nacionalidad colombo francesa, tres contratistas del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el político Luis Eladio Pérez y 12 uniformados.

Ahora las emisarias y un hombre que las acompañaba están bajo amenaza de extradición a Estados Unidos, donde ya cumple una pena de más de 16 años de prisión la guerrillera "Sonia" y espera sentencia, a finales de este mes, el ex negociador de las FARC para el canje, "Simón Trinidad", ambos extraditados por Uribe.

Sin la libertad de estos dos insurgentes no habrá canje, aseguran las FARC.

La operación se inició unos 10 días después de un primer intento que fracasó, debido a que las FARC no tenían en su poder al pequeño Emmanuel, hijo de Rojas nacido en cautiverio y de padre guerrillero, a quien prometieron liberar junto con su madre y González.

En nombre del niño, ese intento fallido se llamó "Operación Emmanuel". Fue dirigido también por Venezuela y coordinado por el CICR, con el aval de otros siete países, incluyendo Argentina —que envió una delegación encabezada por el ex presidente Néstor Kirchner—, Brasil, Francia y Suiza, creando una enorme expectativa mundial.

En medio de la "Operación Emmanuel", el presidente Uribe denunció el 31 de diciembre que la guerrilla estaba demorando la entrega porque no tenía al niño, y no por falta de garantías de seguridad, como afirmaron las FARC.

El niño, según Uribe, estaba desde hacía dos años al cuidado estatal, debido al maltrato y abandono que recibía en el seno de la familia a la que la guerrilla lo encomendó a los tres meses de nacido.

Con fecha 2 de enero, y publicado el 4, las FARC reconocieron en un comunicado que efectivamente no tenían en su poder a Emmanuel.

El mismo día 4, las autoridades reportaron coincidencia genética entre la abuela de Emmanuel y un niño en poder del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), objeto de un proceso de adopción.

"Este niño, de padre guerrillero, había sido ubicado en Bogotá bajo el cuidado de personas honradas mientras se firmaba el acuerdo humanitario", afirmó la cúpula de las FARC, pero no precisó a partir de qué fecha.

Además, advirtió que el gobierno se aprestaba a capturar y encarcelar a "las personas encargadas de atender al niño".

Acerca de la situación de esas personas, IPS consultó a una fuente que, debido a su ejercicio profesional, sería enterada en caso de que alguien relacionado con el canje estuviera detenido en Bogotá.

La cúpula de las FARC habría sido engañada sobre dónde y en qué condiciones estaba Emmanuel, consideró la fuente cuya identidad se guarda, quien descartó que esas personas fueran reales.

En todo caso, el suboficial de policía Frank Pinchao, quien tras casi nueve años como prisionero en la selva logró huir de las FARC, habló en tiempo presente de Emmanuel en su primer contacto con la prensa, el 22 de mayo.

"Al niño lo cuida la guerrilla, se lo llevan por un tiempito para que ella (su madre Clara Rojas) lo vea y lo tenga, pero nuevamente lo recogen y los guerrilleros son los encargados de la crianza del niño", afirmó.

Pinchao aseguró que Rojas sufría mucho porque la mantenían alejada del niño. "Tuvo al bebé en un campamento donde nos reunieron a policías y militares en una casa y a políticos y los tres americanos en otra. Allí nació. Yo tuve la oportunidad de alzarlo, está muy saludable", dijo Pinchao, quien siempre está acompañado de un miembro de la policía.

Posteriormente, Pinchao fue cambiando su versión. Tras el anuncio presidencial acerca de que Emmanuel estaba en el ICBF, precisó que lo vio dos veces y que nunca lo tuvo en sus brazos.

Sea como sea, con la liberación de Rojas la hora de la verdad sobre la dura experiencia de Emmanuel, nacido en 2004, se acerca.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal