Asia-Pacífico, Democratización, Derechos humanos, Género, Mujer y política, Últimas Noticias

MUJERES-PAKISTÁN: Adolescentes seducidas para ataques suicidas

PESHAWAR, Pakistán, 20 jul 2008 (IPS) - “Pude salvar a mi hija y evitar que se convirtiera en una atacante suicida. Fue seducida por un profesor del seminario” para ese fin, relató el papá de Sameena, Jamilur Rehman.

Su hija de 13 años fue secuestrada por milicias del movimiento islamista Talibán, que entrena atacantes suicidas en la conflictiva región septentrional pakistaní de Waziristán, fronteriza con Afganistán.

Rehman relató que su hija adolescente Sameena recibió clases de religión en un seminario del distrito de Tank, en la Provincia de la Frontera Noroccidental, donde pudo ver vídeos de ataques suicidas.

"La motivación fue tal que estaba dispuesta a entrenarse como atacante suicida y destruir a los enemigos del Islam", dijo Rehman a IPS por teléfono.

Sameena y otra estudiante, Mushtari Begum, de 15 años, fueron entregadas por su instructor a dos hombres, según relató la hija de Rehman, arrebatadas luego por las autoridades políticas del área de Mir Ali, en Waziristán, en las Áreas Tribales Bajo Administración Federal (FATA), que luego las entregaron a la policía de Tank.


"La situación es muy grave. Evitamos que las dos adolescentes se convirtieran en atacantes suicidas, pero hay indicios de que la tendencia a entrenar mujeres como atacantes suicidas es moneda corriente", señaló el policía Ahmad Jamal, del distrito de Tank, lindante con Waziristán.

Las FATA están plagadas de milicias del Talibán, que luchan contra la llamada "guerra contra el terrorismo" lanzada por el presidente estadounidense George W. Bush tras los atentados en Nueva York y Washington de septiembre de 2001.

Se cree que el movimiento Talibán está detrás de la escalada de violencia y ataques suicidas en Afganistán y en este país, en las FATA y la Provincia de la Frontera Noroccidental.

Las agencias de inteligencia alegan que las FATA son una zona de entrenamiento de atacantes suicidas. Haji Hussein Ahmed fue identificado como uno de los que tiene uno de esos centros.

"Vimos miles de vídeos que mostraban las atrocidades que fuerzas estadounidenses cometieron contra musulmanes en Iraq, Afganistán y (en la base militar estadounidense de) Guantánamo. Estábamos dispuestas a ser atacantes suicidas, matar a las fuerzas proestadounidenses y ganarnos la bendición de Dios", relató Sameena.

El hecho fue confirmado por Ashraf Ali, especialista en el movimiento Talibán de la Universidad de Peshawar.

"El Talibán pakistaní, impresionado por lo que sucede en Iraq, donde las mujeres suicidas se convirtieron en albatros que merodean a las fuerzas estadounidenses, preparan a muchas como atacantes suicidas para infligirles más daño a los soldados que operan en Pakistán", indicó.

Pero no es sólo en Tank. Veinticinco adolescentes desaparecieron este mes de centros religiosos del conflictivo distrito de Swat, en la Provincia de la Frontera Noroccidental.

"Dos de mis hijas, Bakhtshaida, de 17 años, y Jamila, de 18, fueron al seminario de Rehmania el 2 de este mes y no volvieron. Sus profesores dijeron desconocer su paradero", relató Raham Badshah, quien denunció la situación a la policía, pero en vano.

Hubo 41 ataques suicidas en Pakistán desde principios de este año. Todos perpetrados por hombres de diferentes organizaciones terroristas y facciones sectarias de este país.

"Ninguno de esos ataques fue perpetrado por mujeres. Quizá no consideraron que fueran idóneas para los objetivos o subestimaron su capacidad como atacantes suicidas, pero el Talibán se está dando cuenta de la posibilidad de recurrir a ellas", explicó el investigador Ali.

El 4 de diciembre de 2007, una atacante suicida, que se cree que era afgana, se inmoló en un puesto de control en una zona de alta seguridad cerca de un edificio del servicio de inteligencia y de un convento cristiano en esta ciudad, capital de la Provincia de la Frontera Noroccidental.

"Ese fue el primer ataque suicida perpetrado por una mujer en Pakistán", apuntó Ali.

En el conflicto palestino-israelí había mujeres entre los combatientes palestinos, pero la primera en convertirse en atacante suicida fue Wafa Idris, de 27 años, quien trabajaba en una ambulancia y al inmolarse mató a un civil israelí e hirió a otros 140 en enero de 2002.

Cuando las fuerzas de seguridad lanzaron el 3 de este mes un operativo para erradicar a las milicias de Lal Masjid, la mezquita roja de Islamabad, el clérigo Maulana Abdul Qayyum declaró a la prensa que los atacantes suicidas habían recibido luz verde para buscar objetivos y atacar dónde quisieran.

"La posibilidad de que los terrorista empleen mujeres como atacantes suicidas en Pakistán no puede ser descartada", concordó Jamiluddin, profesor universitario de ciencias políticas en Tank.

 

Etiquetas / Tags


X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal