INFANCIA-NEPAL: Lucha legal contra el tráfico internacional
Asia-Pacífico, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Migraciones y refugiados, Población, Últimas Noticias

INFANCIA-NEPAL: Lucha legal contra el tráfico internacional

KATMANDÚ, 24 sep 2008 (IPS) - Nepal restringe la posibilidad de dar niños y niñas en adopción a extranjeros. El gobierno prohibió esta práctica luego de conocerse la existencia de un mercado de huérfanos y el traslado de menores fuera del país sin el consentimiento de sus padres biológicos.

La prohibición, dictada en junio de 2007, impidió que más de 442 familias extranjeras a la espera de la autorización final se llevaran menores nepaleses a sus países.

Muchos aspirantes a adoptar decidieron acampar en Katmandú y tramitar sus expedientes a través de foros como "Nchild" y "Adoption Nepal", al tiempo que suplicaban por una solución a legisladores y autoridades del gobierno.

Tras las presiones ejercidas por Estados Unidos y varios gobiernos europeos, Katmandú decidió atenuar la prohibición para favorecer a las familias extranjeras que tenían expedientes pendientes. Luego, anunció nuevas condiciones de adopción, más estrictas que las anteriores.

En ese sentido, el Ministerio de Bienestar Social publicó una lista de 38 orfanatos autorizados a tramitar adopciones.


Funcionarios de la cartera señalaron que identificarán a las agencias internacionales que hayan presentado su solicitud de registro antes del 22 de agosto, tras lo cual podrá reanudarse el proceso de adopción internacional.

Prakash Kumar Adhikari, asesor legal del Ministerio, señaló que las nuevas condiciones mejoraban el proceso. También aseguró que se había revisado exhaustivamente los antecedentes de las agencias internacionales y de los orfanatos locales antes de fijar la lista.

"Ahora, una autoridad central dentro del Ministerio facilitará las adopciones internacionales, incluida la asignación de niños a sus posibles padres, y no más una institución" independiente, dijo Adhikari a IPS.

Los extranjeros que quieran adoptar en Nepal deberán primero presentar su solicitud ante las agencias internacionales acreditadas ante el gobierno y el proceso se derivará luego a la comisión del Ministerio.

Después, las agencias se pondrán en contacto con la comisión a fin de entregar en adopción a un niño o una niña albergado por las instituciones locales registradas.

Las nuevas condiciones harán más transparente el proceso de adopción, porque la responsable del proceso será una autoridad central y no orfanatos privados.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la organización no gubernamental Terres des Hommes, con sede en Ginebra, informaron este mes sobre graves irregularidades por los cuales inescrupulosos agentes de supuestos orfanatos engañan a menores.

El estudio publicado al respecto, realizado durante dos años, indica que niños, niñas y bebés fueron secuestrados con miras a su adopción sin el consentimiento de sus padres.

El informe "Adoptando los derechos de un menor" es profundamente crítico de las políticas de adopción internacional de Nepal y sostiene que no siempre tiene en cuenta lo mejor para los menores.

La mayoría de los supuestos huérfanos entrevistados por los investigadores no deberían vivir en orfanatos, porque tienen familiares y padres biológicos vivos.

El estudio revela que los orfanatos no cumplen con los criterios mínimos en la materia ni tienen controles adecuados y tampoco informan bien a los padres biológicos acerca del proceso de adopción.

Los casos de adopción local representan sólo cuatro por ciento del total. En muchas ocasiones, los hermanos —incluso mellizos y gemelos— son separados para aumentar las posibilidades de adopción. Tampoco se brinda apoyo psicosocial a niños y niñas abandonados.

Los requisitos que debe cumplir un menor para ser candidato a ser adoptado por extranjeros siguen siendo difusos, alega el informe.

La adopción internacional debe ser el último recurso para un niño o una niña abandonado, según los criterios más aceptados. Las organizaciones urgieron al gobierno a regular y a adoptar una legislación que tenga en cuenta esas garantías.

"Los niños deberían primero tener derecho a crecer en su propio país, en su propia cultura y a aprender su propio idioma", declaró la representante de Unicef en Nepal, Gillian Mellsop.

Según Unicef, se ha desarrollado una industria de la adopción con el fin de obtener ganancias y no el bienestar de los niños. El informe señala la existencia de secuestros y tráfico de menores que simulan una adopción en un contexto lamentable de falta de regulación.

Unos 15.000 niños y niñas viven en los orfanatos de Nepal. Muchos son realmente huérfanos, pero otros parecen haber sido llevados allí a la fuerza.

La adopción internacional no debería dejarse en manos de agencias privadas, según Joseph Aguettant, de Terres des Hommes.

"Muchos niños nepaleses en proceso de ser adoptados y llevados al extranjero ni siquiera son huérfanos. Se engaña a los padres para que los entreguen", indicó Aguettant. "La pobreza no debería ser razón suficiente para habilitar la adopción internacional."

Las nuevas normas son mejores que las anteriores, pero siguen sin ofrecer las garantías suficientes de respeto a los derechos de los menores, según activistas.

Las agencias internacionales están obligadas a registrarse ante el Ministerio de Bienestar, pero sigue siendo posible iniciar el proceso a través de una embajada.

Hasta que las comisiones de supervisión y selección familiar no tomen medidas, los orfanatos seguirán manejando el proceso de adopción.

La demanda de niños y niñas nepaleses aumentó en España, Estados Unidos, Francia e Italia después de que los países de América Latina y de Asia sudoriental ajustaran los controles del proceso de adopción.

India también se dispone a prohibir la adopción internacional.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal