PERIODISMO-IRÁN: Por fin, Roxana Saberi está libre
Asia-Pacífico, Democracia y Política, Derechos humanos, Libertad de expresión, Medio Oriente y Norte de África, Sociedad Civil, Últimas Noticias

PERIODISMO-IRÁN: Por fin, Roxana Saberi está libre

NUEVA YORK, 11 may 2009 (IPS) - La noticia de la liberación de la periodista iraní-estadounidense Roxana Saberi de la infame prisión de Evin, en Teherán, fue recibida este lunes con una mezcla de alivio y preocupación por defensores de los derechos humanos y de la libertad de prensa.

"Nos complace que la apelación haya sido resuelta con justicia", dijo la subdirectora de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional para Medio Oriente y África septentrional, Hassiba Hadj Sahraoui. "En todo caso, nunca debieron meterla presa."

Saberi, quien tiene doble ciudadanía —estadounidense e iraní— se radicó en su país de origen en 2003 para trabajar como periodista independiente. Su trabajo pudo apreciarse a través de la cadena pública radial National Public Radio, de Estados Unidos, la BBC, de Gran Bretaña, y la agencia de noticias Inter Press Service.

Fue arrestada en enero, acusada originalmente de tratar de comprar vino, luego de carecer de credenciales válidas para el trabajo periodístico —fueron revocadas en 2006— y por último de espionaje.

En abril, fue condenada a ocho años de cárcel por ese delito en un juicio de un solo día a puertas cerradas, a cargo del Tribunal Revolucionario en Teherán.


Saberi hizo huelga de hambre durante dos semanas. Su protesta desató una ola mundial de indignación. Miembros de la organización internacional de periodistas Reporteros Sin Fronteras, incluido su secretario general, Jean-François Julliard, realizaron jornadas de ayuno en solidaridad con su colega.

El lunes, su condena fue reducida a una de dos años de prisión en suspenso, así como cinco años de prohibición para trabajar como periodista. Se prevé que en los próximos días regrese a Estados Unidos.

"Cuando pronunciaron la primera sentencia, la consideró inaceptable. Estaba en estado de shock. Para mí también fue algo totalmente inesperado", dijo el mes pasado a IPS su abogado, Abdolsamad Khorramshahi.

"Nos alegra que las autoridades iraníes decidieran hacerle frente a esta parodia de justicia y liberaran a Roxana Saberi. Pero su experiencia refleja el tratamiento que se le brinda a muchos iraníes que caen presos sin una razón válida", dijo la directora de asuntos de Medio Oriente de la organización Human Rights Watch, Sarah Leah Whitson.

Muchos creen que la inminencia de las elecciones en Irán fue decisiva en su detención el 18 de abril. "Es una advertencia para todos los periodistas extranjeros que trabajan en Irán", indicó entonces Reporteros Sin Fronteras.

Saberi quedó atrapada en el ciclo electoral iraní, con los candidatos de línea dura tratando de demostrar que son más rudos que sus rivales en materia de seguridad nacional, según dijo a IPS el columnista experto en inteligencia de Time.com Robert Baer.

Pero el 19 de abril, el presidente Mahmoud Ahmadinejad exigió al fiscal en una carta que reexaminara el caso para garantizarle a Saberi el derecho a la defensa. El diario The New York Times interpretó la gestión como el intento de plantarse ante la comunidad internacional como un defensor de los derechos humanos.

El arresto tensionó las relaciones entre Irán y Estados Unidos en momento en que el presidente Barack Obama intentaba un acercamiento. El 19 de abril, el mandatario desacreditó toda participación de Saberi en actos de espionaje, y se manifestó "gravemente preocupado" por ella.

Al día siguiente, Amnistía la declaró "prisionera de conciencia", y sostuvo que "Saberi es un peón en el proceso político en curso entre Irán y Estados Unidos".

El lunes, Amnistía reclamó la liberación de todos los presos de conciencia de Irán, al tiempo que lamentó las condiciones impuestas a la periodista para poder salir de la cárcel de Evin.

Irán tiene malos antecedentes en materia de represión a la libertad de expresión.

El blogger canadiense-iraní Hussein Derakhshan fue apresado en noviembre pasado, acusado de insultar a líderes religiosos. El periodista Mohammed Sadegh Kabodvand está preso desde julio de 2007 por participar en la fundación de una organización de derechos humanos en el Kurdistán iraní.

Y Mohammed Hassin Falahieh Zadeh, quien trabajaba para el canal estatal de televisión Al Alam y por su cuenta para varios medios de prensa árabes, fue condenado a tres años de prisión en abril de 2007.

"El corto periodo transcurrido entre el juicio original y la apelación, lo larga que fue la última audiencia y el hecho de que se permitiera a la defensa hablar ante los jueces son signos alentadores", declaró Reporteros Sin Fronteras.

"Pero no debemos apresurarnos a sacar conclusiones, porque el sistema judicial iraní da con frecuencia tales sorpresas", agregó la organización, cuya sede central está en París.

"A Irán le resta mucho camino por recorrer para garantizar la libertad de prensa, pero esta es una pequeña señal de esperanza par el futuro", dijo el presidente de la Sociedad de Periodistas Profesionales, Dave Aeikens.

"Nos complace que Roxana Saberi haya sido liberada, y confiamos que se les dé a todos los periodistas presos en Irán la oportunidad de defenderse y de que se les respeten las garantías del debido proceso", sostuvo, por su parte, el director ejecutivo del Comité para la Protección de Periodistas, Joel Simon.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal