Ambiente, Biodiversidad, Ciencia y tecnología, Desarrollo y ayuda, Economía y comercio, Entrevistas, Mundo, Puntos de Vista, Recursos naturales, Últimas Noticias

BIODIVERSIDAD: “La variedad nos puede proteger del hambre”

Sabina Zaccaro y Miren Gutierrez* entrevistan a tres Guardianes de la Diversidad

ROMA, 17 jun 2009 (IPS) - ¿Cuántas variedades de palma datilera o melones existen? ¿Y por qué eso debería preocuparnos? IPS habló con tres Guardianes de la Diversidad, así llamados por la organización Biodiversidad Internacional por su apoyo a la conservación.

Panagiotis Sainatoudis. Crédito: Biodiversidad Internacional

Panagiotis Sainatoudis. Crédito: Biodiversidad Internacional

Biodiversidad Internacional es la mayor organización mundial de investigación dedicada a la conservación y aprovechamiento de la biodiversidad agrícola.

Slimane Bekkay es un agricultor en Ghardaia, Argelia. Conservar la diversidad de palmeras datileras ha sido su misión por largo tiempo, tanto por razones científicas como culturales. Tiene un gran léxico para definir las diferentes variedades de la planta, incluyendo términos en árabe, mozabita (lengua étnica en el centro argelino) y francés que sirven para echar más luz sobre el papel de los dátiles en las diferentes culturas de su país.

Por su parte, José Esquinas-Alcazar, ha coleccionado semillas de casi 400 variedades de melones cuando era joven en su nativa España. Por 22 años, Esquinas-Alcazar trabajó como secretario de la comisión para recursos genéticos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Ahora es profesor de Biología Vegetal en la Universidad Politécnica de Madrid y director de estudios sobre hambre y pobreza en la también española Universidad de Córdoba.

Finalmente, Panagiotis Sainatoudis, es el coordinador de Peliti, organización no gubernamental en Grecia que distribuye variedades locales de cultivos a los agricultores. Hasta la fecha, alrededor de 50.000 paquetes de 1.500 variedades de verduras y cereales han sido coleccionadas y distribuidas a los productores en todo el territorio griego.


IPS: ¿Qué los impulsó a comenzar a rastrear y coleccionar plantas?

SLIMANE BEKKAY: Lo que me llevó a las palmera datileras son su longevidad y la importancia que la religión islámica le confiere. Llegaron a la Tierra al mismo tiempo que el hombre.

JOSÉ ESQUINAS-ALCAZAR: En los años 70 había una gran cantidad de diversidad de melones en España. Quise impedir que esta abundancia se perdiera, así como el conocimiento tradicional. Cuando comencé a juntar las semillas, encontré 380 diferentes variedades de melón. Actualmente, sólo 10 o 12 están disponibles en los mercados o son cultivadas.

PANAGIOTIS SAINATOUDIS: En enero de 1991, un amigo me preguntó si quería comprar algunas semillas que había traído del exterior. Me dijo que venían de un banco de semillas en Estados Unidos. La parcela contenía semillas y raíces de varias plantas de todo el mundo. Lo más impresionante era una variedad de maíz que era muy colorida y era cultivada por los amerindios, ¡una población que casi ha desaparecido!

El año siguiente, volví a casa para la boda de mi hermano. En un patio vi maíz "kontoroko" negro. Le pedí a la propietaria, una señora mayor, unas pocas semillas. Y entonces se me ocurrió la idea de pedirle a la gente que compartiera semillas conmigo de sus propias variedades. Coleccioné semillas de maíz, calabazas, frijol, etcétera. Desde entonces, a cualquier parte que he ido, le he preguntado a las personas del lugar qué semillas cultivan, y también cómo cocinarlas y mantenerlas. Al comienzo no me di cuenta de su valor. Sólo después de muchos años empecé a ver su dimensión política, económica, social y cultural.

IPS: ¿Qué hace especial a los dátiles o a los melones? ¿Por qué deberíamos preocuparnos por su conservación?

SB: La especificidad de la palma datilera es que es una planta cultivada en lugares cálidos y su producción es extremadamente saludable. Su diversidad y conservación es importante para nosotros debido al significativo número de variedades de dátiles y a la continua llegada de nuevas variantes. No tememos su desaparición, porque siempre hay nuevas variedades. Creo que la palma datilera sólo desaparecerá con el Universo.

JES: Los recursos naturales, y la biodiversidad agrícola en particular, son recursos limitados que hemos heredado como un tesoro de nuestros padres y que debemos transferir enteramente a nuestros hijos, para que ellos puedan afrontar los imprevisibles cambios ambientales futuros. La diversidad es la base de la adaptación, y nosotros la necesitamos para encarar esos cambios ambientales, incluyendo el climático. Sólo puedes elegir de entre la diversidad, no de la uniformidad. Es por esto que la diversidad agrícola es tan importante.

Cuando estaba recolectando melones, uno de los lugares que visité fue Las Hurdes (en España). Cuando esperaba el autobús, me encontré con un agricultor que tenía un pequeño burro. Le expliqué que estaba coleccionando diversas variedades de melón. Me dijo que él tenía una variante que, cuando las otras murieron, permaneció viva, y que podía darme algunas semillas.

Nos trasladamos en el pequeño burro durante tres horas y media. Me dio algunas semillas. Cuando las analizamos en el laboratorio, descubrimos que eran resistentes a ciertas enfermedades, incluso algunas raras, lo cual fue una gran sorpresa. Actualmente, gracias a esas semillas, esta resistencia ha sido introducida en muchas variedades comerciales, tanto en España como en el exterior.

PS: Las variedades locales son piezas vivas de nuestra cultura, nuestra historia, nuestra familia. Llenan nuestras mesas y nuestras vidas con color y perfume, formas y sabores. Resisten la enfermedad, y continuarán dándonos fruto. Podemos cortar un hermoso tomate rojo, comerlo, y entonces si nos gusta, guardar sus semillas para el año siguiente. Nosotros determinamos libremente lo que pondremos en nuestra mesa y en nuestro cuerpo. Las semillas son comida, y quien controla la comida tiene un enorme poder político y económico. Por tanto, cualquiera que preserve sus propias semillas es autosuficiente y mantiene una parte de su libertad.

IPS: Todos hemos oído sobre cómo una enfermedad de la papa fue la causa de la Gran Hambruna en Irlanda entre 1845 y 1852. Pero, ¿cuál es la relación entre hambre y nutrición, y diversidad biológica?

SB: La diversidad biológica permite mantener un importante número de especies y variedades, y esto puede garantizar que tengamos suficiente comida y prevenir las hambrunas.

JES: El cultivo de papa en toda Europa fue muy homogéneo pues derivaba de unas pocas muestras que llegaron a España desde el "Nuevo Mundo". En Irlanda, pronto se convirtió en el alimento básico de la dieta nacional, lo que nos llevó a un evento que ejemplifica bien la importancia de la biodiversidad.

Cuando el hongo "Fitoftora infestans" apareció en Europa destruyó todas las plantaciones de papa en Irlanda y el resto de Europa, provocando lo que es ahora conocido como la Gran Hambruna europea. El hambre causó la muerte solo en Irlanda de entre 1,5 millones y dos millones de personas. Muchos millones más tuvieron que emigrar. Esta enfermedad de la papa afectó a casi la mitad de la población.

La solución fue entonces hallada en América Latina, donde se sorprendieron al encontrar papas de todos los colores: violetas, azules, rojas, anaranjadas y amarillas, con formas de tirabuzones, cilíndricas, etcétera. En esta inmensa variedad, un gran número de capacidades de resistencia estaban ocultas, entre ellas la resistencia al "Fitoftora infestans"

A través de la cruza de plantas resistentes con las variedades comerciales europeas, los genes resistentes fueron introducidos y el problema europeo fue solucionado. La biodiversidad es esencial para amortiguar cambios inesperados y prevenir futuras hambrunas.

PS: ¿Qué es lo que salva a las personas cuando ataca una epidemia? El hecho de que no todos los humanos somos iguales. Exactamente lo mismo puede salvar a una población de plantas: la diversidad, o lo que los científicos llaman una "gran base genética".

Modernas variedades e híbridos tienen una base genética limitada. Esto es peligroso en el caso de una epidemia. Por ejemplo, 30 por ciento del trigo en el mundo viene de sólo una variedad, y 70 por ciento es derivada de un total de seis.

Durante los años 70 en Estados Unidos, una epidemia destruyó más de la mitad de la producción de maíz, toda la cual derivaba del mismo híbrido. La solución fue hallada en una pequeña variedad en la región de Chiapas, en el sur de México. El "rico" Estados Unidos sobrevivió con la ayuda de los "pobres" agricultores del sur mexicano.

Hoy podría ocurrir una gran hambruna en el mundo porque hay una muy pobre base genética, y también por la falta de material genético.

IPS: ¿Cuál es el vínculo entre cultura y diversidad biológica?

SB: El idioma es un medio para estudiar la diversidad biológica como una ciencia y una cultura al mismo tiempo. Hay una relación de interdependencia.

JES: Los recursos genéticos representan la identidad del pueblo. El idioma es el instrumento usado para transmitir esta identidad y el conocimiento tradicional sobre el mundo natural que nos rodea. Estoy pensando por ejemplo en las medicinas tradicionales. Todos juntos, la cultura, el lenguaje y los recursos genéticos son los tres pilares que definen la identidad del pueblo.

PS: Donde hay minorías también hay una creciente biodiversidad. Los inmigrantes griegos de los años 60 y 70 cultivaron sus propias semillas para sus aldeas en sus nuevas tierras. Los refugiados de hoy vienen de áreas rurales y preservan sus propias semillas, como memoria viva de su patria. Las semillas son una parte esencial de la cultura y del lenguaje, las costumbres, la cocina e incluso la vestimenta. Preservar la biodiversidad agrícola es preservar nuestra memoria histórica. Y esto es importante porque las personas sin historia son árboles sin raíces.

* Miren Gutierrez es editora en jefe de IPS.

 

Etiquetas / Tags



Únete a la conversación

X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal