ELECCIONES-GRECIA: En busca de respuestas improbables
Democracia y Política, Derechos humanos, Europa, Migraciones y refugiados, Últimas Noticias

ELECCIONES-GRECIA: En busca de respuestas improbables

ATENAS, 25 sep 2009 (IPS) - La convocatoria a elecciones anticipadas para el 4 de octubre, dos años antes de lo previsto, no sorprende a nadie en Grecia. De hecho, la crisis que atraviesa el gobierno del derechista partido Nueva Democracia (ND) la hacía previsible hace tiempo.

La participación de altos funcionarios en escándalos en los últimos cinco años y la incapacidad del gobierno de afrontar la recesión económica enojaron a buena parte del público y de los empresarios.

El primer ministro Costas Karamanlis argumenta que el opositor Partido Socialista Panhelénico (Pasok) lo obligó a llamar a elecciones para el 4 de octubre, dada su negativa a renovar el mandato del presidente Karolos Papoulias.

Este procedimiento es correcto, pero en realidad se vio obligado a buscar una salida, fundamentalmente, por el colapso de la política económica, y no tanto por otros motivos.

ND, que cuenta con la inestable mayoría parlamentaria que le depara la adhesión de 151 de los 300 legisladores, requirió el apoyo de Pasok para renovar el mandato de Papoulias.


Gane quien gane los comicios, no necesariamente tendrá un gobierno más plácido. Las peores consecuencias de la recesión están por delante.

Según el informe anual del Instituto de Empleo del Sindicato General de Trabajadores Griegos, el desempleo real alcanzará 17,3 por ciento el año próximo. El estudio prevé que para entonces estarán sin trabajo 700.000 personas y que se ubicarán debajo de la línea de pobreza dos millones de los diez millones de habitantes del país.

El informe pronostica que la deuda pública, ahora equivalente a 90,1 por ciento del producto interno bruto (PIB) anual, supere 100 por ciento a fines de este año. El déficit se sale de control, y los acreedores internacionales amenazan con rebajar la calificación de Grecia en los mercados internacionales.

Marko Mrsnik, especialista en economía griega en la calificadora de riesgo Standard & Poor's, advirtió que la debacle ocurrirá pronto a menos que las autoridades reformen el sistema de seguridad social.

Joaquín Almunia, comisario de la Unión Europea para los Asuntos Económicos y Monetarios, dijo a los principales partidos de esta nación que las promesas electorales no deberían ignorar las obligaciones del Tratado de Lisboa, que ordena una estricta regulación financiera a los países que adoptaron el euro como divisa.

La defensa de la liberalización económica a cargo de figuras como Almunia y Mrsnik choca con el llamado a reforzar las políticas sociales del Sindicato General de Trabajadores Griegos.

Pero todos coinciden en que el escenario actual es de pesadilla y en el agotamiento del viejo modelo económico, basado sobre créditos internacionales baratos, el colchón de fondos estructurales europeos, un consumo elevado y el alto valor del mercado inmobiliario.

Pasok y ND evitan ahora que la campaña electoral derive en una polarización política.

"Esto es visible en la moderación de las tácticas de ambos partidos", dijo a IPS Maria Surmopoulou, analista en la Compañía Kapa de Investigación y Comunicaciones.

"La brevedad de la campaña electoral, combinada con un electorado psicológicamente alterado, ha creado un entorno volátil que limita las herramientas de las que disponen los partidos", sostuvo.

"A juzgar por lo que hemos visto hasta ahora, ND optó por apelar a argumentos racionales. De modo similar, Pasok evita mensajes negativos, lo cual es comprensible. La prolongada turbulencia social dejó tan sensible al electorado que ese tipo de campaña sería un tiro por la culata, con resultados muy negativos", agregó.

El factor crucial es la gran cantidad de votantes indecisos, hasta 26,1 por ciento según una encuesta de la Compañía Kapa.

La cuestión de la inmigración, explotada en los últimos meses tanto por ND como por Pasok, ha estado sorprendentemente ausente de los discursos de campaña.

"Esto tiene que ver con el temor de alienar a los votantes con sensibilidad al respecto", dijo a IPS la experta en inmigración y refugiados Afroditi Al-Saleh.

"Los dos partidos atraen a votantes muy diferentes. ND no se arriesgará a dejar insatisfechos a algunos de los votantes más derechistas por tocar el tema con poca dureza. Pasok prefiere ignorarlo, pues sabe que obtener la mayoría dependerá de los votantes de derecha que abandonen ND pero que rechazan a los inmigrantes", añadió.

Hasta ahora, las encuestas presentan una situación incierta, aunque las posibilidades de Pasok aumentan.

Se espera que el Partido Comunista Griego —que en su último congreso reivindicó al fallecido líder de la Unión Soviética Joseph Stalin— vuelva a obtener, como es habitual, entre siete y ocho por ciento de los votos, con lo que continuará siendo la tercera fuerza política.

El partido ultraderechista Alarma Popular Ortodoxa (LAOS) trepa en los sondeos, y se prepara para repetir el avance de los comicios europeos de junio, cuando conquistó 7,14 por ciento de los votos emitidos.

Promoviendo a su carismático líder Giorgos Karatzaferis, el partido hizo gala de promesas electorales populistas y contó con la adhesión de estrellas del mundo del espectáculo y del fútbol, así como con un ex jefe de los servicios secretos y frustrados políticos de derecha.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal