MÚSICA-LÍBANO: Hip hop inspira a palestinos
Medio Oriente y Norte de África, Últimas Noticias

MÚSICA-LÍBANO: Hip hop inspira a palestinos

NAHR AL BARED, Líbano, 30 dic 2009 (IPS) - El hip hop retumba en las calles barrosas y sin alumbrado de este derruido campamento para refugiados palestinos. Las rimas son valientes y reflejan la vida en este lugar.

"Llevo preocupaciones / Desde dentro de un campamento destruido / Estoy preparando un ataque / Las palabras siguen girando en mi cabeza / Nahr al Bared está cercada con barras de hierro / En los periódicos hablan de sufrimiento / Cada palabra tiene sentido", dice una de las canciones.

Farhan Abu Siyam, de 21 años, es el primer y único rapero de Nahr al Bared, bajo el pseudónimo de MC Tamarrod (que se traduce como "MC Rebelión"). Creció en los campamentos para refugiados de Nahr al Bared y de Bourj al Barajneh.

Abu Siyam sabe que el hip hop tiene pocos seguidores en la sociedad palestina. "A muchas personas no les gusta porque están contra la música occidental y sus elementos, como el ritmo", señaló.

Pero le pide a sus compatriotas que le den una oportunidad al rap, subrayando que no canta en un idioma extranjero, sino en árabe. "Yo rapeo en nuestro dialecto palestino, en el idioma de los campamentos donde nací y crecí", destacó.


Abu Siyam dijo estar inspirado en los grupos I-Voice y Katibe 5, del campamento de Bourj al-Barajneh, de Beirut, y en agrupaciones como Ramallah Underground o DAM, consideradas fundadoras del hip hop palestino y con letras más comprometidas.

Los raperos palestinos por lo general no se separan de sus orígenes, subrayan su situación de marginación y opresión, y usan sus palabras como armas en las luchas políticas y sociales de su pueblo.

Los grupos atacan con sus rimas a la discriminación que sufren aproximadamente 250.000 refugiados palestinos en Líbano, y el rechazo que padecen también de parte de su propia sociedad. Además, acusan a organizaciones no gubernamentales y partidos políticos de ser corruptos y traicionar la causa de su nación.

Abu Siyam ha producido un corto video clip con la ayuda del grupo colectivo de medios autónomos "a-films".

Frente a una pared llena de agujeros de bala en un edificio derruido, recuerda la devastadora guerra de 2007: "¿Me preguntas lo que pasó? / Los que golpearon huyeron / Los que pasaron hicieron un saqueo / Y algunos de ellos han incendiado".

Hace dos años y medio, el campamento de Nahr al Bared, en el norte de Líbano, fue destruido por completo por las Fuerzas Armadas Libanesas (FAL) y el grupo armado islámico Fatah al Islam.

Dos tercios de los ex habitantes ahora viven en sus afueras en casas derruidas y chozas temporales. Abu Siyam dice que muchas personas cantan o hablan sobre Nahr al Bared, "pero nadie se refiere a la guerra, a la desesperanza y a la opresión".

Nahr al Bared todavía está cerrado y es considerado zona militar por las FAL, que instaló cinco puestos de vigilancia. El acceso está restringido y los periodistas no pueden trabajar libremente. "Estamos rodeados y vivimos como en una prisión. En otros campamentos, las personas pueden ir y venir normalmente", dijo Abu Siyam.

La presencia de las FAL en torno a Nahr al Bared es uno de los principales temas del rapero: "Soy palestino y no me rindo al imperio de su ejército / ¡Dejen de construir este muro! / Desde la primera vez que los vi supe lo que querían / ‘Oye, tú, dame tu identificación, ¿dónde está tu permiso?’"

El ejército libanés señala que los puestos de control y los permisos son necesarios para preservar la seguridad de las personas "impidiendo la infiltración de terroristas y personas buscadas, contrabandistas de armas, explosivos y material ilegal".

Pero muchos refugiados se sienten humillados y oprimidos por las FAL. Abu Wissam Gharib, líder en el campamento del Frente Popular para la Liberación de Palestina, dijo entender que se necesitaba un ejército para la guerra. "Pero una vez que la guerra terminó, ¿para qué se queda el ejército?", preguntó.

Gharib cuestiona también la exigencia de un permiso especial para regresar a Nahr al Bared cuando puede viajar a cualquier parte de Líbano con su documento de identidad.

Abu Siyam graba sus canciones en el estudio de al-Mukhayyamat, en el campamento para refugiados de Bourj al Barajneh, localizado en los suburbios de Beirut.

El artista es conciente del poder de sus letras. "No estamos contra el sistema libanés, pero nos privan de nuestros derechos", afirmó.

Los jóvenes palestinos no tienen futuro en Líbano y ven la emigración como una salida. Cuando una delegación de países donantes visitó Nahr al Bared recientemente, los residentes de las unidades de vivienda temporales no pidieron más asistencia, sino visas para poder emigrar.

En Nahr al Bared, la lenta reconstrucción y la continua presencia de las FAL han contribuido al desempleo.

Charlie Higgins, administrador de proyectos para la reconstrucción de Nahr Al Bared de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, dijo que la situación en el campamento está "atascada", pues la economía no ha mejorado desde la guerra.

Abu Siyam espera que, si Nahr al Bared es reconstruido, tenga un estudio de grabación cercano. Ahora debe viajar a Beirut para grabar dos nuevas canciones.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal