América Latina y el Caribe, Asia-Pacífico, Democratización, Derechos humanos, Libertad de prensa, Sociedad Civil, Últimas Noticias

VENEZUELA: Las calles siguen calientes

CARACAS, 29 ene 2010 (IPS) - Con la sorpresa como táctica, miles de estudiantes salieron a protestar en las principales ciudades de Venezuela desde que hace una semana desapareció la señal de la estación privada Radio Caracas Televisión (RCTV).

"El gobierno ha pinchado (intervenido) nuestros teléfonos y correos electrónicos, pero actuamos como en la clandestinidad para comunicarnos tácticas, mientras ellos se halan los cabellos preguntándose cómo lo hacemos", se ufanó Roderick Navarro, presidente de la Federación de Estudiantes de la caraqueña Universidad Central de Venezuela.

Centenares de estudiantes salían este viernes de la Universidad Católica Andrés Bello, en el oeste de la capital, con rumbo desconocido, pero bajo el anuncio de sus dirigentes de que protestarían ante organismos responsables de la seguridad ciudadana. "Lo sabrán cuando estemos en camino", dijo el líder Nisar Al Fakhir.

El jueves, estudiantes de media docena de universidades llamaron a concentrarse en la plaza Brión, su lugar de reunión habitual en el centro-este de la capital. Mientras centenares de policías con equipos antimotines convergían sobre esa área, los jóvenes cambiaron abruptamente el lugar de concentración.

Varios miles acudieron a una explanada más al este y los líderes anunciaron que protestarían por el racionamiento eléctrico que agobia a los habitantes del interior. Marcharon entonces un par de kilómetros, hasta la sede del ente estatal que administra la distribución de la electricidad en la provincia.


"Manifestamos contra el retroceso del país: menos espacios para la expresión libre, racionamiento de electricidad y agua, la devaluación que afecta la vida de todos y la prepotencia del gobierno, de imponer las cosas sin tener en cuenta a los que piensan diferente", resumió a IPS la estudiante de leyes Karla García, de la Universidad Católica.

"Seguiremos marchando o expresándonos en asambleas, foros y publicaciones a favor de causas populares. No protestamos solamente por el segundo cierre de RCTV. Eso sí, de modo pacífico, ni una sola piedra contra la policía", dijo a Navarro a IPS.

Radio Caracas, pese a actuar como empresa RCTV Internacional, desapareció de las programaciones de las proveedoras de televisión por suscripción, por no cumplir los requisitos correspondientes a una televisora nacional, según dispuso la gubernamental Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

En mayo de 2007 RCTV, la televisora de mayor sintonía en Venezuela, perdió la señal abierta que usaba desde 1956, al caducar la licencia que usufructuaba y que no fue renovada por la Conatel, después de que el presidente Hugo Chávez la calificó de "canal golpista".

RCTV sostenía una línea editorial opositora y dio amplia y favorable cobertura al fallido golpe de Estado contra Chávez en abril en 2002.

Esa medida, anunciada con cinco meses de anticipación, hizo nacer un movimiento estudiantil que fue ariete de la oposición para vencer ajustadamente a Chávez en un referendo sobre una vasta propuesta de reforma constitucional.

Según Navarro, "esta vez también la agenda del movimiento estudiantil tiene como norte las elecciones parlamentarias", convocadas para el 26 de septiembre y en las cuales se renovarán los 165 escaños de la Asamblea Nacional unicameral.

Pero el politólogo Carlos Raúl Hernández observó a IPS que "este movimiento estudiantil de protesta desatado por el segundo cierre de RCTV no puede durar todo el tiempo, debe agotar su ciclo y no alcanzará a septiembre aunque muchos jóvenes se conviertan en activistas, testigos electorales o aun en candidatos".

Algunas manifestaciones en Caracas y el interior han dado paso a desórdenes por grupos de exaltados que improvisaron barricadas y fueron disueltos por la policía. En cinco ciudades hubo decenas de detenidos, aunque a la mayoría se los liberó al día siguiente de su aprehensión.

Un caso particular fue la ciudad de Mérida, en los Andes sudoccidentales, donde la protesta estudiantil calzó con demostraciones de vecinos en urbanizaciones y barriadas que salen a las calles a gritar consignas y golpear cacerolas en las primeras horas de cada noche en las que sufren cortes de energía eléctrica.

En la noche del martes al miércoles hubo disparos de grupos desconocidos para ahuyentar a los manifestantes y, en medio de un cruce de balas, cayó abatido Yorsinio Carrillo, de 16 años, adherente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela.

Grupos de encapuchados, seguidores del grupo oficialista Tupamaro, según reportes de periódicos y radioemisoras de Mérida, entraron en acción, incendiaron vehículos, locales universitarios y dispararon contra manifestantes en las áreas carentes de alumbrado, con el resultado de que murió otro estudiante, Marcos Rosales, militante del partido opositor Un Nuevo Tiempo.

En las refriegas y tiroteos resultaron heridos de bala al menos otros cuatro estudiantes y dos efectivos de la militarizada Guardia Nacional, éstos últimos cuando repelían a presuntos "tupamaros" que se apoderaron de un camión cargado de cilindros de gas.

El gobierno suspendió temporalmente el racionamiento de electricidad en Mérida, y el presidente Chávez advirtió que no toleraría desórdenes.

"No estoy llamando a reprimir, pero no se puede permitir que los manifestantes causen daño a la población y se genere la idea de que no hay gobierno", dijo el mandatario, y pidió a los gobernadores de los estados que usen las policías regionales para contener los excesos en la protesta, o intervendrá esos cuerpos.

Chávez elevó la dimensión política de las protestas, pues "hay grupos enloquecidos a quienes no les importa incendiar el país. Llaman a militares activos, incitándolos. Les recomiendo que no lo hagan porque les juro que mi respuesta sería a fondo. La respuesta que yo comandaría sería radical".

El mandatario hizo la advertencia en una cadena de radio y televisión de cinco horas en la tarde del jueves —en el acto por la creación de un fondo estatal para ayudar a exportadores— que coincidió con la marcha estudiantil en el este de Caracas, de modo que sus incidencias no pudieron ser transmitidas en vivo por estaciones de radio o televisión consagradas a difundir noticias.

La cadena de radio y TV se reeditó la tarde de este viernes, con motivo de la graduación de una promoción de ingenieros en una universidad del oeste del país, mientras grupos de universitarios se desplazaban por Caracas y la vecina Valencia.

Según el mandatario, los opositores alientan las manifestaciones para desestabilizar al gobierno y "llamar a la rebelión", de modo semejante al golpe de Estado que en 2002 lo alejó del poder durante dos días.

"Voy a subrayar mi advertencia. Olvídense que la Fuerza Armada va a apoyar un golpe de Estado en Venezuela. Ya yo no soy el Chávez de 2002. Acepto los retos y me someto a cualquier prueba de fuego", aseguró.

Según Hernández "quizá a Chávez le gustaría provocar alguna manifestación de descontento más allá de los civiles que marchan por los apagones, el cierre de RCTV o el alto costo de la vida, pues si algunos militares se pronunciasen contra sus medidas podría decretar un estado de excepción y suspender el proceso electoral".

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Lo último sobre desarrollo, igualdad de género y lucha contra la pobreza, en coberturas realizadas por nuestros periodistas

Boletín semanal