Discrepancias retrasan nueva agencia de ONU para mujeres
Democracia y Política, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Género, Migraciones y refugiados, Mujer y política, Mundo, Naciones Unidas, Población, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Últimas Noticias

Discrepancias retrasan nueva agencia de ONU para mujeres

NUEVA YORK, 28 jun 2010 (IPS) - Activistas por los derechos femeninos reclaman acciones concretas para crear el nuevo órgano de la ONU para las mujeres en el marco de la reunión sobre equidad de género del foro mundial, que comenzó este lunes en Nueva York.

El presidente de la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ali Abdussalam Treki, respondió al pedido de la Campaña para una Reforma sobre Equidad de Género diciendo que esperaba que la nueva agencia fuera creada a fines de julio.

Pero las negociaciones se estancaron el viernes por discrepancias sobre el personal y la revisión de políticas de género, entre otros asuntos.

La decisión de crear un órgano aparte para lidiar con cuestiones de género surgió muchos años, y hasta décadas, después de creadas otras agencias para lidiar con asuntos específicos como infancia, población, refugiados, alimentación, ambiente, educación, salud y turismo, entre otros.

La creación de una agencia especializada en asuntos género se estanca por diferencias en la representación geográfica de la junta directiva y por el intento de algunos países de usar la "arquitectura como un elemento para impulsar su agenda no revelada", dijo a IPS un activista.

Las organizaciones de mujeres pusieron esperanzas en el mandato de la nueva agencia, la que estará encabezada por una persona con cargo de secretario general adjunto, el tercer cargo más alto en el sistema de la ONU.

"Esperamos tener pronto una entidad dinámica para equidad de género y promoción de la mujer en el sistema de la ONU, con un programa más coherente", señaló el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El Examen Ministerial Anual del Consejo Económico y Social (Ecosoc) de la ONU, que terminará este jueves, se concentrará en igualdad de género y hay esperanzas de que la declaración final incluya un compromiso y fije objetivos en la materia.

El encuentro, que evalúa los progresos realizados en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), entre otros, reúne a representantes de la sociedad civil, de la academia, del sector privado y otros actores clave de la ONU.

Las metas apuntan a reducir a la mitad la proporción de personas que viven en la indigencia y padecen hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil en dos tercios y la materna en tres cuartos, entre 1990 y 2015.

También luchar contra la expansión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), el paludismo y otras enfermedades, asegurar la sustentabilidad ambiental y generar una sociedad global para el desarrollo entre el Norte y el Sur.

Además, analizará los avances respecto de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad, adoptada en 2000, que estimula la participación de mujeres en los procesos de paz.

"La nueva agencia para las mujeres colaborará con los gobiernos y otras entidades de la ONU y adoptará un enfoque más específico sobre cuestiones femeninas", señaló Pollyanna Truscot, representante de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional, con sede en Londres.

La resolución 1325 es importante incluso para las mujeres que no viven en zonas de guerra, como para las que viven en tugurios o en otros contextos de violencia endémica.

El retraso en el objetivo tres, "promover la equidad de género", obedece a la "gran brecha en materia de derechos humanos", indicó Truscot. "Los objetivos de desarrollo no atenderán los abusos a las mujeres que enlentecen el avance", añadió.

El Informe ODM 2010 analiza los avances respecto del tercer objetivo midiendo la cantidad de niñas que van a la escuela primaria en función de los varones, las oportunidades de empleo para las mujeres y la representación política.

El documento adopta una perspectiva regional y no analiza de forma separada la situación de las mujeres en zonas de guerra o que viven otro tipo de conflictos.

En Afganistán, país asolado por la guerra desde hace dos décadas, la fecha para cumplir los ODM es 2020, respecto de los indicadores de entre 2002 y 2005.

"Cuando los países están en situaciones especialmente difíciles, las prioridades son nacionales, el presupuesto y los procesos de planificación, de alguna forma se ignoran los objetivos directos. Tienen que haber intervenciones especiales que, incluso en países en conflicto, éstos estén protegidos", dijo a IPS Nikhil Seth, director de la Oficina para el Apoyo y la Coordinación de Ecosoc.

Afganistán trató de promover la reconciliación nacional y celebró en mayo la Jirga de Paz, diálogo entre dirigentes tribales, pero las mujeres estuvieron muy mal representadas. Entre los 1.400 delegados había sólo 50 mujeres.

"No es un asunto de causalidad", respondió Sarah Taylor, coordinadora ejecutiva de la organización Grupo de Trabajo sobre Mujeres, Paz y Seguridad, al ser consultada por la relación entre la representación política y la que hay en las negociación de paz.

"Se necesita cambiar la perspectiva sobre las cualidades que se necesitan" en los procesos de paz, indicó. "No surgen necesariamente de ostentar un cargo elegido, sino de que las mujeres participen en el ámbito comunitario", explicó.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal