BANGLADESH: Críticas por destitución de padre del microcrédito
Asia-Pacífico, Democracia y Política, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Economía y comercio, Últimas Noticias

BANGLADESH: Críticas por destitución de padre del microcrédito

DHAKA, 4 mar 2011 (IPS) - El gobierno de Bangladesh es objeto de varias críticas por destituir a Mohammad Yunus, conocido como “banquero de los pobres”, del cargo de director del Banco Grameen, fundado por él mismo. El economista fue galardonado en 2006 con el Premio Nobel de la Paz.

Mohammad Yunus. Crédito: Marwaan Macan-Markar/IPS

Mohammad Yunus. Crédito: Marwaan Macan-Markar/IPS

El Banco Central, que tomó la decisión el miércoles, arguyó que su permanencia era ilegal y que debió dejar el cargo hace 10 años.

Yunus, de 70 años, impugnó la orden al día siguiente. Sus simpatizantes locales y extranjeros han criticado al gobierno por la medida.

"Actué de acuerdo a la ley del banco", se justificó Muzammel Huq, presidente de la junta de directores de Grameen.

Huq fue designado hace poco por el gobierno, que posee 25 por ciento de las acciones de la institución. El subdirector ocupará el cargo de Yunus de forma interina, dijo a IPS.


Pero Yunus ignoró la orden y concurrió el jueves a trabajar a la sede del Banco Grameen, en Dhaka, y se quedó hasta tarde, informó la portavoz de la institución Jannat-E-Quanine.

"El Banco Grameen se asesora legalmente", reza un comunicado divulgado el miércoles por la institución, que cumple con las normas vigentes, apuntó.

"También respeta la ley, según los asesores, en lo que respecta a que el fundador del banco, el laureado profesor Yunus, se mantenga en el cargo", añade.

El profesor de economía fundó el Banco Grameen en 1983. La institución concentró la atención mundial por los pequeños créditos, fáciles de solicitar que benefician a mujeres desempleadas, que no pueden acceder a una garantía. El modelo fue replicado por todas partes, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz.

El gobierno pretende desacreditar a Yunus, dijo a IPS el profesor de economía Anu Mohammad, de la Universidad de Janhangirnagar.

"Si la edad es un problema, por qué esperó 10 años", preguntó. "No creo que haya buenas intenciones detrás de esto. No podrá sacar de la pobreza a tanta gente atrapada en un ciclo vicioso de deudas", indicó Mohammad, crítico del microcrédito.

Numerosos analistas especulan que el primer ministro de Bangladesh, Jeque Hasina, no está contento con Yunus.

La televisión noruega difundió en noviembre de 2010 un filme documental que reavivó una vieja controversia por la transferencia de un fondo de asistencia de Noruega al Grameen para evitar impuestos, según las normas de los años 90.

El gobierno de ese país eliminó los cargos en diciembre, pero el de Bangladesh creó un comité para revisar las actividades del banco.

En enero, Hasina acusó a Yunus de hacer "trampa" para evadir impuestos y a la entidad crediticia, de "chupar la sangre de los pobres en nombre del alivio a la pobreza".

La medida del gobierno puede ser una represalia por antiguas críticas de Yunus. Tras la llegada al poder de un gobierno interino, respaldado por el ejército y en un marco de violencia, hace cuatro años, el Premio Nobel declaró a la agencia de noticias francesa AFP que los políticos "perseguían el dinero".

Yunus trató de crear un partido cuando muchos políticos importantes estaban presos o prófugos, pero nunca lo logró.

Hasina, detenido por el gobierno interino, obtuvo una victoria aplastante en las elecciones generales de diciembre de 2008 y formó un gobierno.

Yunus fue procesado hace poco por difamación por sus declaraciones de entonces e hizo frente a dos cargos por fraude, por los cuales tuvo que pagar fianza. Los juicios tuvieron fines políticos, alegó.

La alianza internacional Friends of Grameen, encabezada por la ex presidenta irlandesa, Mary Robinson, señaló en febrero que Yunus era víctima de un "vilipendio político".

El despido de Yunus, "es muy triste", señaló el ministro de desarrollo internacional de Noruega, Erik Solheim. "Lo que vemos es una brutal lucha de poder en Bangladesh", declaró a la agencia de noticias de su país NTB.

El ministro de Finanzas de Bangladesh, Abul Mal Abdul Muhith, se reunió con diplomáticos extranjeros el jueves para explicar las razones de la destitución de Yunus. Perjudica la imagen del país, reconoció, pero el gobierno no tuvo otra opción, declaró a la prensa, e insistió en que no había ningún afán de venganza detrás de la medida.

"Le llamamos la atención varias veces", indicó.

"Estados Unidos está muy preocupado", señaló el embajador de ese país en Bangladesh, James F Moriarty.

"Humillar a un hombre de su estatura en su propio país no le hará ningún bien a Bangladesh", declaró el ex dictador Ershad, gran aliado del partido gobernante.

"No es importante quién sea el director del Banco Grameen, la institución que tiene ocho millones de beneficiarios en todo el país no debe verse afectada", declaró Yunus el jueves tras la audiencia judicial en que recusó su destitución.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal