PALESTINA: Europa dividida
Conflictos armados, Democracia y Política, Derechos humanos, Europa, Medio Oriente y Norte de África, Últimas Noticias

PALESTINA: Europa dividida

BERLÍN, 19 sep 2011 (IPS) - Las diferencias surgidas en la Unión Europea respecto de la propuesta de reconocimiento del estado palestino en la ONU no parece que se vayan a resolver antes de la votación de esta semana.

La solución de dos estados al conflicto palestino-israelí forma parte de la política oficial de la Unión Europea (UE). Varios países del bloque, encabezados por Francia, apoyan en forma parcial el planteo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), pero hay otros, en especial Alemania, que se oponen a la medida.

Alemania, Holanda, Italia y República Checa se arriesgan a crear una escisión dentro de la UE que socavará la capacidad del bloque para intervenir de forma decisiva en asuntos geopolíticos.

"Los gobiernos europeos que se oponen al reconocimiento del estado palestino deben reconsiderar su actitud y trabajar en el marco de la UE para atenerse a la política del bloque y apoyar de forma consistente la solución de dos estados", señaló Muriel Asseburg, jefa de la división de investigación sobre Medio Oriente y África del Instituto para Asuntos Internacionales y de Seguridad, con sede en Berlín.

El cisma europeo cobró relevancia en la reunión de cancilleres realizada el 3 y 4 de este mes en la ciudad polaca de Sopot.


El canciller francés Alain Juppé llamó a sus pares a actuar de forma unánime para asegurarse que "ni Israel ni la ANP obtengan una derrota ni Estados Unidos quede solo apoyando al" estado judío.

Pero Alemania es renuente a apoyar el reclamo de la ANP. Berlín "tiene una responsabilidad particular hacia Israel", señaló el canciller Guido Westerwelle en Sopot, refiriéndose a la persecución nazi de judíos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

La UE, incluida Alemania, respaldó la "construcción del estado palestino con una considerable asistencia financiera y técnica" desde los acuerdos de paz de Oslo de 1993 entre la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel, señaló Asseburg.

"En 1999, hacia el fin del periodo interino acordado en Oslo, la UE anunció que en ‘su debido tiempo’ consideraría reconocer el estado palestino", recordó. "El gobierno alemán, al mayor donante europeo de los palestinos, coincidió en mayo que la ANP ya ‘funcionaba por encima del límite de un estado operativo en muchas áreas clave’", dijo a IPS.

Oponerse al reclamo de la ANP sería inconsistente y representaría un "duro golpe para la credibilidad de la UE en el mundo árabe, y más allá", añadió.

Sería una "catástrofe" si la ANP reúne la cantidad de votos favorables necesarios en la Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), pero Estados Unidos veta la decisión en el Consejo de Seguridad, alertó Juppé.

Para evitar esa "catástrofe", Francia, con apoyo de otros países europeos como Austria, Bélgica, Finlandia, Luxemburgo, Polonia, Eslovenia, España y Suecia, tratan de convencer a la ANP de que pida un estatus elevado de observador, similar al del Vaticano.

La resolución para lograr un estatus elevado solo requiere mayoría simple en la Asamblea General de 193 miembros. Pero se prevé que Estados Unidos y los aliados de Israel voten en contra o se abstengan.

Los palestinos están seguros de mejorar su estatus en la Asamblea General de la ONU si optan por ese camino. Pero rechazó esa mejora semántica porque no aportará ningún cambio significativo respecto de la situación actual.

El presidente palestino Mahmoud Abbas anunció el viernes 16 que apuesta a conseguir la categoría de estado total, que, con seguridad, será vetada por Estados Unidos.

Toda resolución de la ONU al respecto debe contar con el apoyo de su Consejo de Seguridad con nueve votos a favor y ningún veto y, luego, por dos tercios de su Asamblea General.

La declaración de un "estado palestino viable solo puede ser el resultado de negociaciones" con Israel, arguyó Westerwelle.

Es un argumento que no se sostiene, replicó Asseburg. La demanda de la ANP "difícilmente pueda tildarse de unilateral. Lo que quiere es cristalizar el apoyo de la comunidad internacional e internacionalizar la resolución del conflicto", indicó.

"Al no haber avances significativos en el proceso de paz desde 1995, Estados Unidos y el Cuarteto para Medio Oriente quedaron desprestigiados como mediadores", añadió Asseburg. "Ya es hora de encontrar nuevas formas para lograr la solución de dos estados", subrayó.

El Cuarteto para Medio Oriente está integrado por la UE, Rusia, Estados Unidos y la ONU.

Una declaración de la Asamblea General de la ONU que "reconozca colectivamente" a Palestina será más simbólica que legal si la veta el Consejo de Seguridad, señaló Sarah Hibbin, investigadora del programa Hotung de derechos humanos y paz de la Facultad de Estudios Orientales y Africanos de Londres.

La OLP tiene estatus de observadora en la ONU desde 1974 y fue invitada a participar en todas las sesiones y conferencias internacionales organizadas en el marco del foro mundial, subrayaron Hibbin y varios especialistas en derecho internacional de la Universidad de Londres en un estudio sobre la legitimidad del pedido de reconocimiento de Palestina como estado soberano.

El estatus dio a la OLP una posición única en la ONU al tener mayores derechos de participación que cualquier otra entidad con estatus de observador.

Además, la Asamblea General concedió en 1998 privilegios de participación y derechos adicionales a los palestinos, que pudieron participar en debates sobre la situación de Medio Oriente.

Es un estatus similar al concedido a los miembros de la ONU que no integran el Consejo de Seguridad y que el órgano invita a participar cuando considera que sus intereses se ven especialmente afectados por el tema a tratar.

La abrumadora mayoría reconoce formalmente a la ANP como representante del pueblo palestino y mantienen vínculos bilaterales, algunos hasta relaciones diplomáticas totales.

La ANP también tiene representantes permanentes en más de 70 países y 114 estados reconocieron hasta ahora a Palestina como estado soberano, tras la Declaración de Independencia de 1988.

Palestina tiene estatus de observadora en agencias como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es miembro del Movimiento de Países No Alineados, la Conferencia Islámica, el Grupo de los 77 y China y, la Liga Árabe.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal