ELECCIONES-GRECIA: Votos de protesta contra la austeridad
Análisis, Crisis financiera, Democracia y Política, Derechos humanos, Economía y comercio, Europa, Últimas Noticias

ELECCIONES-GRECIA: Votos de protesta contra la austeridad

ATENAS, 4 may 2012 (IPS) - Aggeliki Anagnostopoulou, de 30 años, siempre votó a la conservadora Nueva Democracia (ND), pero en las elecciones nacionales de este domingo 6 lo hará por el nuevo partido Griegos Independientes.

Este fue creado por Panos Kammenos, parlamentario y viceministro de Marina Mercante de la ND, que abandonó por estar en contra de las medidas de ajuste dictadas por el gobierno de coalición que integraba.

"Los griegos están decepcionados con los dos grandes partidos. Tratan de encontrar una nueva perspectiva. Solía votar a Panos Kammenos en la ND, pero me desilusioné y lo seguí en este nuevo comienzo", señaló Anagnostopoulou, quien trabajaba como auditora externa para una multinacional estadounidense hasta que la despidieron en 2011.

La ND y el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) han dominado la política griega desde principios de los años 80 y hasta las pasadas elecciones de 2009. Se prevé que muchos de sus partidarios voten por Kammenos en lo que parece ser el mayor voto de protesta que se haya visto en el país en los últimos 30 años.

Kammenos, conocido por sus discursos explosivos en el parlamento, aprovechó la retórica contra el plan de austeridad con un trasfondo nacionalista en el marco de una campaña que critica a los dirigentes de la ND y el Pasok por traicionar al país y conspirar contra la nación.


Las últimas encuestas sobre la intención de voto indican que tiene 10 por ciento de apoyo entre los consultados.

Acreedores tienen las riendas

En mayo de 2010, cuando quedó claro que este país no podría hacer frente a la deuda pública, entregó el control de las finanzas a una troika integrada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Grecia se vio obligada a implementar un severo programa de ajuste que incluyó el aumento de los impuestos, el recorte de las pensiones y los salarios de funcionarios públicos, la desregulación del mercado laboral, y a impulsar reformas favorables al mercado a cambio de miles de millones de euros.

El recorte en el gasto público sumió a este país en una profunda recesión y aumentó el desempleo, que actualmente afecta a 21 por ciento de la población económicamente activa.

La política de austeridad resultó contraproducente para los dos grandes partidos gobernantes, lo que tendrá consecuencias electorales, pues se estima que una cantidad significativa de sus votos irán para los partidos de izquierda y de derecha.

Las encuestas previas muestran la fragmentación de las fuerzas políticas, pues indican que 10 partidos de todo el espectro político superaron el umbral de tres por ciento en la intención de voto.

"Es evidente que estamos en el principio del fin del viejo sistema político que cuidó las finanzas públicas de Grecia", señaló Nick Malkoutzis, periodista y analista político que se hizo conocido con la cobertura de la crisis desde su popular blog "Inside Greece" (Dentro de Grecia).

El creciente apoyo a los partidos de izquierda y el surgimiento de agrupaciones extremistas como la neonazi Alba Dorada no son todavía la prueba de un cambio en la cultura política. Pero "es evidente que la gente busca algo diferente. Creen que votar por los neonazis es una forma de castigar a los políticos tradicionales", indicó Malkoutzis.

"El cambio real quizá no se vea en estas elecciones, sino en las próximas", dijo a IPS.

Dado que la troika tiene previsto regresar a Grecia después de las elecciones para definir un plan económico que reduzca el gasto público en otros 11.500 millones de euros (unos 15.118 millones de dólares), "es poco probable que el nuevo parlamento dure mucho", comentó el analista político Stavros Lygeros.

"De hecho, una de las grandes paradojas de estas elecciones es que la ND y el Pasok se enfrenten mutuamente, dado que ambos firmaron el programa de austeridad que se implementará después de los comicios", explicó.

En círculos de decisión política apuestan a que ambos partidos sobrevivan a las elecciones, formen una nueva coalición de gobierno y lleven adelante las disposiciones de la troika, añadió.

Cuando se anunciaron los comicios, a principios de abril, miembros de la troika presionaron públicamente a los líderes del Pasok y de la ND para evitar que se alejaran demasiado de su compromiso.

Paul Thomsen, responsable de la misión del FMI en Grecia, mencionó medidas específicas que el nuevo gobierno deberá implementar, independientemente de qué partido gane las elecciones.

"Es muy negativo para Europa que los tecnócratas aparecieran en medios de comunicación internacionales opinando sobre si debería haber elecciones en Grecia o diciendo que el país debía cumplir con sus compromisos sin importar el resultado de los comicios", se lamentó Malkoutzis.

"Es obvio que la troika preferiría un gobierno del Pasok y la ND que implemente más medidas de austeridad", remarcó.

La campaña y la retórica de dirigentes de ambos partidos estuvieron al borde del chantaje, pues alertaron de forma explícita sobre el caos que podría instalarse en el país si ellos no sobrevivían.

"El chantaje viene funcionando desde hace dos años, pero no durará mucho más", sostuvo Zeza Zikou, analista económica en Kathimerini, el mayor periódico del país.

De a poco, la ciudadanía comprenderá que los acuerdos para el rescate financiero de Grecia condenaron a la población a trabajar eternamente para pagar una deuda que nunca se podrá saldar, arguyó.

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal