INDIA: Crecimiento económico no se conjuga con desarrollo humano
Asia-Pacífico, Democracia y Política, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Economía y comercio, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Últimas Noticias

INDIA: Crecimiento económico no se conjuga con desarrollo humano

Si India utilizara los estándares fijados por el Informe de Desarrollo Humano de 2012 para fijar la pobreza habría 55 por ciento de personas en esa situación. Crédito: Sujoy Dhar/IPS.

Si India utilizara los estándares fijados por el Informe de Desarrollo Humano de 2012 para fijar la pobreza habría 55 por ciento de personas en esa situación. Crédito: Sujoy Dhar/IPS.

GINEBRA, 23 may 2012 (IPS) - Organizaciones de la sociedad civil de India denuncian la enorme brecha entre el crecimiento económico y la pobreza, la desnutrición y la falta de servicios de salud y de saneamiento, en el marco de otro Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"Según cifras oficiales, el crecimiento promedio entre 2007 y 2011 fue de 8,2 por ciento, pero la pobreza solo disminuyó 0,8 por ciento", señaló Miloon Kothari, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Derechos Humanos (WGHR, por sus siglas en inglés) en India y ex relator especial de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) sobre el Derecho a una Vivienda Adecuada.

"Además, el método estándar para medir la pobreza se basa sobre 50 centavos al día, un insulto", se lamentó.

El WGHR fue creado hace tres años por organizaciones no gubernamentales para preparar el segundo Examen Periódico Universal sobre la situación de los derechos humanos en cada país, que se realizará este jueves 24 en la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Las organizaciones indias se muestran preocupadas por el desarrollo desigual de India en un informe de 170 páginas, y denuncian que el método para medir la pobreza no es consistente con los estándares universales ni se ajusta a un enfoque de derechos humanos.


Si India sigue los estándares fijados por el Informe de Desarrollo Humano de 2012, la pobreza alcanzará a 55 por ciento de la población, arguyó Kothari.

"Hay una obsesión con el crecimiento y el 11 plan quinquenal no se aparta de eso. No debería ser un fin en sí mismo, sino una forma de lograr objetivos en materia de educación y salud", remarcó.

"Incluso el Premio Nobel de Economía Amartya Sen dijo que las estadísticas de pobreza de India son muy controvertidas y poco confiables. Debe haber un cambio radical", sentenció.

Este país está en el lugar 134, entre 187 países, en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU.

Una de las principales consecuencias de la pobreza es que atenta contra el derecho a la alimentación. India tiene la mayor cantidad de personas desnutridas, mal que afecta a 21 por ciento de la población. Además, 42 por ciento de los menores de cinco años tienen bajo peso.

"En nuestro país el derecho a la alimento es justiciable, pero la realidad es que tenemos exceso de granos y un mecanismo de distribución muy poco satisfactorio", dijo Kothari a IPS. "Falta apoyo al sector agrícola y hay un hambre que conmociona y se ve empeorado por la biotecnología", apuntó.

Kothari considera que los acuerdos de libre comercio son una nueva amenaza porque no se consulta a la población ni al parlamento.

Además "no son consistentes con las obligaciones en materia de derechos humanos", apuntó. La negación del gobierno a universalizar la distribución de granos pese al exceso de reservas es "inaceptable", subrayó.

En materia de agua y saneamiento, India alcanza otro máximo vergonzoso: tiene la mayor cantidad de personas que defecan al aire libre, 51 por ciento de la población.

En las zonas rurales, 60 por ciento de las viviendas carecen de retretes, un problema que afecta especialmente a los dalits, ubicados en el escalón más bajo del sistema de castas y quienes representan 16,3 por ciento de la población, observó Asha Kotwal, secretaria general del Foro de Derechos de las Mujeres Dalits de Toda India.

En los papeles, los dalits y el pueblo originario adivasi se benefician de una gran cantidad de recursos estatales, pero en los últimos cinco años dejaron de percibir unos 30.000 millones de dólares.

"Es hora de exponer la crueldad del sistema de castas", indicó Kotwal. "La cultura de impunidad afecta a toda la sociedad. El Estado, la justicia y los medios discriminan siguiendo ese patrón. El mayor crecimiento significó una rápida exclusión para nosotras", apuntó.

"Necesitamos una legislación contra la discriminación o una ley de equidad", remarcó.

El proceso de desarrollo de India, que depende en gran medida de la explotación de recursos naturales, llevó al desplazamiento y al despojo de millones de indígenas en todo el país, indicó Prafulla Samantra, presidente del Movimiento de Empoderamiento del Pueblo.

"Las multinacionales están cada vez más interesadas en invertir en el centro de India, en estados como Orissa y Andhra Pradesh. La Ley de Derechos de los Bosques, de 2006, reconoce algunos derechos, pero no se cumple totalmente, y las compañías adquieren tierras. Muchos indígenas recibieron disparos de la policía en defensa" de los intereses corporativos, explicó.

Además, "con la creciente concentración de tierras, hay que redefinir el interés público", apuntó Madhu Mehra, directora de Partners for Law in Development.

A la sociedad civil también le preocupa que India no cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos.

"India todavía no ratificó la Convención contra la Tortura", señaló la abogada especializada en derechos humanos Vrinda Grover.

"Es preocupante porque las fuerzas de seguridad recurren a la tortura en forma habitual en todo el país. Pero es especialmente sistemático y brutal en zonas conflictivas como el noreste, en Jammu y Cachemira y en el centro de India", indicó.

"Las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, los asesinatos extrajudiciales y la violencia sexual siguen arraigadas en esas zonas. India debe ratificar la Convención (Internacional para la Protección de Todas las Personas) contra las Desapariciones Forzadas", remarcó Grover.

Este país "tiene enormes desafíos en materia de derechos humanos", subrayó Kothari. "El segundo Examen Periódico Universal ofrece una gran oportunidad para reconocer sus defectos y para pasar de un enfoque defensivo a uno de colaboración con la ONU", concluyó.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal