El sol rescata al Camerún rural
África, Ambiente, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Energía, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Últimas Noticias

El sol rescata al Camerún rural

BAMENDA, Camerún, 12 nov 2012 (IPS) - En la pequeña aldea agrícola de Sabongari, en la región noroccidental de Camerún, el queroseno para alimentar faroles y la gasolina para hacer funcionar generadores eléctricos fueron reemplazados por algo mucho más barato y más limpio: la luz del sol.

En una esquina de la aldea, de unos 2.000 habitantes y ubicada a 700 kilómetros de Yaoundé, grandes paneles solares se inclinan hacia el astro rey. Forman una minicentral de energía solar que abastece a la red eléctrica de la localidad, ofreciendo un panorama inusual para el Camerún rural.

La red brinda electricidad las 24 horas a 30 hogares, entre ellos el de Ndzi Samuel, una maestra de escuela primaria, así como a tres pequeños comercios y un hotel.

"Ahora mis hijos pueden leer con buenas luces, y yo puedo usar un teléfono celular sin problema, aunque también tenemos una muy baja cobertura de la red", dijo Samuel a IPS.

Antes de que se instalaran los paneles solares en 2011, esta aldea dependía de tres generadores eléctricos, propiedad de empresarios. Esto permitía que las pocas personas que tenían teléfonos celulares aquí los recargaran, pero los generadores eléctricos no eran confiables y a menudo se producían cortocircuitos.


"Perdí tres teléfonos debido a las sobrecargas eléctricas de un generador. Pero con los paneles solares puedo cargar fácilmente mi celular y permanecer conectado", dijo un aldeano a IPS.

Aunque es posible que esta nación de África central tenga la segunda mayor producción hidroeléctrica en la región subsahariana -actualmente 103 teravatios por hora al año-, se explota apenas 30 por ciento de su potencial, según la Renewable Energy and Energy Efficiency Partnership (asociación para la energía renovable y la eficiencia energética).

Además, el acceso a la electricidad en áreas rurales es bajo.

Según el Banco Mundial, de los estimados 20 millones de habitantes del país, alrededor de 8,1 millones viven en zonas rurales, y apenas 14 por ciento de ellos tienen acceso a electricidad. Es una enorme disparidad si se compara con el acceso a ese servicio en áreas urbanas, donde abarca a entre 65 y 88 por ciento de la población.

El gobierno viene alentado el uso de paneles solares para generar electricidad. En 2011 se aprobó una ley que exonera a los importadores de equipos solares del impuesto al valor agregado (IVA) en el año financiero 2012.

"La energía solar es una buena oportunidad para todos en África. Su ubicación a nivel del ecuador vuelve a este continente el más soleado del mundo", dijo Asanji Nelson, un ingeniero experto en energía renovable del Ministerio de Minas, Energía y Recursos Hídricos (MINEE).

Pero llegar a las áreas rurales con esta fuente energética alternativa todavía es un desafío, porque los costos de los paneles solares siguen siendo inaccesibles para los pobres de esas zonas, que dependen de la agricultura de subsistencia. Un vistazo a los precios del mercado muestra que los paneles domésticos cuestan entre 400 y 10.000 dólares.

"El costo final de un panel solar aún es un impedimento importante para los aldeanos; en Camerún las empresas no tienen como objetivo a los pobres de las áreas ruales, debido a que estos no pueden pagar sus precios", dijo Nelson a IPS.

Según cifras del MINEE, en el país hay más de 25 firmas registradas que venden paneles solares, pero la mayoría de ellas están dirigidas a empresas y habitantes de las ciudades.

La Compañía de Energía Solar de Camerún también suministra energía sostenible a la población, pero abastece principalmente a una clientela urbana que adquiere paneles solares como respaldo, en caso de que se produzca un apagón general.

En su mayor parte, toman por objetivo a otras empresas que usan paneles solares para operaciones de negocios, dijo a IPS el director gerente, Tebo Vincent.

Energie Cameroun es otra firma solar con sede en Yaoundé. Vende equipos solares y también instala lámparas solares en las calles de comunidades rurales.

"Tenemos nuestra sede en la ciudad porque allí contamos con mejores clientes de los que podemos tener en las aldeas. Pero también trabajamos en aldeas cuando nos contratan para que instalemos paneles. Sin embargo, nuestros clientes confiables son habitantes de ciudades", dijo a IPS el director comercial de Energie Cameroun, Haman Sani.

"Las comunidades rurales necesitan nuestros productos, pero los costos que implica toda la cadena son altos: los de importación, impuestos, transporte e instalación determinan el valor final de nuestros productos. A fin de cubrirlos y de obtener ganancias, tratamos principalmente con empresas y misioneros que puedan pagarlos para escuelas y hospitales comunitarios", señaló Sani.

Renewable Energy Innovators (REI, innovadores en energía renovable) logró instalar los paneles en Sabongari y en otras 10 aldeas rurales gracias a financiamiento internacional.

Numfor Jude, presidente y cofundador de REI, explicó que Wireless Light & Powers, una organización canadiense que trabaja para mejorar las vidas de los habitantes de zonas rurales, los apoya brindando material y recursos financieros para que la firma viaje a aldeas rurales e importando los paneles solares.

"Vamos a comunidades distantes, presentando las fuentes de energía solar a los aldeanos prácticamente sin costo", dijo Jude a IPS.

En Sabongari, los costos de instalación de la miniplanta solar fueron mínimos.

"Los aldeanos están unidos por su problema común de falta de electricidad. Mostraron interés en el proyecto aportando el dinero que cubre el costo parcial de la instalación. Cada hogar contribuyó con una suma de 25 dólares, y las empresas pagaron 100 dólares. Se espera que cada uno pague una cuota mensual de un dólar por concepto de mantenimiento", explicó.

Un aldeano de Sabongari dijo a IPS: "Es como ser rescatado de una oscuridad incesante. Podemos cargar nuestros teléfonos y hacer llamadas a otros lugares en cualquier momento".

Weriwu Godfred, el director de un programa gubernamental de iluminación solar en la vía pública implementado hace cinco años en Yaoundé, declaró a IPS: "El equipamiento solar sigue siendo solo para los ricos y está más allá del alcance del camerunés común, pese al actual no pago del IVA".

A él le preocupa que la mayoría de las comunidades tengan radios rurales pero que las audiencias no cuenten con energía que alimente los receptores para escucharlas.

"Es aún más sostenible administrar radios rurales y comunitarias con energía solar, que representa menos riesgo para los humanos y los artefactos", dijo.

Mientras, los cameruneses están cada vez más preocupados por la escasez de electricidad y los cortes de luz, lo que ha vuelto a la energía un asunto político y económico de creciente importancia.

El aumento de los precios del petróleo, el mayor consumo mundial de energía y la preocupación por el ambiente han intensificado el interés por las fuentes renovables. Los objetivos de desarrollo de Camerún en el marco del programa Visión 2035 avizoran inversiones significativas en el sector.

"Camerún depende de aproximadamente 30 envejecidas centrales a diésel como respaldo para su red hidroeléctrica, lo que significa que nuestra fuente hidroeléctrica no es totalmente limpia", dijo Nelson.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal