Ayuda al desarrollo, Conflictos armados, Destacados, Emergencias Humanitarias, Medio Oriente y Norte de África, Población, Pobreza y Metas del Milenio, Trabajo, Últimas Noticias

Gazatíes arriesgan la vida por emigrar

Los palestinos son cada vez más dependientes de la ayuda internacional. Crédito: Eva Bartlett/IPS

Los palestinos son cada vez más dependientes de la ayuda internacional. Crédito: Eva Bartlett/IPS

RAMALAH, 23 may 2013 (IPS) - El severo bloqueo de Israel a la franja de Gaza está llevando a muchos jóvenes palestinos desempleados a adoptar medidas cada vez más extremas para obtener un medio de sustento.
En busca de trabajo, algunos intentan ingresar a Israel saltando la valla que separa a ese país de Gaza. Los pocos que procuran plantar la tierra cercana a la cerca reciben disparos de los soldados israelíes al otro lado de la frontera.

Otros tratan de emigrar a Egipto a través de túneles subterráneos, pero muchos mueren cuando estos colapsan.

Un acuerdo entre Hamás (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámica) y la israelí COGAT (Coordinación de Actividades Gubernamentales en los Territorios, por sus siglas en inglés) permite a los gazatíes acceder a la mayor parte de la tierra arable en la llamada “zona de amortiguación”.

Ese límite, creado por Israel y que impide a los gazatíes acercarse a 300 metros de la frontera, se redujo a 100 metros gracias a este convenio.

La zona de amortiguación abarca a algunas de las tierras más fértiles de Gaza, uno de los territorios más densamente poblados en el mundo, con más de 1,5 millones de personas en un área de 41 kilómetros de largo y entre seis y 12 de ancho.

Pero, a pesar del acuerdo Hamás-COGAT, “la situación sigue siendo volátil e impredecible, y los agricultores son extremadamente vulnerables”, dijo a IPS el activista Muhammad Suliman, de la organización de derechos humanos gazatí Al Mezan.

“Los palestinos siguen recibiendo disparos y son asesinados cuando están dentro o cerca de la zona de amortiguación”, añadió.

Mientras, marineros palestinos que trabajan dentro de la zona habilitada para la pesca, que el martes 21 fue extendida de tres a seis millas náuticas de la costa, en ocasiones son también atacados o arrestados por las fuerzas israelíes.

Obligados a depender de la ayuda

Aunque la desesperación económica de los residentes en Gaza se ha aliviado en parte por el incremento de la ayuda internacional, el desempleo sigue en alza. La franja se convirtió en uno de los lugares del mundo más dependientes de la asistencia externa.

“Más de 85 por ciento de los gazatíes dependen de la ayuda para sobrevivir, mientras que el desempleo afecta a 55 por ciento” de la población económicamente activa, dijo Suliman.

“La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Medio Oriente (UNRWA, por sus siglas en inglés) pide donaciones a toda la comunidad internacional para ayudar económicamente a los gazatíes”, dijo Chris Gunnes, portavoz de esa oficina.

“¿No sería mejor que Israel levantara su bloqueo y permitiera que los gazatíes fueran autosuficientes?”, añadió.

“A menos que se levante el bloqueo y se permita que algunas de las personas más emprendedoras salgan de Gaza para hacer negocios, el territorio seguirá siendo cada vez más dependiente de la ayuda internacional”, dijo a IPS.

Cada vez más ataques

Según Al Mezan, los ataques contra los pescadores de la franja aumentaron, paradójicamente, desde que Hamás e Israel acordaron un cese del fuego en noviembre.

En la primera semana de este mes, Israel hundió seis barcos palestinos, dañó nueve generadores de energía y 41 faroles usados por los pescadores al faenar de noche. En total hubo 13 incidentes separados de ataques contra embarcaciones palestinas.

Al Mezan señaló que en la tercera semana de mayo israelíes dispararon con metralletas contra un grupo de barcos pesqueros cuando se encontraban cerca de la costa Beit Lahiya, en el norte de la franja.

Los israelíes arrestaron a dos hombres, Mahmoud Zayid, de 27 años, y su hermano Khalid, de 25, que iban en una pequeña embarcación dentro de la zona permitida para la pesca y a apenas tres millas náuticas de la costa.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios subraya que, según los Acuerdos de Oslo, de 1993, los pescadores palestinos pueden navegar a hasta 20 millas náuticas de la costa.

Desde que Israel impuso el bloqueo en 2006, el área se redujo a seis millas náuticas, con un efecto devastador. Ese año se capturaron 2.500 toneladas de sardinas, mientras que en 2012 se obtuvieron apenas 234 toneladas.

Según la organización internacional Oxfam, las restricciones económicas impuestas por Israel están llevando a los gazatíes a arriesgar sus vidas saltando la valla fronteriza para cruzar a Israel en busca de trabajo, o atravesando los quebradizos túneles que llevan a Egipto.

En un informe que realizó en colaboración con Oxfam, el grupo Al Mezan señaló que, el año pasado, 101 palestinos intentaron cruzar la valla que separa Gaza de Israel, 53 de los cuales eran menores de 18 años. También en 2012, 18 palestinos murieron y 26 resultaron heridos cuando pretendían atravesar los túneles que van a Egipto.

El año pasado, el pescador Mahmoud y dos de sus amigos intentaron saltar la valla. Sus amigos murieron por disparos israelíes, pero él pudo escapar con una herida de bala en una pierna.

El joven había perdido su empleo de tiempo parcial en un café, donde ganaba cuatro dólares al día. Desesperado por obtener un trabajo que le permitiera mantener a su familia, se arriesgó a emigrar a Israel.

Noventa palestinos, incluyendo a 11 niños y tres mujeres, murieron en la zona de amortiguación en los últimos tres años y, como apuntó Suliman, “si bien algunos de estos eran combatientes… la mayoría eran civiles”.

 

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal