Destacados, Mundo, Paz, Últimas Noticias

El mundo perdió paz en el último lustro

Pakistán fue uno de los países más violentos. Crédito: Ashfaq Yusufzai/IPS

Pakistán fue uno de los países más violentos. Crédito: Ashfaq Yusufzai/IPS

WASHINGTON, 12 jun 2013 (IPS) - El mundo es menos pacífico hoy que hace cinco años, según la edición 2013 del Índice de Paz Mundial (GPI, por sus siglas en inglés).

El estudio realizado por el Instituto para la Economía y la Paz concluyó también que el año pasado la situación se deterioró sobre todo debido a la intensificación del conflicto en Siria, el creciente número de homicidios, particularmente en México, América Central y África subsahariana, y el incremento del gasto militar en muchos países.

Liderada por Islandia, Dinamarca y Austria, Europa siguió siendo en 2012 la región más pacífica del mundo, en tanto que Asia meridional fue la menos pacífica, arrastrada en particular por Afganistán, país que se ubicó en el último puesto de los 162 analizados por el GPI, y por Pakistán, en el lugar 157.

Las naciones de Medio Oriente también se ubicaron al fondo de la lista, debido al conflicto en Siria (160), la violencia sectaria en Iraq (159), el continuo conflicto en Yemen (152) y la guerra de Israel (150) contra Hamás (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámica) y su aumento en el gasto militar.

El GPI de este año, divulgado el martes 11, también señala que el impacto de la violencia en la economía internacional (en términos de presupuestos de defensa y seguridad interna) fue de 9,5 billones (millones de millones) de dólares en 2012.

El monto equivale a 11 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial, casi el doble de la producción total de alimentos del planeta.

“Si el mundo redujera su gasto en violencia en aproximadamente 50 por ciento”, según el estudio, “se podría pagar la deuda del Sur en desarrollo, proveer dinero suficiente para la estabilidad europea y financiar el monto extra requerido para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

El informe también descubrió una correlación entre el impacto de la crisis financiera mundial de 2008 y la pérdida de paz.

“Los recortes en los servicios públicos y en las protecciones sociales, sumados a un creciente desempleo, llevaron a un incremento de las manifestaciones violentas, de los crímenes violentos y de la percepción de la criminalidad en muchos países”, según el informe de 101 páginas.

El GPI, basado en 22 indicadores sobre violencia o miedo a la violencia, es compilado por varias universidades e instituciones que mantienen evaluaciones y estadísticas relevantes, que van desde la Economist Intelligence Unit (EIU) y el Banco Mundial, hasta el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo y Amnistía Internacional.

Se consideran indicadores relevantes a la paz interna, como el número de homicidios y de oficiales de seguridad y policía por cada 100.000 habitantes, así como el nivel de inestabilidad política y de actividad terrorista calculado por la EIU.

También se toman en cuenta variables de paz exterior, como el tamaño del presupuesto militar del país, el número de militares por cada 100.000 habitantes, sus transferencias de armas y la cantidad de conflictos externos en los que se ha visto involucrado ese estado.

Los 10 países más pacíficos en el último año fueron Islandia, Dinamarca, Austria, Nueva Zelandia, Suiza, Japón, Finlandia, Canadá, Suecia y Bélgica.

Los menos pacíficos fueron Afganistán, Somalia, Siria, Iraq, Sudán, Pakistán, la República Democrática del Congo, Rusia, Corea del Norte y la República Centroafricana.

Estados Unidos se ubicó en el puesto 99, justo por encima de China, en el 100.

La gran disparidad entre Estados Unidos y Canadá, los dos vecinos de América del Norte, se explica por la alta tasa de encarcelamientos del primer país, sus grandes y activas fuerzas armadas, su involucramiento en conflictos externos, su alta tasa de homicidios y la facilidad de su población para acceder a armas pequeñas.

Aunque el presupuesto estadounidense en defensa ahora disminuyó notoriamente, sigue siendo mayor que al menos una docena de las otras principales potencias militares del mundo.

Nueva Zelandia (3) y Japón (6) fueron los países de la región de Asia Pacífico mejor ubicados en el GPI, en tanto que Corea del Norte (154) fue el peor.

Pyongyang tiene la tasa más alta de encarcelamiento, y por lejos la mayor proporción de gasto militar respecto de su PIB.

En América Latina y el Caribe, los países con mejor ubicación fueron Uruguay (24), Chile (31) y Costa Rica (40), en tanto que los peor situados fueron Honduras (123), Venezuela (128), México (133) y Colombia (147).

Los países más pacíficos en África subsahariana fueron Mauricio (21), Botswana (32) y Namibia (46). Las mayores potencias económicas del continente, Sudáfrica y Nigeria, se ubicaron en los puestos 121 y 148 respectivamente.

Los mayores avances en el último año fueron registrados en Libia (145), Sudán (158), Chad (138), Kazajstán (78) e India (141), mientras que los mayores retrocesos los tuvieron Ucrania (111), Perú (113), Burkina Faso (87), Costa de Marfil (151) y Siria (160).

El estudio constató que, desde 2008, 48 países se volvieron más pacíficos, mientras que 110 fueron en la dirección opuesta.

A nivel regional, el mayor deterioro se registró en las antiguas repúblicas soviéticas y, más aun, en Medio Oriente y el norte de África, particularmente en los últimos tres años, con el advenimiento de la Primavera Árabe.

 

El blog de Jim Lobe sobre política exterior de Estados Unidos se puede leer aquí.

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal