Democratización, Destacados, Medio Oriente y Norte de África, Últimas Noticias

Fiscalía de Egipto ordena arresto de líder islamista

El líder de la Hermandad Musulmana, Mohammad Badie, es acusado de haber incitado a la violencia en Egipto. Crédito: Al Jazeera

El líder de la Hermandad Musulmana, Mohammad Badie, es acusado de haber incitado a la violencia en Egipto. Crédito: Al Jazeera

DOHA, 10 jul 2013 (IPS) - La Fiscalía de Egipto ordenó el arresto del líder de la Hermandad Musulmana, Mohammad Badie, acusado de haber incitado los enfrentamientos del lunes 8 frente al cuartel general de la Guardia Republicana, donde murieron 51 personas, informó la agencia estatal MENA.

También ordenó la detención de otros líderes de ese movimiento islamista, incluyendo al segundo jefe más importante, Mahmoud Ezzat, y a los políticos Essam El-Erian y Mohammad el-Beltagy.

El martes 9, la Fiscalía comenzó a investigar a 650 personas supuestamente involucradas en la violencia del lunes, aunque no dio sus nombres.

Rawya Rageh, corresponsal de Al Jazeera en El Cairo, señaló que otras nueve personas estaban también incluidas en la orden de arresto.

Tras los enfrentamientos del lunes, la Hermandad llamó a un “levantamiento” para restituir en el poder al presidente Mohammad Morsi, derrocado por las Fuerzas Armadas.

Miles de seguidores de la Hermandad realizan una vigilia cerca de una mezquita en el noreste de El Cairo, demandando el regreso de Morsi.

Rageh dijo que los líderes con órdenes de arresto en su contra se encuentran en la vigilia frente a la mezquita de Rabaa Adaweya, y que a la policía le es difícil detenerlos, dado que en el lugar hay una multitud de seguidores de Morsi.

Oferta rechazada

Mientras, la Hermandad Musulmana rechazó este miércoles una oferta del primer ministro interino Hazem El Beblawi para integrar el gabinete del gobierno de transición que este prevé formar una vez que negocie con líderes liberales.

Beblawi reconoció a la agencia Reuters que le será difícil conseguir el apoyo unánime de los egipcios para su nuevo gobierno.

“Por supuesto que respetamos la opinión pública e intentamos cumplir con las expectativas de la gente, pero siempre hay un momento en el que se debe optar, donde existe más de una alternativa, y no se puede satisfacer a todos”, indicó.

Por su parte, la principal coalición liberal de Egipto, el Frente de Salvación Nacional, se retractó de una declaración en la que rechazaba tajantemente el plan de transición y divulgó otra en la que hacía críticas menos severas.

Beblawi, economista liberal y ex ministro de Finanzas, fue designado nuevo primer ministro el martes 9.

Mientras tanto, Mohammad ElBaradei, líder de la oposición liberal y premio Nobel de la Paz, fue designado vicepresidente y encargado de Relaciones Exteriores.

Luego de estas designaciones, se anunció que se ofrecerían puestos ministeriales en el nuevo gobierno a miembros del hasta ahora gobernante Partido Libertad y Justicia, de la Hermandad Musulmana, y del también islamista Partido Al Nour.

Pero Rageh, la corresponsal de Al Jazeera, señaló que algunos de los propios movimientos opositores a Morsi, como Tamarrod, denunciaron que no los consultaron y condenaron que el plan para instalar un gobierno interino se haya concretado en forma apurada y secreta.

Este miércoles también asumió el nuevo fiscal general, Hisham Barakat.

“Maniobra” política

Las designaciones del nuevo gobierno tuvieron lugar casi una semana después de que los militares removieran de su cargo al presidente Morsi y nombraran un nuevo jefe de Justicia, Adly Mansour.

ElBaradei fue inicialmente propuesto para liderar el gabinete, pero el partido Nour rechazó su designación. El jefe de esa fuerza política señaló que todavía estaba estudiando el nombramiento de ElBaradei como vicepresidente.

Beblawi ahora afronta la dura tarea de unificar un país fuertemente dividido y rescatar una economía deteriorada.

Mientras, el ejército de Egipto señaló que no aceptaría ningún tipo de “maniobra” política.

“El futuro de la nación es demasiado importante y sagrado como para permitir maniobras u obstáculos, sin importar sus justificaciones”, afirmó el ministro de Defensa, Abdel-Fattah el-Sissi .

Mientras, Mansour presentó el borrador del texto que pretende sustituir la polémica Constitución, impulsada por los islamistas y que quedó en suspenso luego del golpe de Estado de la semana pasada.

Un comité especial realizará los ajustes finales al borrador antes de que sea sometido a un referendo.

En un plazo no mayor a tres meses habrá elecciones parlamentarias, y Mansour anunciará una fecha para comicios presidenciales una vez que la nueva asamblea legislativa entre en funciones.

* Publicado en acuerdo con Al Jazeera.

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal