América del Norte, Conflictos armados, Derechos humanos, Europa, Geopolítica, Gobernanza mundial, Medio Oriente y Norte de África, Últimas Noticias

Gran Bretaña asegura legalidad de un ataque a Siria sin la ONU

DOHA, 29 ago 2013 (Al Jazeera) - El gobierno británico publicó un documento en el que sostiene que desde el punto de vista legal tiene derecho a actuar militarmente contra Siria aunque el Consejo de Seguridad de la ONU se oponga a una intervención directa.

También publicó este jueves 29 material de inteligencia sobre el presunto ataque con armas químicas perpetrado por las fuerzas de Bashar al Assad en Siria, en el que asegura que no hay duda de que ocurrió.

El documento es la última señal de que una coalición de países de Occidente que incluye a Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña avanza hacia una acción militar contra Siria tras ese ataque. Es “altamente probable” que el gobierno sirio haya estado detrás del mismo, según el texto.

“Si la acción se bloquea en el Consejo de Seguridad, Gran Bretaña de todos modos podrá adoptar medidas excepcionales al amparo del derecho internacional a fin de aliviar el alcance de la abrumadora catástrofe humanitaria en Siria”, se puede leer en una copia del documento sobre la posición legal del gobierno británico.

En tales circunstancias, agrega, “una intervención militar para atacar objetivos específicos, con el fin de disuadir y desbaratar más de esos ataques, sería necesaria y proporcionada y, por lo tanto, legalmente justificable”.

Sin embargo, en un debate que tuvo lugar este jueves 29, el primer ministro David Cameron dijo al parlamento británico que era “impensable” que su país lanzara una acción militar contra Siria si había una fuerte oposición en el Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas).


Siria desafiante

Más temprano este jueves, el presidente sirio Bashar al Assad dijo que su país se defendería de toda intervención militar extranjera.

“Siria se defenderá de cualquier agresión, y las amenazas solo aumentarán su compromiso para con sus principios y su independencia”, dijo el asediado líder sirio a una delegación de políticos yemeníes, según medios de comunicación estatales.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el miércoles 28 que su país había “concluido” que el gobierno sirio había perpetrado un ataque con armas químicas.

Obama defendió el uso de un ataque militar “a medida, limitado”, en respuesta.

Se refirió así al presunto ataque con armas químicas en los suburbios de Ghouta, en el oriente de Damasco, que, según agencias humanitarias, la semana pasada dejó por lo menos 355 muertos y 3.000 heridos.

“Hemos concluido que el gobierno sirio fue, de hecho, el que lo llevó a cabo”, dijo Obama en una entrevista televisada. Pero no presentó ninguna evidencia directa para sustentar la acusación, que Damasco niega de forma rotunda.


“Desestabilización”

Argumentando a favor de una intervención luego de resistirse durante mucho tiempo a involucrarse directamente en Siria, Obama insistió en que, aunque hay que castigar al gobierno de Al Assad, intenta evitar repetir los errores cometidos en la guerra de Iraq en 2003.

La opción más probable, según funcionarios de Estados Unidos, sería lanzar misiles crucero desde buques estadounidenses apostados en el mar Mediterráneo, en una campaña que duraría varios días.

Sin embargo, surgieron nuevos obstáculos que parecen haber enlentecido la formación de una coalición internacional que podría usar la fuerza militar para azotar a Siria.

El miércoles 28, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia) no lograron llegar a un acuerdo sobre un borrador de resolución presentado por los británicos que pide autorización para el uso de la fuerza.

Rusia objetó la intervención internacional. Su ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, le atribuyó la culpabilidad al gobierno sirio en esta oportunidad, pero agregó que una intervención militar extranjera conduciría a la “desestabilización (…) del país y de la región”.

Medios estatales chinos señalaron este jueves que toda intervención militar “tendrá consecuencias nefastas para la seguridad regional y violará las normas que gobiernan las relaciones internacionales”.

 

Publicado mediante un acuerdo con Al Jazeera.

 

 

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Lo último sobre desarrollo, igualdad de género y lucha contra la pobreza, en coberturas realizadas por nuestros periodistas

Boletín semanal