África, Conflictos armados, Derechos humanos, Últimas Noticias

Islamistas aún mantienen rehenes en centro comercial keniano

Una madre y su hija se protegen fingiendo estar muertas en el centro comercial de Westgate. Crédito: Al Jazeera.

Una madre y su hija se protegen fingiendo estar muertas en el centro comercial de Westgate. Crédito: Al Jazeera.

DOHA, 23 sep 2013 (IPS) - Intensos y constantes disparos se escuchan desde el centro comercial de Nairobi donde el grupo radical islámico somalí Al Shabab mantiene a un número indeterminado de civiles rehenes.

Dos combatientes de la organización islamista murieron en una operación de rescate lanzada por el ejército keniano, y casi todos los rehenes recuperaron su libertad, informó este lunes 23 el secretario del Interior, Ole Lenku.

“No podemos decirle exactamente cuándo pensamos que esta situación llegará a su fin, pero estamos haciendo todo lo razonablemente posible, y con cautela”, señaló Lenku en conferencia de prensa.

Una nube de humo negro se elevó del centro comercial y se oyeron varias explosiones en el área, tomada por los milicianos de Al Shabab hace dos días.

Lenku dijo que los combatientes islámicos habían provocado el fuego dentro del edificio, pero aseguró que pronto sería extinguido.

Señaló además que las fuerzas kenianas tenían el control de todos los pisos del centro comercial, y que “los terroristas corren y se esconden en algunas tiendas”. “No tienen hacia dónde escapar”, aseguró.

La televisión keniana mostró este lunes 23 imágenes de soldados en uniforme de camuflaje corriendo para tomar nuevas posiciones, mientras también se reubicaba un vehículo blindado con efectivos.

Las autoridades trasladaron a los periodistas y camarógrafos que habían llegado al lugar, y estos ahora no tienen una clara visión del centro comercial, sino solo de su periferia.

“Somos nosotros los que causamos la explosión. Estamos tratando de entrar a través del techo”, dijo a la agencia de noticias Reuters un funcionario de seguridad que pidió no ser identificado. No hubo comentarios oficiales al respecto.

La preocupación reinante es que los combatientes resistan el operativo militar y lastimen a los civiles que aún tienen como prisioneros, informó Catherine Soi, corresponsal de Al Jazeera, desde una zona cercana al centro comercial.

“Fueron allí con una misión suicida, sabían que iba a ser muy difícil salir con vida. La verdadera preocupación son los rehenes. El Ministerio dice que lograron evacuar a la mayoría de las personas en el centro comercial”, informó.

“Más de 1.000 personas fueron evacuadas (desde que comenzó el asedio de los islamistas), pero todavía hay preocupación por los rehenes” que quedan, añadió.

Mientras, la Corte Penal Internacional (CPI) anunció que ajustará la agenda del juicio al vicepresidente de Kenia, William Ruto, acusado de crímenes contra la humanidad por la violencia que siguió a las elecciones de 2007.

La CPI señaló que le dio libertad a Ruto para ausentarse una semana y así volver a Nairobi para atender la crisis. El juicio al vicepresidente comenzó a inicios de este mes.

“Estaban en shock”

Al Shabab lanzó el asedio contra el centro comercial de Westgate el sábado 21, usando granadas y rifles de asalto. El ataque dejó por lo menos 68 muertos y más de 150 heridos, según la Cruz Roja.

El portavoz militar keniano Cyrus Oguna confirmó a Al Jazeera que se logró la liberación de la mayoría de los rehenes, aunque no dio un número exacto.

“La mayoría estaban deshidratados y en estado de shock”, indicó, añadiendo que cuatro soldados resultaron heridos en el operativo.

Por su parte, Al Shabab señaló en la red social Twitter: “El gobierno keniano será responsabilizado por cualquier pérdida de vidas como resultado de una acción imprudente como esta. ¡La decisión es de ustedes!”.

“Las fuerzas kenianas, que acaban de intentar ingresar por el techo, deben saber que están poniendo en riesgo la vida de los rehenes”, alertó.

La organización radical dijo a Al Jazeera que había lanzado el ataque específicamente contra no musulmanes. Entre los muertos confirmados hay kenianos y extranjeros, incluyendo franceses, británicos, indios, canadienses, chinos y un destacado poeta ghanés, Kofi Awoonor.

En conversación con Al Jazeera, Abu Omar, portavoz del grupo islamista, negó que hubiera una negociación por los rehenes.

Los combatientes exigen que Kenia saque sus tropas de la vecina Somalia, donde Al Shabab lucha contra el gobierno central.

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas condenó el ataque al centro comercial en Nairobi “en los términos más duros posibles”, y le recordó al gobierno keniano que cualquier respuesta debe respetar el derecho humanitario internacional.

Publicado en acuerdo con Al Jazeera.

 

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal