África, Ambiente, Economía y comercio, Población, Pobreza y Metas del Milenio, Recursos naturales, Últimas Noticias

Ocupando la riqueza mineral de Kenia

Sesenta y ocho por ciento de los 41,6 millones de kenianos no tienen el título de propiedad de la tierra que habitan. Crédito: Miriam Gathigah/IPS

Sesenta y ocho por ciento de los 41,6 millones de kenianos no tienen el título de propiedad de la tierra que habitan. Crédito: Miriam Gathigah/IPS

NAIROBI, 5 sep 2013 (IPS) - Zeinab Mohammad tiene 70 años y vive en el condado de Kwale, en la Provincia Costera de Kenia. Durante décadas ha residido ilegalmente en lo que se conocen como “casas flotantes”.

“Somos dueños de las casas, pero no de la tierra. No tenemos títulos de propiedad”, dijo. Su esposo murió como ocupante a los 86 años de edad.

“Por 40 años intentamos obtener el título de esta tierra. Yo soy vieja, podría morir cualquier día, y tengo miedo de dejar a mis hijos y a mis nietos sin heredad”, dijo Mohammad a IPS.

Según la organización no gubernamental Alianza por las Tierras de Kenia, 68 por ciento de los 41,6 millones de kenianos carecen del título de propiedad de la tierra que habitan. La mayoría de estos residen en la Provincia Costera.

Pero en pocos días podría cambiar la suerte de Mohammad. Ella es uno de los miles de residentes de la Provincia Costera que recibirán los títulos de sus tierras, otorgados por el presidente Uhuru Kenyatta.

El mandatario comenzó a conceder títulos de propiedad el 30 de agosto, iniciativa que en su primera fase beneficiará a 60.000 familias de la Provincia Costera.

En los próximos cinco años, el Ministerio de Tierras pretende entregar tres millones de títulos en todo el país, cambiando significativamente la vida de la población. Esos documentos pueden servir de garantía para préstamos.

En el condado de Kwale, donde vive Mohammad, las autoridades entregarán 14.381 títulos.

Pero la propiedad de la tierra es un tema urticante en esta zona rica en minerales. Este mes comenzará un proyecto de explotación de titanio en la provincia.

En julio, la compañía Cortec Corporation anunció el hallazgo de depósitos de niobio, un metal gris dúctil, por 62.400 millones de dólares.

El descubrimiento, en las colinas de Mrima, en el condado de Kwale, convirtió a la zona en uno de los cinco principales sitios de tierras raras del mundo, ingresando así en un mercado dominado por China.

Pero la extracción de los minerales no beneficiará a aquellos que aún no tengan títulos de propiedad.

“La mayoría de los residentes se están perdiendo la oportunidad de recibir una compensación, ya que no tienen documentos que demuestren que son los dueños de la tierra donde se descubren los minerales”, advirtió Njuguna Mutonya, experto en tierras de la región costera.

“Ya que toda tierra privada que tenga minerales pertenece al gobierno, esta debe ser expropiada. Los poseedores de títulos deben ser compensados antes de ser trasladados a otras partes”, dijo a IPS.

En cambio, los que no tienen título solo pueden ser compensados por lo que está construido sobre la tierra, y no por la tierra misma. “Así que, si construyes una casa y plantas tres árboles, solo por eso serás indemnizado”, añadió.

Expertos en minería, como el ingeniero Kimani Ngunjiri, señalan que esto explica por qué, aun siendo rico en minerales, “el condado de Kwale es uno de los 10 más pobres de Kenia”.

“Las compañías mineras ganan miles de millones de dólares, mientras que las comunidades siguen siendo pobres”, indicó.

Ngunjiri dijo a IPS que los títulos de propiedad son fundamentales para determinar “quién tiene acceso a los beneficios si las tierras contienen minerales”.

Pero Mutonya confía en que la iniciativa del gobierno de otorgar títulos ayudará a mejorar las posibilidades de los residentes a beneficiarse de las ganancias generadas por los proyectos mineros.

No obstante, la política gubernamental fue motivo de un enfrentamiento entre Kenyatta y su principal oponente político, Raila Odinga.

La familia del presidente posee grandes porciones de tierra en todo el país, sobre todo en la Provincia Costera, el Valle del Rift y la Provincia Central. Este fue uno de los temas que generó más polémica en la última campaña electoral.

Odinga criticó duramente la iniciativa del gobierno, señalando que solo tenía el objetivo de ganar la simpatía de los residentes de la Provincia Costera, quienes en forma abrumadora votaron contra la Coalición Jubileo, de Kenyatta, en las elecciones del 4 de marzo.

Pero para los ocupantes de la Provincia Costera, que ya han sufrido varios desalojos, esto puede representar un nuevo comienzo.

“La propiedad de la tierra ha sido un problema persistente. Toda la región costera es propiedad de unos pocos magnates. Si el presidente Kenyatta pretende hacer un juego político mientras mejora nuestras vidas, que lo haga”, dijo Amina Juma, ocupante de Kilifi, en diálogo con IPS.

De todas formas, Mutonya dijo que la población duda que Kenyatta sea capaz de resolver el problema de la tierra.

“El nuevo giro de los acontecimientos cambió el panorama político y socioeconómico de la población costera. La tierra gradualmente dejará de ser un tema de campaña”, opinó.

Con él coincide Ikal Ang’elei, de la organización ambientalista comunitaria Amigos del Lago Turkana.

“Si no existen documentos de propiedad a favor de las comunidades e individuos que habitan las regiones ricas en minerales, las leyes deben protegerlos”, dijo la activista a IPS.

“El gobierno debe aprobar la Ley de Tierras Comunitarias para dejar en claro cómo se llevará a cabo esta adquisición de zonas ricas en minerales”, añadió.

 

Etiquetas / Tags

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal