Ayuda al desarrollo, Conflictos armados, Desarrollo y ayuda, Destacados, Emergencias Humanitarias, Geopolítica, Medio Oriente y Norte de África, Naciones Unidas, Paz, Población, Pobreza y Metas del Milenio, Últimas Noticias

Crisis en Siria amenaza con anular el desarrollo del mundo árabe

El gobierno de la zona del Kurdistán en Iraq recibió a más de 200.000 refugiados sirios en el campamento de Kawrgosik, cerca de Erbil. Crédito: UN Photo/Eskinder Debebe

El gobierno de la zona del Kurdistán en Iraq recibió a más de 200.000 refugiados sirios en el campamento de Kawrgosik, cerca de Erbil. Crédito: UN Photo/Eskinder Debebe

NACIONES UNIDAS, 17 ene 2014 (IPS) - Los conflictos militares y la violencia generalizada en Siria, Iraq y Líbano, entre otros territorios en crisis, le costaron la vida a miles de personas y devastaron economías frágiles, pero también amenazan el viejo plan de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para erradicar el hambre y la pobreza extrema en el mundo.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el principal organismo de la ONU encargado de supervisar el desarrollo humano, señala que la agitación política, también en países como Libia, Túnez y Egipto, amenaza con incumplir los Objetivos de Desarrollo para el Milenio (ODM), especialmente en el mundo árabe.

“La crisis en Siria es una crisis para el desarrollo de la región árabe”, advirtió Sima Bahous, presidenta del Grupo de Desarrollo de Naciones Unidas para los estados árabes.

Siria padece fuertes retrocesos en su desarrollo humano, en particular en su educación, alfabetización, salud y esperanza de vida, y también es visto como uno de los países responsables de desencadenar el caos económico regional.

Yasmine Sherif, consejera especial de asociaciones estratégicas y movilización de recursos en la Oficina Regional del PNUD para los Estados Árabes, dijo a IPS que el conflicto en Siria hizo retroceder 35 años los logros en su desarrollo humano.

Más de 50 por ciento de sus 12,6 millones de habitantes viven en la pobreza, 9,3 millones necesitan asistencia humanitaria y de desarrollo y 6,5 millones fueron desplazados de sus hogares, explicó la funcionaria internacional en base a un informe del PNUD publicado en septiembre.

La crisis también obligó a unos 2,3 millones de personas a huir de Siria hacia los países vecinos, según la publicación.

Ochenta por ciento de ellas no viven en campamentos de refugiados, sino en comunidades de acogida, lo que afecta gravemente los servicios municipales y sociales, como la salud, la educación, el saneamiento, la vivienda y la infraestructura socioeconómica, así como la cohesión social de esas localidades.

Sherif dijo que el PNUD aplica una estrategia de desarrollo basada en la capacidad de recuperación (medios de vida, capacitación profesional, empleo rápido, rehabilitación básica) para las personas afectadas por la crisis en Siria y las comunidades de acogida en los países vecinos.

La necesidad total del PNUD asciende a 166 millones de dólares en la subregión, de los cuales 138 millones de dólares refieren al Plan de Respuesta Rápida de la ONU y al Plan de Respuesta y Asistencia Humanitaria de Siria, ambos preparados por el sistema de la ONU para una conferencia de donantes celebrada el miércoles 15 en Kuwait.

Ese encuentro recaudó más de 2.400 millones de dólares de países donantes, además de 400 millones de organizaciones no gubernamentales.

Al preguntarle cómo se desembolsarán los fondos, Sherif explicó a IPS que la ONU identifica las prioridades y luego los donantes prometen fondos para las mismas. Pero a veces, dijo, los propios donantes sugieren cuáles son las urgencias.

“Lo que el PNUD y otros organismos en Kuwait presentan se basa en las necesidades y prioridades identificadas en el país”, agregó.

Entre los organismos que buscan financiación se encuentran el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización Mundial de la Salud, la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que presidió la conferencia de donantes, dijo que el conflicto que lleva casi tres años “hizo retroceder años a Siria, incluso décadas.”

Las consecuencias negativas también “dañan la estabilidad y anulan los avances del desarrollo en toda la región”, advirtió.

Las repercusiones de la crisis de refugiados, con más de 6,5 millones de personas “desplazadas internas”, provocan “grandes dificultades y aumentan la tensión en toda la región”, según Ban.

Indirectamente, el conflicto sirio desencadenó violencia intestina en los países vecinos de Iraq y Líbano.
Un estudio conjunto del Banco Mundial y la ONU que citó Ban sostiene que el conflicto redujo el crecimiento económico en Líbano casi tres por ciento al año, con un total de pérdidas por 7.500 millones de dólares.

En Jordania, el costo de acoger a los refugiados sirios podría superar los 1.500 millones de dólares. Turquía e Iraq también sufrieron las consecuencias de esta situación.

Bahous, quien también dirige la Oficina Regional del PNUD para los Estados Árabes, señaló que el impacto de la crisis siria “trasciende por lejos la trágica y terrible mortandad y destrucción generalizadas en ese país, ya que también está desacelerando el progreso de la región en materia de desarrollo.”

El informe del PNUD agrega que la actividad económica se desaceleró en Egipto, Túnez y Yemen, tres países que experimentan transiciones políticas complejas.

El organismo de la ONU advierte que, si bien la región árabe avanzó en muchos de los ODM, como la reducción del hambre y la pobreza, el progreso se frustró por el “impacto generalizado del conflicto en curso en Siria.”

La subsecretaria general de la ONU, Valerie Amos, quien encabeza las operaciones de emergencia, explicó que el PMA necesita unos 100 millones de dólares para proporcionarles alimentos a más de cuatro millones de sirios, sólo para un mes.

Y el UNFPA necesita unos 10 millones de dólares para brindarles a 2,8 millones de personas servicios esenciales de atención de salud reproductiva en las nueve provincias de Siria.

Amos también le dijo a los donantes el miércoles que casi toda la población siria se ve afectada por la crisis, con una caída del 45 por ciento del producto interno bruto y la depreciación del 80 por ciento del valor de la moneda.

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Lo último sobre desarrollo, igualdad de género y lucha contra la pobreza, en coberturas realizadas por nuestros periodistas

Boletín semanal