Asia-Pacífico, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Destacados, Economía y comercio, Medio Oriente y Norte de África, Migraciones y refugiados, Pobreza y Metas del Milenio, Trabajo, Últimas Noticias

Engañados y sin empleo, miles de emigrados vuelven a India

Trabajadores retornan a Kerala desde el Golfo. Crédito: K.S. Harikrishnan/IPS.

Trabajadores retornan a Kerala desde el Golfo. Crédito: K.S. Harikrishnan/IPS.

THIRUVANANTHAPURAM, India, 13 ene 2014 (IPS) - Ashik Rehman, de 47 años, trabajaba como obrero en el sureño estado indio de Kerala hasta que, hace dos años, partió hacia Arabia Saudita con la esperanza de ganar lo suficiente para comprar una casa en su ciudad natal. Ahora está de regreso y le espera un futuro sombrío.

El agente de viajes de Rehman le prometió un empleo de vendedor en una tienda. Pero después de que llegó a Riad lo enviaron a trabajar a una obra de la construcción como barrendero. Su auspiciante no tomó las medidas legales para enmendar su permiso de trabajo.

“Allí me trataron como a un esclavo. No me dieron la alimentación, licencia ni sueldo adecuados”, aseguró a IPS.

Para peor, Arabia Saudita aplica una norma de naturalización llamada Nitaqat, que obligó a Rehman a retornar a Kozhikode, su ciudad natal en Kerala, en octubre pasado. Todavía sigue sin encontrar trabajo.

La ley de Nitaqat, anunciada en 2011, obliga a todas las empresas privadas a que 10 por ciento de sus empleados, como mínimo, sean súbditos sauditas. Para los extranjeros sin los debidos documentos de trabajo o visa la norma estipula medidas punitivas, como el arresto o la deportación.

Los ciudadanos de India conforman la comunidad de extranjeros más grande de Arabia Saudita, con 2,8 millones de personas. La ley afectó especialmente a quienes no tienen los documentos de trabajo adecuados.

“Muchos auspiciantes son evasivos cuando se trata de otorgar estatus legal a los trabajadores. Debido a la falta de interés de mi patrocinador, tuve que regresar. Ahora vivo en una casa alquilada y trato de hallar la manera de ganarme la vida”, explicó Rehman a IPS.

El gobierno de India calcula que 134.000 trabajadores regresaron a ese país de Asia meridional desde Arabia Saudita debido a la nueva política de Nitaqat.

“Las agencias de viajes les complican la vida a los desventurados trabajadores migrantes”, dijo a IPS Jamaludeen, quien también volvió a su país. “Inventan empleos y empresas que no existen. Antes de que los emigrantes logren descubrir el engaño, terminan en granjas en zonas aisladas y en predios agrícolas desconocidos en los desiertos”.

La migración a la inversa de los trabajadores indocumentados de Arabia Saudita llevó a los repatriados a exigir que el gobierno de India implemente un paquete integral de rehabilitación para ellos.

“Desde la Guerra del Golfo (1991) nos hacen falsas promesas de paquetes de rehabilitación”, dijo S. Ahmed, presidente del Consejo de Coordinación de Indios no Residentes. El gobierno no hizo mucho para ayudar a los repatriados por la norma de Nitaqat. El Consejo exigió que todas las familias que no son residentes en Arabia Saudita y que retornan de ese país se incluyan en un proyecto de seguro integral de salud.

Las repercusiones de Nitaqat se manifiestan de muchas formas en India, en particular en los sectores que dependen del dinero del Golfo. Algunas consecuencias son la desaceleración de la construcción, de los negocios inmobiliarios y de las ventas de automotores, así como la caída de los salarios de los jornaleros.

Esto es particularmente cierto en Kerala, ya que, de los 2,8 millones de indios que hay en Arabia Saudita, un millón provienen de ese estado. Después de Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita es el destino más favorecido por la población migrante de India.

Sree Nair, investigadora sobre movimientos migratorios radicada en Kerala, dijo que el gobierno debe asegurarse de que los repatriados sean rehabilitados y reubicados en su tierra natal.

“Los migrantes que retornan no reciben mucha atención del gobierno. Pero Nitaqat generó una situación que dejó en evidencia el vacío existente en la planificación pública en materia de migraciones y la dependencia de la economía en las remesas”, explicó en entrevista con IPS.

Según el Banco Mundial, India es el principal destinatario de las remesas de Arabia Saudita. Solo en 2012 recibió por este concepto 8.400 millones de dólares.

“Los servicios para los retornados son insuficientes. Se les debe brindar no solo ayuda financiera, sino una orientación adecuada sobre las posibles áreas de utilización de sus habilidades en los mercados de trabajo nacionales o extranjeros. La mayoría de los repatriados no buscan que el gobierno les regale nada, sino su reincorporación apropiada al mercado laboral”, agregó la investigadora.

Kerala es el único estado de India que anunció medidas de rehabilitación para los repatriados, lo cual incluye préstamos y servicios sin intereses como ayuda para que encuentren empleos en otros países del Golfo.

Abu Ali, un asesor jurídico de los trabajadores extranjeros en Jeddah, dijo que muchos, entre ellos indios, fueron declarados en fuga por sus patrocinadores, que de esa manera evitan el pago de una indemnización.

“Muchos inmigrantes pueden haber trabajado allí durante más de 10 años, pero no hay un foro legal que se enfrente a los patrocinadores que no cumplen las reglas”, explicó a IPS.

K.U. Iqbal, un reportero radicado en Riad que trabaja para Malayalam News, una publicación hermana de Arab News, dijo a IPS por teléfono que 1,3 millones de trabajadores indios, que inicialmente no tenían los documentos adecuados, regularizaron sus permisos de trabajo y completaron otros trámites legales.

“La mayoría de los indios corrigieron sus documentos. Se dice que algunos inmigrantes no solicitaron el estatus legal. Si las autoridades los atrapan, enfrentarán las consecuencias”, advirtió.

Varios repatriados dijeron a IPS que Nitaqat perjudicó especialmente a los trabajadores no calificados, los empleados de oficina a tiempo parcial y los maestros de escuela.

Sharafudeen, oriundo de Malappuram, señaló que el Ministerio de Educación indultó a los maestros sin los documentos adecuados. “Pero muchas tiendas y restaurantes pequeños, que solían contratar regularmente a los trabajadores indocumentados, cerraron en todo el reino”, agregó.

Inspectores laborales arremetieron contra miles de trabajadores indocumentados en una serie de redadas en toda Arabia Saudita luego de que venciera el período de amnistía para que los extranjeros regularizaran su situación.

Shameem Ahmed, gerente general de Overseas Development and Employment Promotion Consultants, una empresa consultora con sede en Thiruvananthapuram, la capital de Kerala, citó a funcionarios del gobierno indio en Riad para decir que muchos trabajadores no estaban dispuestos a volver a India, ya que temían que con su situación de desempleo se agravara la carga financiera de sus familias.

“Muchos no se reportan al trabajo por miedo al arresto y la deportación. Numerosas empresas de la construcción que dependían en gran medida de la fuerza de trabajo ilegal suspendieron por completo sus proyectos. Se espera un drástico incremento de los precios unitarios de las viviendas debido a la escasez de obreros”, vaticinó Shameem Ahmed.

 
X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Lo último sobre desarrollo, igualdad de género y lucha contra la pobreza, en coberturas realizadas por nuestros periodistas

Boletín semanal