Somalia incapaz de desactivar prohibición de Internet de Al Shabaab
África, Ciencia y tecnología, Conflictos armados, Derechos humanos, Destacados, Libertad de expresión, Últimas Noticias

Somalia incapaz de desactivar prohibición de Internet de Al Shabaab

Los somalíes no pueden utilizar Internet en sus teléfonos móviles. Crédito: Ahmed Osman/IPS

MOGADISCIO, 18 feb 2014 (IPS) - Osman Ali, propietario de una tienda de electrónica en la capital de Somalia, está en apuros desde que la organización terrorista islámica Al Shabaab obligó a la mayor firma de telecomunicaciones de este país a cancelar su servicio de Internet móvil.

Sus ventas han caído en forma drástica. “No entiendo por qué el gobierno no hizo nada para afrontar esta situación. Al menos podría haber buscado una alternativa. Esto arrojó al país a las tinieblas. Nos estamos quedando atrás”, dijo Ali a IPS en su negocio.

En enero, Al Shabaab dio un ultimátum de 15 días a la firma Hormuud Telecom para que cortara sus servicios de Internet móvil y de fibra óptica, alegando que espías occidentales los usan para reunir información sobre los musulmanes.

Según el portal de estadísticas Internet World Stats, más de 125.000 de los 10 millones de habitantes de este país del Cuerno de África utilizan la red mundial de computadoras.

Decenas de miles de personas que dependían de los servicios de Hormuud no han podido acceder a Internet en sus teléfonos móviles desde el 6 de este mes. Sin embargo, las conexiones de banda ancha fija todavía funcionan.

Según el alcalde de Mogadiscio, Mohammad Nur Tarzan, directivos de la compañía de telecomunicaciones le informaron que su personal había sido obligado a cortar el servicio “a punta de revólver” por combatientes de Al Shabaab.

Hormuud, que asegura controlar “más de 60 por ciento del mercado en servicios móviles y de banda ancha” en el centro y sur de Somalia, no hizo todavía una declaración oficial al respecto.

Sin embargo, un ejecutivo que pidió no revelar su nombre le dijo a IPS que la empresa no había tenido más opción que ceder a la amenaza.

“No creo que tuviéramos otra alternativa… solo somos empresarios y no podemos desafiar las órdenes de un grupo armado. Hicimos todo lo que pudimos para convencerlos de que nuestros servicios no afectaban al público de ninguna manera, pero fue en vano”, añadió.

La compañía canceló el servicio no solo en áreas controladas por Al Shabaab, sino en todo el centro del país y en Mogadiscio.

En las autoproclamadas repúblicas independientes de Puntlandia (noreste) y Somalilandia (noroeste), las conexiones no se vieron afectadas, pues allí funcionan redes de telefonía móvil independientes.

Funcionarios públicos deploraron que la empresa hubiese cedido a la presión de los islamistas, pero las críticas al gobierno por su «inacción» son generalizadas.

En una declaración el 11 de este mes, el ministro del Interior, Abdikarim Hussein Guled, repudió la cancelación del servicio y advirtió a las empresas que no cooperen con los radicales.

Pero en las redes sociales somalíes se responsabiliza al gobierno, señalando que, si al menos hubiera protegido y prestado seguridad a las empresas, tendría autoridad para ordenar la continuación de los servicios.

El domingo, el presidente Hasán Sheij Mohamud sostuvo que su gobierno, con ayuda de las tropas de paz africanas, «aplastará» en los próximos meses a la milicia de Al Shabaab.

Maryan Ali, una estudiante de 20 años de Mogadiscio, lleva casi una semana sin poder acceder a Internet desde su teléfono inteligente.

“Solía seguir las noticias y la información sobre el mundo con mi teléfono móvil, y comunicarme con mi familia y mis amigos, pero ya no”, dijo a IPS.

En un comunicado, Al Shabaab señaló Internet móvil permite que “el enemigo” lance ataques aéreos en áreas de su control, “causando la muerte y la caza de yihadistas (combatientes islámicos)”.

Mohammad Yusuf, académico de Mogadiscio, cree que esta medida del grupo radical está motivada por las revelaciones de Edward Snowden, exempleado de la Agencia Central de Inteligencia y de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, sobre los programas de vigilancia de Washington dentro y fuera de su territorio.

El año pasado, Snowden divulgó documentos secretos mostrando cómo el gobierno estadounidense interceptaba información de Internet y llamadas telefónicas en todo el mundo.

“Al Shabaab no ocultó que su acción está motivada por las revelaciones de Snowden y porque teme ser también un objetivo del espionaje de Estados Unidos”, dijo Yusuf a IPS en Mogadiscio.

El académico también dijo que la principal razón para prohibir el servicio es la posibilidad de que las conexiones de Internet móvil se empleen para rastrear a líderes y comandantes de Al Shabaab, que es para Washington una entidad terrorista y un objetivo legítimo de ataques con drones (aviones no tripulados).

Para el estudiante Mustaf Jama, Internet es la principal fuente de información para sus cursos universitarios y ahora se ve obligado a acudir a cibercafés para conectarse.

“Era muy útil emplear Internet móvil para chequear datos, información y noticias, pero ya no hay nada de eso. Hemos retrocedido un cuarto de siglo. No sabemos por qué nos castigan de esta manera”, dijo a IPS.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal