América Latina y el Caribe, Asia-Pacífico, Derechos humanos, Destacados, Europa, Género, Las elegidas de la redacción, Minorías sexuales, Mundo, Naciones Unidas, Población, Sociedad Civil, Últimas Noticias

El largo camino hacia el reconocimiento de un tercer género

En Nueva Zelanda, donde Sujinrat Prachathai tiene residencia, es una mujer que puede anteponer a su nombre "Sra." para indicar que está casada. En cambio, en Tailandia, sigue siendo legalemnte un hombre, a pesar de que se hizo una cirugía de cambio de sexo hace años. Sarah muestra su documento de identidad, que la reconoce como mujer. Crédito: Sutthida Malikaew/IPS

En Nueva Zelanda, donde Sujinrat Prachathai tiene residencia, es una mujer que puede anteponer a su nombre "Sra." para indicar que está casada. En cambio, en Tailandia, sigue siendo legalemnte un hombre, a pesar de que se hizo una cirugía de cambio de sexo hace años. Sarah muestra su documento de identidad, que la reconoce como mujer. Crédito: Sutthida Malikaew/IPS

NACIONES UNIDAS, 7 may 2014 (IPS) - El mundo avanza hacia el reconocimiento de la existencia de un tercer género, además del masculino y el femenino, pero el proceso es lento y doloroso.

“Los derechos de las personas transgénero a su propia identidad y a la salud, la educación, el trabajo y la vivienda, entre otros, se reconocen cada vez más”, dijo Charles Radcliffe, jefe de la Sección de Asuntos Globales de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, al ser consultado por IPS.

En Asia meridional existe una larga tradición. Bangladesh, Nepal y Pakistán han avanzado hacia el reconocimiento del transgénero o tercer género.

Pero ahora hay más regiones del mundo que se mueven en la misma dirección. En 2012, Argentina aprobó una ley sobre identidad de género que se considera un modelo en la materia.

“Los países europeos, muchos de los cuales exigían a las personas transgénero que se esterilizaran antes de otorgarles un nuevo documento de identidad, ahora revisan uno a uno su política”, indicó Radcliffe.

El mes pasado, la Corte Suprema de Justicia de India reconoció los derechos de las personas transgénero.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, comentó que la decisión de la justicia de India permite reconocer oficialmente un tercer género y confirma que la discriminación por esta causa está prohibida por la Constitución del país.

“Eso debería allanar el camino para reformas que faciliten a las personas transgénero de India obtener un reconocimiento legal de su identidad de género y la posibilidad de conseguir un trabajo y acceder a servicios públicos”, remarcó.

Según datos no oficiales, India tendría unos dos millones de personas transgénero, en una población de 1.300 millones de habitantes.

Grace Poore, coordinara regional del programa para Asia y las islas del Pacífico de la Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas (IGLHRC), dijo a IPS que el dictamen de la justicia india es “fenomenal”.

“Los jueces no solo desafiaron la opresión que implica obligar a las personas a ajustarse a un sistema de género binario, y la discriminación que acarrea esta conformidad bajo coacción, sino que establecieron que no reconocer la identidad de género viola la Constitución de India”, remarcó.

Poore también señaló que esta violación priva a las personas transgénero de garantías básicas protegidas por la Constitución como el derecho a la vida, a la libertad y a la dignidad, a la privacidad, a la libre expresión y a la educación, así como a no sufrir violencia, explotación ni discriminación.

“Todos esos derechos, según los jueces, pueden gozarse si en un principio existe el reconocimiento de las personas transgénero como un tercer género”, puntualizó.

“Lo asombroso de este dictamen es que legaliza el reconocimiento de las mujeres y de los hombres trans sin exigir una cirugía de cambio de sexo”, explicó.

“Lo que falta ahora es que la Corte Suprema despenalice la homosexualidad y dictamine que el artículo 377 del Código Penal de India es inconstitucional”, apuntó Poore.

Según IGLHRC, Argentina adoptó en 2012 una de las leyes más avanzadas al eliminar todo requisito para solicitar el cambio de identidad de género, en especial los diagnósticos médicos y las cirugías de reasignación de sexo.

Hace poco, Dinamarca, Holanda y Suecia también adoptaron o actualizaron leyes para permitir que las personas cambien su identidad de género sin necesidad de recurrir a una cirugía.

En Chile, los legisladores analizan también una ley avanzada a este respecto, según IGLHRC.

Boris Dittrich, director de políticas del Programa de Derechos de Lesianas, Gays, Bisexuales y Transgénero de Human Rights Watch, consideró el dictamen de la Corte Suprema de India como “histórico”.

Tradicionalmente, las personas del tercer género desempeñaron un papel significativo en la sociedad india, observó.

“La Corte Suprema les restituyó su dignidad al poner fin a una norma que fue introducida por el derecho colonial británico”, explicó Dittrich a IPS.

El máximo tribunal fue muy claro al respecto: la difícil situación de las personas transgénero se reconoce como un asunto de derechos humanos.

El tercer género es injustamente tratado según el artículo 377 del Código Penal, otra herencia colonial que debe revocarse, añadió.

Dittrich también mencionó a Argentina. “Su ley es un ejemplo para el resto del mundo”, opinó.
José Luis-Díaz, director de la oficina de Amnistía Internacional en la ONU, dijo a IPS que el dictamen de la justicia india podría mejorar la vida de millones de personas transgénero.

“Sin embargo, mientras el artículo 377 del Código Penal siga vigente, la discriminación y la violencia ante la orientación sexual y la identidad de género de las personas seguirán siendo una amenaza”, añadió.

“Ese artículo, que la misma Corte Suprema ratificó en diciembre, penaliza las relaciones consensuales entre adultos del mismo sexo. Hay que revocar esa norma”, insistió.

La semana pasada, la ONU lanzó en la ciudad india de Mumbai su primer vídeo musical al estilo de Bollywood, creado especialmente para su campaña contra la homofobia “Libre e Igual”.

También la semana pasada, una comedia musical sobre un artista de rock transgénero,“Hedwig and the Angry Inch”, fue nominada a ocho categorías de los Premios Tony, uno de los más prestigiosos del teatro de Broadway en Nueva York.

 
  • Cristina Rival

    El título de esta nota esta tremendamente ERRADO, pues las MUJERES y HOMBRES transgénero y/o transexuales, no se consideran un TERCER género, sino pertencientes o bien al género FEMENINO ó bien al género MASCULINO. La denominación de TERCER GENERO es un invento de aquellos ESTADOS y gobiernos que saben que es un derecho de las personas transgenero y/o transexuales a definirse e identificarse según su sexo integral y no sólo el cromosómico, pero por sus PREJUICIOS, no son CAPACES de otorgar legalmente ese derecho, como si lo ha hecho el gobierno argentino de Cristina Kirchner.

    • Horacio Teodoro Parenti

      si hablamos de cromosomas, es biologia. SENTiRSE de un sexo diferente, es una patologìa que debe ser tratada psicològicamente.

  • Giovanna Castillo

    Sólo existen dos géneros, el masculino y el femenino, dado por los cromosomas y las hormonas, expresándose estas últimas mediante los caracteres sexuales secundarios masculinos o femeninos. Nunca una llamada cirugía de cambio de sexo podrá transformar a un hombre en una mujer, con las justas remedará la vulva (¿y el útero, las trompas de Falopio, los ovarios, etc, dónde están?). Varón y mujer se complementan entre sí. Si una persona, siendo mujer o varón, se siente del sexo opuesto (transgénero) o atraída por gente del mismo sexo (homosexuales), entonces lo que tienen son desviaciones adquiridas de la conducta que deben ser tratadas.
    ¡No a las políticas antinatura!!!

  • Daniel Menendez

    La historia se repite,
    ya estás propuestas de antivalores como la aberración homosexual, han existido
    en epocas anteriores de decadencia, pero josehoracio tu no lees ni te cultivas,
    piensas que la exaltaciónn de la homosexualidad es algo novedoso, y oponerse,
    es anticuado. Recordar Sodoma y Gomorra, o la caida del Imperio Romano.

  • Daniel Menendez

    La homosexualidad será
    siempre una aberración de la conducta humana, que no hay que discriminar, pero
    tampoco exaltar como pretenden grupos de aberrados. La decadencia del mundo
    occidental pasa por la exaltación de antivalores de todo tipo, uno de ellos, la
    homosexualidad. Y el colmo , la boda de gay y la adopción de niños, para
    convertirlos en degenerados como ellos

  • Daniel Menendez

    La homosexualidad es una
    aberración , una degeneración de la condición natural del hombre y la mujer.
    Y la exaltación de la aberración
    homosexual que ocurre actualmente, es parte de la decadencia en que vive la
    cultura occidental. A este infeliz lo
    dejaron sin cerebro la promoción de antivalores como la homosexualidad que
    hacen los medios de comunicación, y anda exhibiendo su vagabunderia a las
    cuatro vientos. El colmo de esta exaltación , los matrimonios gay y al adopcion
    de niños para aberrarlos igual que a ellos y aumentar el clan de degenerados.
    Pero , ya paises de Africa y Putin en Rusia, le cierran el paso a la promoción
    de esta aberración , y a la propaganda gay que busca confundir a los jovenes y
    tener mas adeptos cada dia. Obama en EEUU ha pactado con los aberrados , por
    buscar sus votos ya que se han agrupado y chantajean con la posibilidad de sus
    votos,…y ha nombrado 10 parejas de homsexuales como embajadores , para que
    diseminen su degeneración por el mundo, Los principales centro de la decadencia
    occidental son precisamente los EEUU y Europa, donde mas se promueve la
    degeneración y la promoción de antivalores.

    • Rodrigo Gutierrez

      la homosexualidad es una desicion, te informo, que ahi muchos homosexuales que son incluso mas inteligentes y responsables que muchos heterosexuales, y a parte, eso no te afecta a ti, ni a nadie

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal