América del Norte, Conferencias, Desarrollo y ayuda, Destacados, Educación, Globalización, Gobernanza mundial, Mundo, Naciones Unidas, Población, Pobreza y Metas del Milenio, Proyectos, Sociedad Civil, Últimas Noticias

Fomentar una ciudadanía global es vital para los ODS

Soka Gakkai International (SGI) patrocinó un taller sobre educación para la ciudadanía global en la agenda de desarrollo posterior a 2015. Crédito: Hiro Sakurai/SGI.

Soka Gakkai International (SGI) patrocinó un taller sobre educación para la ciudadanía global en la agenda de desarrollo posterior a 2015. Crédito: Hiro Sakurai/SGI.

NACIONES UNIDAS, 2 sep 2014 (IPS) - Representantes de la sociedad civil y expertos en desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) coincidieron en resaltar la importancia de la educación en la formación de una ciudadanía global en la agenda posterior a 2015.

Esta posición surgió durante las discusiones que tuvieron lugar en un taller realizado el 30 de agosto y patrocinado por Soka Gakkai International (SGI), que formó parte de la 65 Conferencia Anual del Departamento de Información Pública/Organizaciones no Gubernamentales.

La educación “está vinculada a todas las áreas del desarrollo sostenible y es vital para lograr las metas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS), remarcó Hiro Sakurai, director de enlace de SGI, en entrevista con IPS.

“Formamos parte de una gran humanidad”: embajador bangladesí Anwarul Chowdhury.

“La educación para la ciudadanía global merece particular atención y énfasis al respecto, pues ayuda a vincular temas y disciplinas, reúne a todos los actores y promueve objetivos y una visión común”, explicó.

El embajador bangladesí Anwarul Chowdhury, ex subsecretario general y alto representante de la ONU, fue el encargado de dar el discurso de apertura, en el que expresó su entusiasmo con el mayor protagonismo que obtiene el tema de la ciudadanía global en ámbitos de desarrollo.

La ciudadanía global requiere una autotransformación y puede ser el “camino hacia una cultura de paz”, opinó.

El progreso requiere de una “determinación para tratar a cada individuo como a un ciudadano global”, explicó Chowdhury. “Formamos parte de una gran humanidad”, apuntó.

Saphira Ramesfar, de la Comunidad Internacional Bahá’í también habló de la naturaleza transformadora de la ciudadanía global.

“No basta con que la educación ofrezca personas que sepan leer, escribir y contar”, observó.

“La educación debe ser transformadora y ofrecer valores de vida compartidos, cultivar un cuidado activo del mundo propiamente dicho y de aquellos con quienes lo compartimos. Además, debe asumir de forma cabal su papel en la construcción de sociedades justas, unificadas e inclusivas”, explicó.

Hasta ahora, los intentos por construir una ciudadanía global se concentraban en los jóvenes, pero el embajador Chowdhury abogó por una comprensión más amplia del término.

“Creo que la educación para una ciudadanía global es para todos, independientemente de su edad o de si estamos en la enseñanza formal o no”, remarcó.

Anjali Rangaswami, del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, explicó cómo las ONG participaron activamente en la elaboración de los ODS. Los últimos años fijaron “un estándar muy alto en materia de participación de la sociedad civil”, dijo.

Antes que los ODS, se acordaron ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en la llamada Cumbre del Milenio, como se conoce a las jornadas inaugurales de la Asamblea General de 2000.

Las metas apuntaban a reducir para a la mitad la proporción de personas que viven en la indigencia y padecen hambre, lograr la educación primaria universal, promover la equidad de género, reducir la mortalidad infantil en dos tercios y la materna en tres cuartos, entre 1990 y 2015 .

También a luchar contra la expansión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), el paludismo y otras enfermedades, asegurar la sostenibilidad ambiental y generar una alianza mundial para el desarrollo entre el Norte y el Sur.

Si se aprueban los ODS, y según el borrador actual, una de las metas será lograr la educación secundaria universal.

La meta cuatro de los ODS menciona específicamente la educación para una ciudadanía global, uno de los temas que quedaron afuera de los ODM.

La Iniciativa Global Educación Primero (GEFI) de la ONU, que se propone “impulsar la ciudadanía global” como una de sus principales prioridades, incidió en ese nuevo desarrollo.

Según Min Jeong Kim, directora del equipo de la secretaría de GEFI, el secretario general de la ONU, lanzó la iniciativa en 2012 porque “en ese momento la educación se había estancado tras la rápida expansión registrada luego de la adopción de los ODM”.

Después de que hicieron sus presentaciones todos los panelistas, los participantes del taller se reunieron en grupos para compartir sus perspectivas sobre la educación para la ciudadanía global.

El evento contó con el apoyo de la Comunidad Internacional Bahá’í, el Movimiento Global para una Cultura de Paz, la Red para la Educación en Derechos Humanos, entre otros grupos, y permitió, además, reunir a una gran cantidad de especialistas.

Los ODS presentan una oportunidad para promover una nueva perspectiva en materia de educación.

Esta debe apuntar a desarrollar vidas llenas de sentido, y no concentrarse en crear una forma de sustento, dijo el embajador Chowdhury a IPS.

El paradigma hasta ahora ha sido: “si consigues un trabajo, entonces tu educación valió la pena, y si no lo consigues, entonces no sirvió para nada”, explicó. “Eso tiene que cambiar”, sentenció.

Editada por Kitty Stapp / Traducida por Verónica Firme

 

X
Metas del Milenio - Hacia 2015
  • Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal