Esperanzas de África se disipan en la COP 20 de Lima
África, Ambiente, Cambio climático, Ciudadanía en movimiento, Conferencias, Desarrollo y ayuda, Destacados, Gobernanza mundial, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Regionales, Sociedad Civil, Últimas Noticias

Esperanzas de África se disipan en la COP 20 de Lima

Miembros de la Alianza Panafricana de Justicia Climática se manifiestan en la conferencia de cambio climático en Lima. Crédito: Wambi Michael/IPS

Miembros de la Alianza Panafricana de Justicia Climática se manifiestan en la conferencia de cambio climático en Lima. Crédito: Wambi Michael/IPS

LIMA, 11 dic 2014 (IPS) - Las consecuencias del cambio climático podrían condenar a África a otro ciclo de pobreza si el acuerdo internacional que se negocia en la capital peruana sigue relegando los reclamos del continente,  sostienen enviados oficiales y activistas de sus países.

Los representantes africanos presentes en la 20 Conferencia de las Partes (COP 20) de laConvención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), que Lima alberga desde el 1 al 12 de este mes, creen que esas demandas relegadas son cruciales para el período posterior a 2015.

"Es hora de llegar a un acuerdo equitativo. Lima puede ser la última oportunidad para que avancemos en grande y acabemos con una disputa que ha impedido la acción climática adecuada durante décadas. Por favor, pónganse de lado de los pobres, de los vulnerables": John Bideri.

Azeb Girma, activista ambiental de Etiopía, dijo a IPS que está decepcionado con el rumbo de las negociaciones, que son el paso previo a la COP 21 en París, en 2015.

«Pensábamos tener una vía hacia París, pero África fue engañada”, afirmó. El continente exige la “adaptación, pero el tema está lejos. Las discusiones no llevan a ninguna parte», añadió.

Los países industrializados dieron marcha atrás en posiciones anteriormente acordadas en la Conferencia de Cambio Climático de Durban en 2011, aseguraron varios negociadores.

Tom Okurut, director de la Autoridad Nacional de Gestión Ambiental de Uganda, dijo a IPS que las partes en Durban acordaron que la adaptación integraría el acuerdo climático posterior a 2015, pero algunos países del Norte industrial no estaban dispuestos a comprometerse con el texto.

«Necesitamos un acuerdo legalmente vinculante que obligue a todas las partes a cumplir lo acordado, a diferencia del protocolo actual en que las partes pueden salirse del proceso. En este momento, todo es voluntario y es el motivo por el que no estamos obteniendo un gran resultado aquí «, sostuvo Okurut.

Desde el inicio de la COP 20, el Grupo Africano presionó por la adopción de un sistema basado en normas multilaterales con un resultado integral dirigido a detener la creciente amenaza del cambio climático en el continente.

«Tenemos un mandato de la ciencia, de nuestro pueblo, del continente africano, y de la propia ONU para presionar por la adopción de medidas… que reduzcan” los gases de efecto invernadero “y fortalezcan la adaptación al cambio climático. Esa sigue siendo nuestra prioridad», explicó Nagmeldin El Hassan, presidente del Grupo Africano, a los medios que cubren la conferencia.

Entre los debates más espinosos en esta ronda de conversaciones está el alcance y el formato de las promesas nacionales, conocidas como contribuciones previstas determinadas nacionalmente” (INDC, en inglés).

Algunas partes, especialmente el Grupo Africano y la mayoría de los países menos adelantados (PMA), quieren que el foco esté en la mitigación y la adaptación, mientras que los del Norte industrial solo buscan la mitigación.

A principios de la semana, varios grupos ambientalistas reunidos en la Alianza Panafricana de Justicia Climática (PACJA) realizaron una manifestación en el centro de convenciones donde se celebra la conferencia de Lima instando a los ministros y otros negociadores a respaldar la posición africana sobre las INDC.

«El tiempo se agota mientras las negociaciones avanzan a un ritmo muy lento», observó Nicholas Ndhola, un activista de Zimbabwe.

Seyini Nafo, portavoz del Grupo Africano en la COP 20. Crédito: Wambi Michael/IPS

Seyini Nafo, portavoz del Grupo Africano en la COP 20. Crédito: Wambi Michael/IPS

«Instamos a todas las partes, especialmente a los países desarrollados, a que acuerden el alcance de las INDC para incluir todos los elementos y no solo la mitigación, que tiende a ignorar los compromisos diferenciados en materia de finanzas, adaptación, transferencia de tecnología, medios de implementación y generación de capacidad», añadió.

John Bideri, de Ruanda, dijo a IPS que los países del Norte industrial están decididos a lograr que no se llegue a un acuerdo adecuado sobre la adaptación y la transferencia de tecnología.

«Es hora de llegar a un acuerdo equitativo. Lima puede ser la última oportunidad para que avancemos en grande y acabemos con una disputa que ha impedido la acción climática adecuada durante décadas. Por favor, pónganse de lado de los pobres, de los vulnerables», exhortó Bideri.

Las INDC reúnen elementos de un sistema de abajo hacia arriba, que conformarán todos los países con sus contribuciones en la medida de sus prioridades, circunstancias y capacidades, con el objetivo de reducir las emisiones de tal manera que se limite el aumento de la temperatura media mundial a dos grados.

De acuerdo con la organización humanitaria CARE International, con sede en Londres, es necesario fijar pautas claras sobre el alcance y el formato de las INDC.

«Se corre el riesgo de tener que comparar manzanas con naranjas. Si no definimos con claridad lo que deberán incluir los países en sus compromisos climáticos nacionales hacia… París el próximo año, entonces será sumamente difícil entender cuánto progreso se está haciendo para frenar el cambio climático», puntualizó Sven Harmeling, de CARE Internacional.

Sin embargo, Miguel Arias Cañete, el comisario de Energía y Cambio Climático de la Unión Europea, dijo que el bloque al que pertenece y “otros países desarrollados deben tomar en cuenta las preocupaciones de los países en desarrollo que quieren más elementos de adaptación, financiación y tecnología, pero debe ser en un mecanismo o proceso fuera de los INDC».

Y agregó que los INDC “deben dedicarse exclusivamente a la mitigación».

África reclama que la adaptación sea parte del acuerdo, pero no está dispuesta a renunciar a la demanda de mitigación en la gestión sostenible de la tierra y  los bosques, especialmente la financiación del carbono según el programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD+).

El ministro de Agua y Medio Ambiente de Uganda, Ephraim Kamuntu, dijo en una charla organizada por el gobierno peruano que las partes en la CMNUCC aplican con lentitud el marco de REDD+ de Varsovia.

«Queremos que nuestros colegas en los países desarrollados se pongan de acuerdo sobre la financiación basada en los resultados de REDD+. Este es un tema clave para nosotros en África. Afirmamos la necesidad de integrar el REDD+ en la estructura general del acuerdo de 2015 para una gobernanza del cambio climático que sea duradera y eficaz «, dijo Kamuntu.

Entre las reivindicaciones de África está el cumplimiento de los compromisos financieros para el financiamiento climático.

En la COP 15, celebrada en Copenhague en 2009, los países del Norte industrial se comprometieron a aumentar la escala de financiamiento climático a 100.000 millones de dólares al año a partir de fuentes privadas y públicas para 2020. Para el Grupo Africano, si esos fondos se cumplen podrían aportar el dinero para un programa de erradicación de la pobreza después de 2015.

Algunos países desarrollados, como Noruega y Australia, anunciaron aportes al Fondo Verde para el Clima que lo llevarían cerca de los 10.000 millones de dólares.

«Las recientes promesas al Fondo Verde para el Clima son un primer paso, pero la financiación de alrededor de 2.400 millones de dólares al año no se acerca a la necesidad real, y está muy lejos de los 100 millones de dólares prometidos para 2020”, advirtió Seyni Nafo, portavoz del Grupo Africano y miembro del Comité Permanente sobre Finanzas de la CMNUCC.

“Lima debe proporcionar una hoja de ruta clara de cómo se aumentarán las contribuciones financieras paso a paso hasta el año 2020”, subrayó.

Editado por Phil Harris / Traducido por Álvaro Queiruga

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal