Ambiente, América Latina y el Caribe, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Energía, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Reportajes Climáticos del Caribe, Últimas Noticias

Bahamas más cerca de energías renovables

Bahamas se centra en las fuentes renovables de energía mientras intenta preservar el turismo. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

ABU DHABI, 23 ene 2015 (IPS) - Dentro de la Comunidad del Caribe (Caricom), Bahamas es un peso pesado del turismo. Con un producto interno bruto de 8.000 millones de dólares, este archipiélago integrado por 700 islas en el océano Atlántico tiene una economía que casi duplica a la de Barbados.

Quienes visitan Bahamas son invitados a “imaginar un mundo donde uno no puede definir dónde empiezan los sueños y dónde termina la realidad”.

“Reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, incrementar el uso de energía renovable y crear más resiliencia al cambio climático nos resulta increíblemente importante”. -- Kenred M.A. Dorsett, ministro de Ambiente de Bahamas
Sin embargo, su Ministerio de Ambiente apenas empieza a darse cuenta de una realidad que puede perjudicar seriamente los logros concretados en el turismo y otras áreas: el escaso desarrollo de las fuentes renovables de energía.

En 2014, en una clara señal de su intención de abordar esa precaria situación, Bahamas se integró a la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena), organización intergubernamental con sede en Abu Dhabi que apoya a los países en su transición hacia un futuro de energías sostenibles.

Bahamas también ha avanzado en su primera política energética, lanzada en 2013, y se ha comprometido a que su matriz incluya un mínimo de 30 por ciento generado a través de fuentes renovables para 2033.

El ministro de Ambiente y Vivienda, Kenred M.A. Dorsett, dijo a IPS que actualmente se debate en el parlamento una enmienda a la Ley de Electricidad que, de aprobarse, incluirá el uso de tecnología solar y eólica.

Dorsett formuló estas declaraciones durante la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi, en cuyo marco, los días 17 y 18, se llevó a cabo la Quinta Asamblea de Irena, donde se debatió la urgente necesidad de una rápida expansión de las energías renovables.

El ministro bahamense dijo a IPS que fue posible explicar ante Irena lo que está haciendo su país en pro de la sostenibilidad energética, y que los representantes de esa agencia se comprometieron a ayudar en la estandarización tecnológica necesaria para el sector renovable.

Ministro de Ambiente y Vivienda de Bahamas, Kenred Dorsett. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

Ministro de Ambiente y Vivienda de Bahamas, Kenred Dorsett. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

Dorsett está convencido de que las posiciones de la Caricom estarán representadas en Irena porque Trinidad y Tobago y Bahamas han sido electos para integrar el Consejo de la agencia este año y el próximo respectivamente.

“Sabemos que el despliegue de energía renovable en nuestra región es importante; somos pequeños estados insulares, vivimos en (áreas bajas) y el aumento del nivel del mar es un asunto importante para nosotros en el Caribe”, dijo a IPS.

Debido a ello, “reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, incrementar el uso de energía renovable y crear más resiliencia al cambio climático nos resulta increíblemente importante”, añadió.

En tanto, el director general de Irena, Adnan Amin, señaló que su agencia está “intentando desarrollar un nuevo tipo de institución para una nueva era”.

Adnan Amin, director general de la Agencia Internacional de Energía, dijo que el Caribe tiene particularidades energéticas que lo distinguen de América Latina. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

Adnan Amin, director general de la Agencia Internacional de Energía, dijo que el Caribe tiene particularidades energéticas que lo distinguen de América Latina. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

“Sabemos que los desafíos de las islas son muy particulares. Hemos desarrollado mucha pericia en este sentido, y sabemos, en general, que el desafío que enfrentan es bastante diferente del de América Latina continental. Así que las vemos como entidades lógicamente separadas en cuanto a qué clases de estrategias” implementaremos, dijo Amin a IPS.

Irena viene trabajando en las islas del océano Pacífico, que se cuentan entre los primeros miembros de la agencia, y está empezando a hacerlo en el Caribe, explicó.

Ya trabaja en Antigua y Barbuda, Barbados, Granada y Jamaica, y este año accedió a prestar 15 millones de dólares a San Vicente y las Granadinas para ayudar a financiar su central geotérmica de entre 10 y 15 megavatios, que se prevé quede operativa en 2018.

Bahamas en red

El bahamense Dorsett se mostró complacido en la asamblea de que la delegación de su país pudiera informarse sobre los avances sobre tecnología de almacenamiento de electricidad generada a partir de fuentes renovables.

“Eso también puede resultar muy importante para nosotros, pues muchos países del Caribe tienen que abordar la cuestión de la estabilidad de la red”, dijo a IPS.

La capacidad de almacenamiento, que “tiene un precio adecuado y funciona de modo eficiente”, puede ayudar a Bahamas a superar el promedio de entre 20 y 40 por ciento de electricidad generada por fuentes renovables en muchos países.

Bahamas comenzó a tomar conciencia sobre su precaria situación en materia de energía renovable en 2013, cuando Guilden Gilbert, director de la Asociación de Energía Renovable del país, condenó a la nación por no hacer suficiente para promover la generación a partir de este tipo de fuentes.

Esto ocurrió tras la publicación del Índice de las Islas sobre Energía Renovable, de Castalia-CREF, que ubicó a Bahamas en el puesto 26 de una lista de 27 países de la región según su escaso avance y perspectivas de inversiones en este aspecto.

La edición 2012 del mismo informe la había situado en el número 21 de 22 países.

En los dos años previos al anuncio de la política nacional de energía, Bahamas instauró un grupo de trabajo sobre energía para asesorar sobre cómo reducir el alto costo de la electricidad en el país.

El gobierno también eliminó los aranceles a los inversores para paneles solares y artefactos LED para garantizar que más ciudadanos pudieran costear estos instrumentos para el ahorro de energía.

El gobierno también avanzó en dos proyectos piloto para recabar datos sobre tecnologías de energía renovable. El primero dispuso la instalación de calentadores solares de agua y, el segundo, de sistemas fotovoltaicos en los hogares bahameños.

Dorsett dijo a IPS que es muy importante que la Caricom se centre en la generación de energías renovables, “a fin de construir un futuro sostenible para nuestra región, así como para garantizar que creemos resiliencia al abordar el cambio climático”.

Sin embargo, en algunos estados de al Caricom, hay un gran obstáculo que políticos como Dorsett tendrán que superar para que el bloque pueda realizar su pleno potencial en materia de energía renovable.

“En el Caribe hay desafíos muy especiales. Por ejemplo, muchas de las empresas de servicios públicos están en manos extranjeras, y negociaron férreas garantías a su existencia por 75 años”, dijo Amin a IPS.

Esas empresas “estuvieron ganando dinero a partir del diésel. No tienen ningún incentivo para pasarse a las fuentes renovables, pero nosotros estamos avanzando”, señaló el titular de Irena.

Editado por Kitty Stapp

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal