Crisis en Siria hace necesaria una alianza mundial humanitaria
Alimentación y agricultura, América del Norte, Ayuda al desarrollo, Conferencias, Conflictos armados, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Destacados, Economía y comercio, Educación, Emergencias Humanitarias, Europa, Geopolítica, Gobernanza mundial, Medio Oriente y Norte de África, Migraciones y refugiados, Naciones Unidas, Población, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Salud, Sociedad Civil, Últimas Noticias

Crisis en Siria hace necesaria una alianza mundial humanitaria

Miles de millones de dólares en ayuda humanitaria se utilizaron para brindar alimentos, atención médica y otro tipo de apoyo para salvar la vida de millones de familias sirias. Crédito: Beshr Abdulhadi / CC-BY-2.0

Miles de millones de dólares en ayuda humanitaria se utilizaron para brindar alimentos, atención médica y otro tipo de apoyo para salvar la vida de millones de familias sirias. Crédito: Beshr Abdulhadi / CC-BY-2.0

KUWAIT, 3 abr 2015 (IPS) - Las crisis de refugiados de Siria e Iraq amenazan con desbordarse hasta Libia y Yemen, mientras que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se prepara para la primera Cumbre Mundial Humanitaria, que tendrá lugar en la ciudad turca de Estambul en mayo de 2016.

«Hagamos que la respuesta a la crisis de Siria sea una plataforma de lanzamiento para una alianza nueva, verdaderamente mundial de la respuesta humanitaria», exhortó el portugués Antonio Guterres, el alto comisario de la ONU para los refugiados.

"Hagamos que la respuesta a la crisis de Siria sea una plataforma de lanzamiento para una alianza nueva, verdaderamente mundial de la respuesta humanitaria": Antonio Guterres.

Esa alianza podría concretarse en Estambul en 2016, aunque las crisis de refugiados podrían agravarse en los próximos 12 meses.

Solamente el desplazamiento de unos 12,2 millones de refugiados de Siria ejerce un impacto devastador en las economías y sociedades de Egipto, Iraq, Jordania, Líbano y Turquía.

Para poner esa cifra en el contexto del mundo occidental, Guterres dijo en la tercera conferencia internacional de donantes para la ayuda humanitaria de Siria, celebrada en Kuwait el martes 31, que «el número de refugiados sirios registrados en el Líbano sería equivalente a 22,5 millones de refugiados que llegan a Alemania y a 88 millones que llegan a Estados Unidos”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo enfáticamente que el pueblo sirio es «víctima de la peor crisis humanitaria de nuestro tiempo», ya que se calcula que el país sufrió 220.000 muertes a raíz de la guerra civil que comenzó en marzo de 2011.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, afirmó que la meta de 8.400 millones de dólares solicitados para la ayuda humanitaria a Siria es “la mayor de la historia, y 3.400 millones más que el llamado del año pasado”.

«Pero muchos países están dando la misma cantidad, o incluso menos de lo que dieron en el pasado. Y a medida que más gente necesita ayuda, estamos alcanzando a un porcentaje menor de ellos», se lamentó.

Los tres mayores donantes en la conferencia de este año fueron la Unión Europea y sus estados miembros, que aportaron casi 1.000 millones de dólares, Estados Unidos, que contribuyó con 507 millones, y Kuwait, con 500 millones.

Varias organizaciones internacionales no gubernamentales, como la Fundación de Ayuda Humanitaria , de Turquía, la Media Luna Roja de Qatar y la Organización Internacional de Caridad Islámica, de Kuwait, se comprometieron conjuntamente a donar 500 millones de dólares.

Mientras tanto, 48 horas después de que la conferencia de donantes se comprometió a donar 3.800 millones de dólares a la ayuda humanitaria de Siria, la ONU informó que seguirá solicitando fondos adicionales para cumplir con su meta de 8.400 millones de dólares para fines de 2015.

Amanda Pitt, portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios  (OCHA), dijo a IPS que la crisis de Siria exige 8.400 millones de dólares para el resto de 2015 y para el conjunto de la situación, tanto dentro del país como para los esfuerzos humanitarios realizados en la región.

«La conferencia de Kuwait fue uno de los eventos de recaudación de fondos del año, en el cual varios donantes prometieron generosamente 3.800 millones de dólares», recordó.

Pero la recaudación de fondos continuará durante el resto del año, como sucede todos los años en los casos de pedidos humanitarios, explicó.

En respuesta a quienes aseguran que en la conferencia no se prometió la cantidad de donaciones previstas, la ONU respondió que no esperaba que la meta de 8.400 millones de dólares se reuniera exclusivamente en Kuwait el martes 31.

«Una de las cosas que dijimos de antemano” es que “no teníamos ningún objetivo particular para esta reunión», declaró Farhan Haq, portavoz adjunto de la ONU, a los medios de comunicación.

«Esta reunión es un paso del proceso, y de hecho, es sumamente impresionante que hayamos obtenido 3.800 millones de dólares”, destacó.

«Si se comparan las cifras de compromisos de este año con las del año pasado, en realidad nos está yendo muy bien», insistió.

«Al mismo tiempo, por supuesto, las necesidades crecieron y, conforme avance el año, vamos a seguir tratando de acercarnos más y más a la cifra de 8.400 millones», añadió Haq.

Tienen que darse dos cosas, señaló.

Primero, «tenemos que ir más allá de las promesas que recibimos hoy, para que lleguemos a 8.400 millones, que es lo que estimamos son las necesidades tanto dentro de Siria como en los países vecinos”, indicó.

Y en segundo lugar, “tenemos que… asegurarnos de que estas promesas se conviertan en dinero real y asistencia real sobre el terreno, y empezaremos a hacer eso de inmediato», subrayó el vocero de la ONU.

El cumplimiento de las  promesas realizadas en las dos últimas conferencias en 2013 y 2014, ambas celebradas en Kuwait, se considera relativamente bueno.

En enero de 2014, la segunda conferencia de donantes en Kuwait recaudó 2.400 millones de dólares.

Aproximadamente 90 por ciento de esos fondos fueron entregados ​​para brindar apoyo y salvarles la vida a millones de familias en Siria y la región, según la OCHA.

«El año pasado, unos 8,9 millones de personas recibieron artículos de primera necesidad, más de cinco millones… recibieron ayuda alimentaria mensual, a dos millones de niños se les ayudó a asistir a la escuela y millones recibieron tratamiento médico y tuvieron acceso al agua potable gracias a estos aportes», informó la organización.

«La gente experimentó niveles sobrecogedores de violencia y salvajismo en Siria», recalcó la subsecretaria general para asuntos humanitarios y coordinadora de ayuda de emergencia de la ONU, Valerie Amos.

“Si bien no podemos llevar la paz, esta financiación ayudará a las organizaciones humanitarias a entregar… alimentos, agua, refugio, servicios de salud y prestar otro tipo de ayuda a millones de personas con necesidades urgentes”, sostuvo.

Editado por Kanya D’Almeida / Traducido por Álvaro Queiruga

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal