Israel abandona plan de segregación de palestinos en autobuses
Conflictos armados, Crimen y justicia, Derechos humanos, Desarrollo y ayuda, Destacados, Geopolítica, Medio Oriente y Norte de África, Proyectos, Religión, Sociedad Civil, Últimas Noticias

Israel abandona plan de segregación de palestinos en autobuses

El puesto de control fronterizo de Azzum Atme, entre Cisjordania a Israel, donde cientos de trabajadores palestinos viajan a Israel cada día en los autobuses israelíes. Crédito: Mel Frykberg/IPS

El puesto de control fronterizo de Azzum Atme, entre Cisjordania a Israel, donde cientos de trabajadores palestinos viajan a Israel cada día en los autobuses israelíes. Crédito: Mel Frykberg/IPS

RAMALAH, Cisjordania, 25 may 2015 (IPS) - La decisión de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) de segregar a los autobuses en la Cisjordania ocupada fracasó tras provocar la indignación del parlamento israelí, además del daño político sufrido en el ámbito internacional.

Israel ya soportaba las críticas internacionales por la expropiación de tierras y la construcción de asentamientos en Cisjordania, además de otras formas de discriminación dirigidas contra la población palestina.

"La UE es el mayor socio comercial de Israel y la amenaza de sanciones económicas… es un lenguaje que el gobierno israelí entiende mucho más que las amenazas vacías de los estadounidenses, que nunca acompañaron sus críticas… con acción alguna": Samir Awad.

El nuevo gobierno de extrema derecha de Israel, que asumió el 14 de este mes, también recibe ataques en el frente interno de los partidos de izquierda y las organizaciones israelíes defensoras de los derechos humanos, que lo acusan de dañar la imagen y los valores del país.

Los colonos israelíes en Cisjordania libran una campaña para que los palestinos, en particular aquellos que trabajan en Israel, tengan prohibido el uso de sus autobuses en la ocupada Cisjordania durante más de un año porque, según argumentan, son una amenaza para la seguridad, se niegan a darles sus asientos a los pasajeros israelíes y manifiestan interés sexual en las mujeres israelíes.

Este mes se autorizó la segregación de los autobuses, pero después de la reacción adversa el plan se descartó.

Sin embargo, el ministro de Defensa israelí, Moshe Ya’alon, negó que la segregación y el racismo tuvieran que ver con la prohibición y aseguró que la decisión se basó en necesidades de “seguridad”.

Ya’alon no renunció al plan ya que tiene la intención de instruir a las FDI para que elaboren un nuevo plan que cubra los 13 puntos de cruce de Cisjordania a Israel.

Este hecho se produjo al mismo tiempo que la representante de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, realizó una visita de 24 horas a Jerusalén y Ramalah, que concluyó el jueves 21, con el fin de impulsar el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

Mogherini declaró que el bloque europeo quiere tener un papel más destacado en el proceso de paz.

Pero la visita de la representante europea implica la creciente aprobación en la UE para que se ejerza más presión sobre Israel con el fin de detener la expropiación de tierras a los palestinos, destinada a construir más asentamientos ilegales israelíes y ampliar los actuales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores israelí se mostró a la defensiva tras lo que consideró una actitud sesgada de la UE.

“El gobierno israelí no será presionado por la UE para que haga concesión alguna a los palestinos en lo que respecta al proceso de paz”, declaró a IPS una fuente del Ministerio, que insistió en permanecer en el anonimato.

“Si la UE presiona de forma unilateral a Israel, sin ejercer presión alguna sobre los palestinos, la situación será contraproducente ya que permitirá a los palestinos evitar las negociaciones directas con nosotros”, añadió.

“Las futuras negociaciones de paz tendrán que implicar conversaciones cara a cara entre los palestinos y nosotros. No aceptaremos nada menos”, afirmó la fuente.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, citó a un erudito bíblico del medioevo al instruir a los diplomáticos israelíes a no pedir disculpas por la ocupación de Israel, afirmando que “toda la tierra (en referencia a Jerusalén oriental y los territorios palestinos) pertenece a Israel”.

Como Israel se encuentra arrinconado políticamente, los analistas palestinos e israelíes debaten si la UE presionará al gobierno y si esa presión tendrá alguna consecuencia.

El politólogo Samir Awad, profesor de la Universidad de Birzeit, ubicada cerca de Ramalah, considera que la presión de la UE tendrá éxito, a pesar del extremismo del gobierno israelí.

“La UE es el mayor socio comercial de Israel y la amenaza de sanciones económicas… es un lenguaje que el gobierno israelí entiende mucho más que las amenazas vacías de los estadounidenses, que nunca acompañaron sus críticas… con acción alguna”, afirmó Awad, en diálogo con IPS.

“La presión de la UE sobre Israel también será impulsada por el hecho de que una serie de países europeos reconocieron oficialmente al estado palestino, mientras que otros lo reconocieron en principio y son críticos de la ocupación y la expropiación de tierras de Israel en Cisjordania”, agregó.

Sin embargo, la analista política Benedetta Berti, investigadora del  Instituto de Estudios de Seguridad Nacional , con sede en en Tel Aviv, no está convencida de que la UE logrará empujar a Israel a la mesa de negociaciones.

“Si nos fijamos en sus antecedentes, hasta el momento hubo mucha retórica pero no mucha acción real. Hasta ahora, 16 de los 28 ministros de la UE le dijeron a Mogherini que siga adelante con el etiquetado de los productos que los asentamientos exportan a Europa”, que se realiza con el fin de distinguirlos de las exportaciones producidas en territorio israelí propiamente dicho, indicó Berti.

“Eso no sucedió aún porque tienen que tener la aprobación de 20 de los 28 ministros de la UE para eso y debido a las divisiones en la UE sobre Israel no estoy segura de que vaya a suceder en un futuro próximo”, explicó.

Mientras tanto, la organización de derechos humanos israelí Yesh Din acusó al gobierno de indiferencia frente a los ataques de los colonos y las fuerzas de seguridad contra los palestinos.

“La mayoría de los casos de delitos violentos contra los palestinos no solo quedan impunes, sino que a menudo son completamente ignorados por las autoridades. Incluso cuando se abre una investigación penal a soldados acusados ​​de esos delitos, casi siempre fracasan”, denunció Yesh Din.

Aproximadamente 94 por ciento de las investigaciones penales que comienzan las FDI contra los soldados sospechosos de actividades violentas ilegales contra los palestinos y sus propiedades se cierran sin acusación alguna, señaló la organización. En los pocos casos en que se dicta una condena, estas suelen ser muy ligeras, añadió.

“Por otra parte, los palestinos que intentan denunciar los delitos cometidos contra ellos se enfrentan a enormes obstáculos en su camino. La ausencia absoluta de comisarías militares abiertas al público palestino en Cisjordania, por ejemplo, hace que sea literalmente imposible que… presenten quejas directamente a la policía militar”, según Yesh Din.

Editado por Phil Harris / Traducido por Álvaro Queiruga

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal