Emiratos Árabes Unidos es un pionero en las energías renovables
Agua y saneamiento, Ambiente, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Desertificación, Destacados, Economía verde, Economía y comercio, Energía, Medio Oriente y Norte de África, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Recursos naturales, Últimas Noticias

Emiratos Árabes Unidos es un pionero en las energías renovables

Planta de energía solar por concentración Shams 1, en Abu Dhabi. Crédito: Inhabitat Blog / cc by 2.0

Planta de energía solar por concentración Shams 1, en Abu Dhabi. Crédito: Inhabitat Blog / cc by 2.0

NACIONES UNIDAS, 29 jul 2015 (IPS) - Cuando el gobierno de Kenia organizó la conferencia de la ONU sobre nuevas fuentes de energía en 1981, una de las conclusiones de esa reunión fue proponer  la creación de un organismo internacional dedicado a las energías renovables.

Tras casi 28 años de vaivenes en las negociaciones, finalmente la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) se fundó en 2009.

Considerada energéticamente eficiente y prácticamente sin automóviles, el objetivo de la ciudad de Masdar es demostrar que las ciudades pueden ser sostenibles, incluso en ambientes áridos como el de Emiratos Árabes Unidos.

Para la sede del organismo se eligió a Emiratos Árabes Unidos (EAU), que siendo un tradicional exportador petrolero se ha transformado en uno de los países pioneros en la energía renovable.

En más de una ocasión, el secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban Ki-moon, destacó a EAU por la incansable contribución de ese país de Medio Oriente a una de las metas del foro mundial: la energía sostenible para todos, conocida como SE4ALL.

EAU ha sido “un firme partidario de la energía renovable” con su iniciativa de alojar a Irena en su capital, Abu Dhabi, declaró Ban.

En la actualidad, EAU no solo es la sede de Irena, considerada la primera organización internacional radicada en Medio Oriente, sino también del Centro de Excelencia del Carbono de Dubai.

El DCCE es una iniciativa conjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Consejo Supremo de Energía de Dubai destinada a promover las bajas emisiones de carbono en el emirato.

El director general de Irena es el keniata Adnan Z. Amin.

El concepto de la energía sostenible para todos adquiere mayor importancia en el contexto de la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015 de la ONU, que más de 150 jefes de Estado y de gobierno adoptarán en una cumbre mundial en septiembre.

Se prevé que la nueva agenda de desarrollo sea uno de los esfuerzos más ambiciosos del organismo mundial para erradicar la pobreza y el hambre para el año 2030.

Pero los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que serán parte integral de esa agenda también incluirán a la energía sostenible para todos.

De acuerdo con los ODS y la agenda de desarrollo de la ONU, Irena lleva a cabo y apoya los esfuerzos internacionales para duplicar la cuota de energía renovable para el 2030, según un nuevo plan de trabajo puesto en marcha por la agencia en 2013.

Ban está convencido de que la energía sostenible “es uno de los asuntos más fundamentales de nuestro tiempo.”

Aproximadamente 20 por ciento de la población mundial no tiene acceso a la electricidad, señaló, mientras que 40 por ciento de los habitantes del planeta aún dependen de la biomasa para cocinar y calentar sus viviendas.

“Eso no es ni equitativo ni sostenible”, afirmó Ban.

Para la ONU, la energía es fundamental para todo lo que hacemos, como impulsar nuestras economías, empoderar a las mujeres, generar puestos de trabajo y fortalecer la seguridad. Y el tema es transversal a todos los sectores del Estado y tiene un lugar central en el centro de los intereses fundamentales de un país.

La energía renovable procede principalmente de los recursos naturales, como la luz solar, el viento, la lluvia, las mareas, las olas y el calor geotérmico.

Un buen ejemplo de un proyecto de eficiencia energética es la ciudad de Masdar, en Abu Dhabi, construida por Masdar, una filial de la estatal Empresa de Desarrollo Mubadala, con la mayoría del capital proporcionado por el gobierno de Abu Dhabi.

En la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi, celebrada en enero de 2013, que incluyó una conferencia internacional sobre la energía renovable, los participantes realizaron una visita guiada por la ciudad de Masdar.

Considerada energéticamente eficiente y prácticamente sin automóviles, el objetivo del proyecto es demostrar que las ciudades pueden ser sostenibles, incluso en medio ambientes áridos como el de EAU.

La energía para toda la ciudad procede de un campo de 22 hectáreas con 87.777 paneles solares, pero hay más en los techos de los edificios. Los autos fueron sustituidos por una serie de vehículos eléctricos sin conductor que trasladan a los habitantes.

El diseño de las paredes de los edificios, con cojines de aire que limitan la difusión del calor, ayudan a reducir la demanda de aire acondicionado un 55 por ciento.

No hay interruptores de luz ni grifos, solo sensores de movimiento que redujeron 51 y 55 por ciento el consumo de electricidad y de agua, respectivamente.

En diciembre de 2012, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que declaró la Década para la Energía Sostenible para Todos, que se extenderá hasta 2024.

La resolución destacó la necesidad de contar con “fuentes de energía fiables, asequibles, económicamente viables, socialmente aceptables y ecológicamente sólidas para el desarrollo sostenible”.

En 2014, la ONU y EAU organizaron la conferencia Ascensión de Abu Dhabi , como apoyo a la Cumbre del Clima realizada en septiembre de ese año.

Las conversaciones en esa conferencia se centraron en varias cuestiones clave, como el aumento en el uso de fuentes de energía renovables, la mejora de la eficiencia energética, la reducción de las emisiones contaminantes del transporte, y la aplicación de métodos agrícolas climáticamente inteligentes.

Los análisis también versaron sobre las iniciativas para abordar la deforestación, los contaminantes climáticos de vida corta, la financiación para afrontar el cambio climático, la resiliencia y la mejora de la infraestructura de las ciudades.

Acompañado por el enviado especial de EAU para la Energía y el Cambio Climático, el sultán Ahmed Al Jaber, Ban se trasladó en helicóptero a la central de energía solar por concentración Shams 1, inaugurada en 2013, que tiene una capacidad de generación de 100 megavatios.

Considerada la mayor planta termosolar de su tipo en el mundo, Shams 1 generará electricidad suficiente para abastecer a 20.000 hogares y abarca un área de unos 2,5 kilómetros cuadrados.

El gobierno prevé construir dos plantas similares más, Shams 2 y Shams 3.

Ban viajó a Dubai para reunirse con el jeque Mohammed bin Rashid al Maktum, primer ministro de EAU y gobernante de ese emirato.

El secretario general agradeció el apoyo de EAU a los esfuerzos humanitarios de la ONU en Siria, y elogió a la nación árabe por sus inversiones en energías renovables.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal