Nueva estrategia contra el paludismo requiere duplicar los fondos
África, América del Norte, Ayuda al desarrollo, Conferencias, Desarrollo y ayuda, Destacados, Globalización, Gobernanza mundial, Mundo, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Salud, Últimas Noticias

Nueva estrategia contra el paludismo requiere duplicar los fondos

El paludismo tiene lamentables consecuencias para las mujeres embarazadas con VIH y sus bebés. Dormir bajo un mosquitero y tomar la pastilla contra la malaria ayuda a mantenerlas a salvo. Crédito: Mercedes Sayagues/IPS

El paludismo tiene lamentables consecuencias para las mujeres embarazadas con VIH y sus bebés. Dormir bajo un mosquitero y tomar la pastilla contra la malaria ayuda a mantenerlas a salvo. Crédito: Mercedes Sayagues/IPS

NACIONES UNIDAS /ADDIS ABEBA, 15 jul 2015 (IPS) - La malaria (paludismo) se puede evitar y curar, sin embargo, sigue causando la muerte de muchas personas. En 2013, fue responsable del fallecimiento de unas 584.000 personas, la mayoría niñas y niños africanos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mortalidad cayó 47 por ciento en 2000 a escala global. Pero en África, el paludismo se cobra la vida de una niña o niño por minuto.

El costo económico también es alto. Cada año, la malaria hace que el continente africano pierda unos 12.000 millones de dólares en productividad, y en los países más afectados, puede representar hasta 40 por ciento del gasto de la salud pública.

En África, el paludismo se cobra la vida de una niña o un niño por minuto.

Desde el lunes 13 y hasta este jueves 16, se celebra en Addis Abeba, la capital de Etiopia, la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, donde los gobernantes presentaron una nueva estrategia para eliminar la enfermedad que llama a duplicar los fondos actuales para 2020.

“Los nuevos objetivos contra la malaria para 2030, y para 2020 y 2025 explicitados en las estrategias de la OMS y de la RBM (siglas en inglés de Alianza para hacer Retroceder el Paludismo), son ambiciosos, pero alcanzables”, sostuvo Pedro Alonso, director del programa global contra el paludismo de la OMS.

“Debemos acelerar los avances hacia la eliminación de la malaria para asegurarnos que ni la resistencia del parásito al fármaco ni la resistencia de los mosquitos a los insecticidas ni el rebrote de la malaria dañe los tremendos logros obtenidos hasta la fecha”, puntualizó.

“Podemos y debemos lograr un impacto aun mayor para proteger la inversión realizada por la comunidad internacional”, añadió Alonso.

Como resultado de las consultas de expertos de todo el mundo con las regiones, los países y las comunidades afectadas, la estrategia procura reducir los casos de paludismo y las muertes en 90 por ciento, respecto de 2015, y erradicar la enfermedad en otros 35 países.

Especialistas de la RBM sostienen que se necesitan unos 100.000 millones de dólares para erradicar el paludismo para 2030, y otros 10.000 millones para investigar y desarrollar nuevas herramientas, como nuevos fármacos e insecticidas.

Para lograr la primera meta de reducir la incidencia de la malaria y la mortalidad en 40 por ciento, las inversiones anuales deberán aumentar a 6.400 millones de dólares para 2020.

“Alcanzar nuestros objetivos para 2030 no solo permitirá salvar millones de vidas, sino que reducirá la pobreza y creará sociedades más saludables y equitativas”, remarcó el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

“Garantizar la continua reducción y eliminación de la malaria generará beneficios para comunidades enteras, negocios, agricultura, sistemas de salud y hogares”, añadió.

La malaria es causada por parásitos Plasmodium, que se transmiten al ser humano por mosquitos Anopheles, llamados “vectores” de la enfermedad, que pican principalmente al atardecer y al amanecer.

Aproximadamente, la mitad de la población mundial corre el riesgo de infectarse con el parásito.

“Invertir para lograr los objetivos en la lucha contra la malaria para 2030 evitará casi 3.000 millones de casos de malaria y permitirá salvar 10 millones de vidas. Si logramos esos objetivos, el mundo podrá generar cuatro billones (millón de millones) en productividad económica en el período 2016-2030”, precisó Fatoumata Nafo-Traoré, director ejecutivo de la RBM.

La lucha contra el paludismo ha sido uno de los grandes logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, al evitarse la muerte pronosticada de unas seis millones de personas entre 2000 y 2015, principalmente de menores de cinco años en África subsahariana.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que deberá aprobar la Asamblea General de la ONU en septiembre, ofrecen una nueva oportunidad para impulsar la financiación y erradicar la enfermedad de una vez por todas, coinciden especialistas.

Aliviar el peso del paludismo significará un impulso a los esfuerzos de desarrollo en todos los sectores al reducir el ausentismo escolar, luchar contra la pobreza, aumentar la paridad de género y mejorar la salud materna e infantil.

Editado por Kanya D’Almeida / Traducido por Verónica Firme

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal