África, Ciencia y tecnología, Desarrollo y ayuda, Destacados, Las elegidas de la redacción, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Últimas Noticias

La población rural de Malawi tendrá conexión a Internet

Given Mbwira (izquierda) y Obed Nkhoma trabajan con Internet en la oficina de The Nation en la sureña ciudad de Blantyre, en Malawi. Pronto, la población rural del país contará con un acceso barato y rápido a la red gracias al proyecto WhiteSpaces. Crédito: Bobby Kabango/IPS.

Given Mbwira (izquierda) y Obed Nkhoma trabajan con Internet en la oficina de The Nation en la sureña ciudad de Blantyre, en Malawi. Pronto, la población rural del país contará con un acceso barato y rápido a la red gracias al proyecto WhiteSpaces. Crédito: Bobby Kabango/IPS.

BLANTYRE, Malawi, 1 nov 2016 (IPS) - A partir de este mes, muchas personas en Malawi, y en especial en las zonas rurales, se podrán conectar a Internet y será tan fácil como abrir un grifo de agua.

Por lo menos, ese es el sueño de C3, un proveedor de servicios de telecomunicaciones y la primera empresa comercial que distribuirá TV White Spaces (TVWS, como se conoce en inglés a la banda blanca de televisión) por un período de prueba de nueve meses en todo el país.

La mayoría de los más de 16 millones de habitantes de Malawi viven en zonas rurales y son pobres, y solo 6,5 por ciento tienen conexión a Internet. Para llegar a toda la población, C3 construye una nueva red que depende de frecuencias no utilizadas en la televisión y conocidas como “banda blanca de la televisión”, con la idea de extenderla a todo el territorio.

La conectividad se facilita a los usuarios mediante una nueva tecnología eficiente y accesible de acceso dinámico al espectro y espacios en blanco, gracias a lo cual los usuarios luego pueden conectarse a la red a través de una conexión inalámbrica wifi.

“Es una forma barata y efectiva de tener Internet”, observó Elizabeth Kananji, de 17 años y en segundo año del Politécnico de Malawi.

“No todo el mundo puede acceder a la red porque hay que pagarle al proveedor del servicio, que es difícil porque es caro, pero con la TVWS no tienes que pagar, siempre y cuando tengas los aparatos. Está listo para arrancar”, explicó la adolescente a IPS.

Malawi terminó hace poco el proyecto de prueba técnica de TVWS, un esfuerzo conjunto de la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones (Macra), el departamento de física de la Universidad Chancellor College y el laboratorio italiano Marconi Wireless Lab T/ ICT4D.

La iniciativa busca promover la investigación y el desarrollo en materia de tecnologías de la información y la comunicación, según el subdirector de gestión del espectro de Macra, Jonathan Pinifolo.

El TVWS tuvo varios proyectos piloto en la sureña ciudad de Zomba, en 2013, en la escuela secundaria Saint Mary, en el área de aviación de la Fuerza de Defensa de Malawi, en el hospital rural de Pirimiti y en el universitario Departamento de Estudios Geológicos.

Hay otros países que realizaron proyectos similares como Estados Unidos, Gran Bretaña, Sudáfrica y Kenia. Pero Malawi será el primero en el mundo en expandir el TVWS en todo el territorio.

La iniciativa recibió elogios en todo el mundo. La Unión Internacional de las Telecomunicaciones y la Organización de las Naciones Unidas destacaron que es una forma viable y rentable de llevar Internet a las zonas rurales.

El TVWS resultó ser una alternativa para llevar el servicio a las zonas alejadas, de difícil acceso y más postergadas sin usar la tradicional banda ancha (radiofrecuencia), que según advierten los especialistas, se está saturando.

En Malawi, C3 es la única compañía que ha demostrado interés en llevar adelante el proyecto, según Macra.

“Prevemos el lanzamiento inicial de algunas partes de la infraestructura en noviembre, pero como no solo apuntamos a la TVWS, construimos torres, instalamos puntos de acceso wifi y vínculos troncales. Entonces sí podremos anunciar la fecha oficial de lanzamiento”, explicó Richard Chisala, de C3, a IPS.

“Realizamos investigaciones donde evaluamos los proveedores de servicios de Internet en Malawi y concluimos que en este país es más caro que en Kenia, por ejemplo, lo que hizo que solo 10 por ciento de la población tuviera acceso a la red. Eso se debe principalmente a la codicia y la ineficiencia”, explicó Chris Shaeke, director general de C3.

“Así que nos propusimos cambiar, aun si nuestra licencia de Macra señala que tenemos que concentrarnos en las áreas rurales”, apuntó.

El servicio será confiable y accesible, acotó Shaeke. “Como la electricidad es intermitente en Malawi, nuestros equipos funcionan con energía solar. Además, montamos nuestra infraestructura donde la población rural pueda acceder fácilmente a Internet allí donde esté”, explicó.

Shaeke contó a IPS que se asociaron con Malawi Posts Corporation (MPC) para que los usuarios rurales pudieran acceder a Internet a través de sus casillas de correo. La gente solo tendrá que enchufar sus dispositivos y conectarse a la red, como lo hace cuando quiere tener electricidad o agua, ejemplificó.

En la actualidad, C3 adquiere lo necesario para montar la infraestructura con apoyo económico de Microsoft, que también financió un proyecto similar en Kenia.

“Recibimos apoyo económico y técnico de esa empresa; somos beneficiarios de la Microsoft Affordable Access Initiative (iniciativa de acceso rentable), que procura que miles de millones de personas en el mundo tengan un acceso rentable a Internet”, explicó Chisala.

“Tenemos un centro de datos en Lilongwe y otro de recuperación de desastres en (la ciudad malauí de) Blantyre, que serán los dos primeros en África en suministrar lo que se conocen como servicios en la nube. Somos una red de acceso abierto”, acotó.

Las soluciones de almacenamiento y de nube informática ofrecen a los usuarios particulares y a las empresas varias posibilidades de almacenamiento y de procesamiento de datos en centros de terceros y que pueden estar lejos de los usuarios.

Entre las instituciones que utilizarán la red de C3 se destacan organizaciones no gubernamentales, ministerios y agencias departamentales, así como micro, pequeñas y medianas empresas, además de revendedores.

Entre las compañías que demostraron interés por el servicio se destaca Health Point Media, que planea ofrecer mensajes audiovisuales a los centros de salud y hospitales de distrito e instalar pantallas, indicó su director Tapiwa Bandawe.

“Nuestros mensajes están dirigidos a las 1,9 millones de personas que visitan nuestras instalaciones cada mes. Como la proporción de pacientes por profesional de la salud es muy elevada en Malawi (uno cada 10.000), es difícil para los médicos dedicar tiempo a explicarles cómo prevenir enfermedades”, ejemplificó.

La idea es que con nuestros mensajes, la gente aproveche para enterarse de cuestiones importante para la salud mientras está en las salas de espera de los hospitales, explicó Bandawe a IPS.

La estudiante del Politécnico de Malawi, Elizabeth Kananji contó que el proyecto TVWS la inspiró para estudiar Ingeniería electrónica y Telecomunicaciones.

“Conocí el proyecto en 2013, cuando fueron a mi escuela (secundaria Saint Mary) a instalar antenas en la etapa piloto. Al principio no sabía qué hacer en la universidad, pero el TVWS me mostró cómo las telecomunicaciones pueden cambiar el mundo”, explicó a IPS.

Traducido por Verónica Firme

 


X
Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal