Pnuma llama a redoblar esfuerzos contra el cambio climático
Ambiente, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Destacados, Gobernanza mundial, Las elegidas de la redacción, Mundo, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Últimas Noticias

Pnuma llama a redoblar esfuerzos contra el cambio climático

El mundo debe redoblar esfuerzos para reducir otro 25 por ciento los gases contaminantes que se prevé liberará a la atmósfera para 2030. Crédito: Pnuma

El mundo debe redoblar esfuerzos para reducir otro 25 por ciento los gases contaminantes que se prevé liberará a la atmósfera para 2030. Crédito: Pnuma

ROMA, 4 nov 2016 (IPS) - Al entrar en vigor del Acuerdo de París sobre cambio climático este viernes 4, la Organización de las Naciones Unidas urgió al mundo a redoblar esfuerzos para aumentar en 25 por ciento la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En su informe Brecha de Emisiones 2016, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) alerta que el planeta debe apresurarse a reducir otro 25 por ciento los gases contaminantes que se liberarán para 2030 para “cumplir con la meta más exigente y segura de evitar que el aumento de temperatura global supere el 1,5 grado centígrado”.

“El creciente número de refugiados climáticos golpeados por el hambre, la pobreza, las enfermedades y los conflictos será un constante recordatorio de nuestra falta de respuesta”: Erik Solheim.

“El mundo todavía se encamina hacia un aumento de temperatura de entre 2,9 y 3,4 grados este siglo, aun con las promesas hechas en diciembre por los estados parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)”, recuerda el Pnuma.

“Quiere decir que tenemos que sacar un grado más de algún lugar para tener alguna chance de minimizar el peligroso cambio climático”, precisa.

El anuncio del Pnuma se realizó en Londres durante la presentación del informe anual Brecha de Emisiones, que concluye que las emisiones para 2030 podrían ascender a entre 54 y 56 gigatoneladas equivalentes de dióxido de carbono. Pero para evitar que el recalentamiento del planeta supere los dos grados no deberían liberarse más de 42 gigatoneladas de gases contaminantes, según las proyecciones.

A principios de octubre, el Acuerdo de París alcanzó el mínimo previsto de 55 países, los que concentran 55 por ciento de las emisiones contaminantes globales, que se requiere para su entrada en vigor este 5 de noviembre.

La próxima 22 Conferencia de las Partes (COP22) de la CMNUCC, que comenzará el 7 de este mes en la ciudad marroquí de Marrackech, es la primera con el nuevo marco para contener el recalentamiento planetario.

Numerosos científicos coinciden en que limitar el aumento de temperatura global a dos grados este siglo (respecto de los niveles preindustriales) reduciría la probabilidad de ocurrencia de tormentas severas, sequías prolongadas, aumento el nivel del mar y otros eventos climáticos devastadores, detalla el informe.

“Pero alertan que aun con un objetivo más bajo de 1,5 grados se reducirían, más que se eliminaría las consecuencias”, precisa.

El director ejecutivo del Pnuma, Erik Solheim, observó que el Acuerdo de París y la última Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal para reducir los hidrofluorocarbonos (HFC) son medidas en la dirección correcta, pero esos grandes compromisos todavía no son suficientes.

Desde 2010, el Pnuma produce informes anuales sobre la Brecha de Emisiones a pedido de los países para contar con una evaluación científica independiente sobre cómo las acciones y los compromisos de los estados afectan la tendencia de las emisiones contaminantes, y cómo eso se compara con las trayectorias de emisiones consistentes con el objetivo de largo plazo de la CMNUCC.

“Si no empezamos a hablar ahora de medidas adicionales, empezando por la próxima cumbre climática de Marrakech, sufriremos por la tragedia humana evitable”, alertó Solheim. “El creciente número de refugiados climáticos golpeados por el hambre, la pobreza, las enfermedades y los conflictos será un constante recordatorio de nuestra falta de respuesta”, apuntó.

“Nada de eso será consecuencia del mal clima. Será el resultado de las malas decisiones de gobiernos, sector privado y ciudadanos individuales, porque hay opciones. La ciencia muestra que debemos avanzar mucho más rápido”, subrayó.

El año pasado fue el más caliente de los que tienen registrados y los primeros seis meses de 2016 ya rompieron todas las marcas. Y, sin embargo, el informe del Pnuma concluye que las emisiones contaminantes siguen aumentando.

El mes pasado, la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal acordó reducir de forma drástica el uso de HFC, y según estudios preliminares, eso podría llevar a una reducción de 0,5 grados el aumento de temperatura global si se implementa en su totalidad, aunque no se registrarán disminuciones significativas hasta 2025.

Los miembros del Grupo de los 20 (G20) países más industrializados están a punto de cumplir el Acuerdo de Cancún para 2020, pero esos compromisos están muy por debajo del punto de partida que los acercaría a Acuerdo de París, según el Pnuma.

El informe concluye con una nota positiva, ya que señala que mediante evaluaciones oportunas y tecnología, los actores estatales y no estatales tienen muchas formas de realizar mayores recortes de emisiones contaminantes que los acerque al cumplimiento de las metas, como acelerar las medidas para lograr la eficiencia energética y vincularlos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por ejemplo, actores no estatales, como el sector privado, los gobiernos municipales y organizaciones ciudadanas pueden contribuir a reducir varias gigatoneladas para 2030, por ejemplo, en los sectores de la agricultura y el transporte.

Otra alternativa es mediante la eficiencia energética. El aumento de seis por ciento (unos 221.000 millones de dólares) en las inversiones de 2015 en el sector industrial es un indicio de que ya está en marcha, añade.

“Además, numerosos estudios muestran que una inversión de entre 20 y 100 dólares por tonelada de dióxido de carbono llevaría a una reducción de 5,9 toneladas en la construcción, 4,1 en la industria y 2,1 en el transporte para 2030”, precisa.

Además, la Coalición 1 Gigatonelada, creada por el Pnuma con apoyo del gobierno de Noruega en 2014, concluyó que mediante la implementación de proyectos de eficiencia energética y energías renovables, entre 2005 y 2015, en los países en desarrollo, se reducirá media gigatonelada de gases contaminantes para 2020. Eso incluye acciones en países sin compromisos formales con Cancún.

Traducido por Verónica Firme

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal