Histórica victoria de líder opositor en Ghana
África, Democratización, Desarrollo y ayuda, Destacados, Últimas Noticias

Histórica victoria de líder opositor en Ghana

Los residentes de Kumasi, capital de la región Ashanti en Ghana y bastión de la oposición, llevan un ataúd, listo para enterrar simbólicamente al presidente John Mahama y su NDC. Crédito: Kwaku Botwe / IPS

Los residentes de Kumasi, capital de la región Ashanti en Ghana y bastión de la oposición, llevan un ataúd, listo para enterrar simbólicamente al presidente John Mahama y su NDC. Crédito: Kwaku Botwe / IPS

KUMASI, Ghana, 12 dic 2016 (IPS) - El líder opositor de Ghana, Nana Akufo Addo, hizo historia al ser el primer hijo de un exjefe de Estado en ganar las elecciones presidenciales de este país de África occidental, tras vencer al actual gobernante, John Mahama.

El padre de Nana Akufo Addo, Edward Akufo Addo, luchó por la independencia de Ghana y fue presidente del país entre 1970 y 1972.

El presidente Mahama, al frente del gobernante Partido Democrático Nacional (NDC, en inglés), reconoció la derrota en los comicios del día 7 de este mes y felicitó a Akufo Addo, líder del Nuevo Partido Patriótico (NPP), minutos antes de que la comisión electoral anunciara los resultados el viernes 9.

"Voté por Nana porque creo que su política de una fábrica por distrito creará muchos puestos de trabajo, así yo podría encontrar uno fácilmente cuando me gradúe": Modesta Bonsu.

El líder opositor de 72 años cumplió su sueño de seguir los pasos de su padre en su tercer intento por acceder a la presidencia y tras alcanzar 5,7 millones de votos (53,85 por ciento del total) frente a los 4,7 millones (44,40 por ciento) de Mahama, de 59 años, en una elección con una participación de 68,62 del electorado.

El mensaje principal de la campaña del NPP – creación de empleos y fortalecimiento de la economía – parece haber convencido a los votantes en este país de casi 27 millones de habitantes donde casi la mitad de los jóvenes de 15 a 25 años están desempleados, según el último informe del Banco Mundial.

“Yo voté por Nana porque creo que su política de una fábrica por distrito creará muchos puestos de trabajo, así que yo podría encontrar uno fácilmente cuando me gradúe”, señaló Modesta Bonsu, estudiante universitaria, a IPS.

Osborn Adu, un empleado informático de 26 años, dijo que las cuentas de los servicios públicos y el costo de vida en general son tan altos que “a veces tengo que apoyar a mi madre con el dinero que estoy ahorrando para seguir estudiando”.

Los analistas económicos dicen que la principal promesa electoral del NDC – desarrollo de la infraestructura – no consiguió el apoyo necesario, ya que los resultados de las encuestas revelaron que las principales preocupaciones de los votantes eran el desempleo, el alto costo de vida y la corrupción.

La crisis energética, que empeoró en los últimos dos años, también provocó el aumento de los costos, lo cual llevó al cierre de empresas y a la pérdida de empleos. El Instituto de Investigación Estadística, Científica y Económica concluyó en un estudio de 2014 que, en promedio, Ghana pierde producción por valor de 2,1 millones de dólares diarios como resultado de la crisis y que ese año perdió unos 680 millones de dólares, lo que se traduce en dos puntos del producto interno bruto (PIB).

El Sindicato de Trabajadores de la Industria y el Comercio advirtió en 2015 que para fines de ese año se perderían más de 3.000 empleos debido al errático abastecimiento de electricidad.

El NPP no solo prometió reducir los impuestos sobre las facturas de electricidad, sino también la reestructura financiera y un plan de recuperación de las empresas de servicios públicos que garantizara la suficiente reserva de energía para terminar con los apagones.

El partido opositor también prometió construir una fábrica en cada uno de los 216 distritos de Ghana y asegurar que las comunidades agrícolas, especialmente en el norte del país, tengan instalaciones de riego para la producción de cultivos durante todo el año – la política de una represa para cada aldea.

Un partidario del nuevo presidente celebra el 10 de diciembre en Kumasi después de que se anunciaran los resultados. Crédito: Kwaku Botwe / IPS

Un partidario del nuevo presidente celebra el 10 de diciembre en Kumasi después de que se anunciaran los resultados. Crédito: Kwaku Botwe / IPS

El expresidente de la Asociación de Campesinos, Mohammed Adam Nashiru, cree que esa política ayudará a crear miles de empleos. “Nuestros padres, que eran agricultores de arroz… en la década de 1970 podían comprarse vehículos Mercedes Benz nuevos porque el sector agrícola estaba en auge debido a las buenas políticas gubernamentales”, aseguró.

Nana Addo “apoya el programa de Centros de Servicios de Mecanización Agrícola, por el cual algunas comunidades van a tener equipos como tractores, cosechadoras, secadoras y demás, para que los pequeños productores que no puedan comprar estas máquinas puedan pagar los servicios de estos centros”, explicó Nashiru.

“Esta es otra buena idea, porque 1.000 campesinos juntos no pueden ni siquiera comprar un solo tractor… esperamos y oramos que Nana Addo le preste la atención necesaria para que la gente, especialmente en las tres regiones del norte, pueda conseguir trabajo y eso ayude a frenar la migración rural”, exhortó.

Los casos de corrupción han atormentado a la administración de Mahama. La campaña de un exfiscal general para ayudar al Estado a recuperar unos 12 millones de dólares que el gobierno pagó ilegalmente al empresario Alfred Woyome se ha demorado hasta el punto de que el otrora fiscal afirmó que la única manera de devolver el dinero al estado era cambiando al gobierno.

Adu Owusu Sarkodie, profesor de Economía de la Universidad de Ghana, cree que la política de Akofu Addo de combate a la corrupción y gestión de la deuda pública -que cuando asumió Mahama era de 8.200 millones de dólares y ahora está en 26.400 millones de dólares – puede ahorrarle dinero al país para dedicarlo al desarrollo económico.

“La promesa de Nana de combatir la corrupción puede brindar el combustible necesario para sus políticas de una fábrica por distrito y una represa por aldea”, sostuvo.

Los economistas dicen que el gobierno entrante debe trabajar para reducir la deuda pública y mejorar los indicadores económicos, como la alta inflación, los altos tipos de interés y la baja tasa de crecimiento del PIB.

El resultado de esta elección también pone fin a la pregunta de si los votantes ghaneses se inclinan más hacia los partidos políticos o los dirigentes.

Desde 1992, los ghaneses han optado entre los dos principales partidos políticos, el NDC y el NPP, cada ocho años. Sin embargo, las cosas tomaron otro giro cuando el presidente John Atta Mills, representante del NDC, murió pocos meses antes del final de su primer mandato. Entonces Mahama, su vicepresidente, ganó la elección por su partido.

Esto significa que aunque el NDC pasó ocho años al frente del gobierno, Mahama solo fue presidente durante cuatro años. Los analistas políticos no estaban seguros de si los ghaneses le darían al presidente otro mandato o se despedirían del NDC después de ocho años. El resultado de las elecciones marca así otro acontecimiento histórico – Mahama se convierte en el primer presidente en perder su reelección.

Traducido por Álvaro Queiruga

 

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal