Alimentación y agricultura, Desarrollo y ayuda, Destacados, Entrevistas, Gobernanza mundial, Mundo, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Últimas Noticias

La FAO fortalecerá la colaboración con el PMA en su nueva etapa

© Reproducir este artículo| | Imprimir | |English version
Jose Graziano da Silva. Crédito: FAO

Jose Graziano da Silva. Crédito: FAO

ROMA, 3 abr 2017 (IPS) - Para cumplir con la meta de erradicar el hambre para 2030, como prevén los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las agencias de la ONU dedicadas a garantizar la seguridad alimentaria y la buena nutrición procurarán mejorar la colaboración para redoblar esfuerzos.

De hecho, ese es precisamente el principal objetivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el de las otras dos agencias con sede en Roma, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que renovaron sus autoridades.

El 14 de febrero, Gilbert Houngbo, ex primer ministro de Togo, fue elegido por los miembros del FIDA como presidente del organismo, cargo que asumió el 1 de este mes.

Y el 29 de marzo, el exgobernador del estadounidense estado de Carolina del Sur, David Beasley, fue designado como director ejecutivo del PMA, tras recibir el visto bueno de la junta ejecutiva del organismo, un programa conjunto de la ONU (Organización de las Naciones Unidas ) y de la FAO.

Los encargados de la elección de Beasley fueron el secretario general del foro mundial, António Guterres, y el director general de la FAO, José Graziano da Silva, quien conversó con IPS sobre su experiencia en el proceso de selección del encargado de conducir al PMA y de cumplir con esa importante tarea.

IPS: ¿Qué opina de la nominación de David Beasley para dirigir al PMA? ¿Tuvo oportunidad de conversar con él tras su designación?

JOSÉ GRAZIANO DA SILVA: Fue un muy buen resultado. David tiene méritos excepcionales para ocupar el cargo y una amplia experiencia trabajando con autoridades y empresarios clave, así como en la conducción de misiones de paz y en la realización de esfuerzos para el desarrollo, trabajando con dirigentes extranjeros.

Realmente espero que podamos continuar con la excelente colaboración entre la FAO y el PMA que llevamos adelante con el saliente director ejecutivo Ertharin Cousin, y podamos mejorarla aún más.

Mediante nuestros esfuerzos colectivos y un doble enfoque que apunta a la asistencia alimentaria de emergencia y a procurar los medios para ganarse la vida, debemos trabajar juntos para mantener a las personas vivas y ayudarlas a construir resiliencia durante las crisis alimentarias, con el fin de erradicar el hambre.

Tras el anuncio de su elección, tuvimos una fructífera conversación telefónica y un intercambio de mensajes a través de las redes sociales.

En un mensaje de Facebook, me agradeció, así como al secretario general António Guterres, por la designación, y señaló que redoblaría los esfuerzos para “ampliar las asociaciones públicas y privadas, para conseguir alimentos y asistencia para las personas más desesperadas”.

La FAO está dispuesta a apoyar y a colaborar con él al respecto. Está muy entusiasmado con este nuevo trabajo y espero recibirlo en Roma.

IPS: ¿Como espera que sea la colaboración entre la FAO y el PMA con esta nueva dirección, en particular en estos tiempos de crisis de seguridad alimentaria?

JGS: Las condiciones precarias de muchos países en términos de seguridad alimentaria, así como las actuales hambrunas, vuelven más urgente que nunca la colaboración entre las agencias con sede en Roma.

Estamos frente a una situación sin precedentes en el mundo con Sudán del Sur atravesando una hambruna y otros tres países, Yemen, el noreste de Nigeria y Somalia, en riesgo de hambruna. Nuestra tarea no es solo asegurarnos de que la gente sobreviva hoy, sino de que mañana sean capaces de vivir con dignidad.

Si la gente abandona sus tierras, pierde su medio de ganarse la vida y decae la producción de alimentos, lo que empeora no solo su situación, sino la seguridad alimentaria del país entero por muchos años.

Las agencias con sede en Roma tienen que emprender juntas el doble enfoque de suministrar asistencia alimentaria y a la vez ofrecer medios para ganarse la vida y generar ingresos.

La FAO, por su parte, le dará todo su apoyo al nuevo director ejecutivo del PMA para hacer frente a los numerosos desafíos que presenta la asistencia de emergencia y el suministro de socorro en todo el mundo. También le extenderé todo el apoyo al nuevo presidente del FIDA.

IPS: ¿Puede explicar el proceso de selección de Beasley, su experiencia personal en el mismo y las consecuencias que tiene para la organización?

JGS: Como el PMA es un programa subsidiario autónomo de la ONU y de la FAO, el secretario general de la ONU y el director ejecutivo de la FAO lo eligen tras realizar varias consultas a la junta ejecutiva del PMA.

En todo el proceso, el secretario general y yo fuimos muy conscientes de la importancia de garantizar la transparencia del mismo. Y se consultó a la junta ejecutiva por el candidato, al final del proceso.

Estoy particularmente orgulloso de haber participado en este proceso, en estrecha coordinación con la oficina del secretario general. Estoy encantado de haber participado, en especial porque el PMA es la mayor agencia humanitaria en ofrecer asistencia alimentaria en un mundo donde hay muchas personas en peligro debido a una de las peores crisis alimentarias de los últimos 70 años.

IPS: ¿Podría darnos más detalles sobre el proceso de selección propiamente dicho?

JGS: Se realizó un llamado que permaneció abierto del 14 al 28 de febrero, seguido de una comunicación formal distribuida entre los estados miembro para que presentaran sus candidatos. La vacante se anunció también en el sitio de Internet de la FAO, así como en la página web de altos cargos vacantes de la Secretaría General de la ONU.

En total se presentaron 23 candidatos de 14 países, cinco mujeres y 18 hombres, de los cuales 19 fueron a título individual (cuatro mujeres y 15 hombres), y cuatro de los estados miembro (una mujer y tres hombres). Tras la evaluación, se seleccionaron seis candidatos, una mujer y cinco hombres, para la entrevista.

IPS: ¿Cuál fue el criterio utilizado para realizar las recomendaciones? ¿Podría explicarnos el procedimiento para garantizar una evaluación apropiada?

JGS: El panel de evaluación estuvo integrado por el secretario general adjunto de la ONU y el jefe de gabinete de la Secretaría General de la ONU, así como por el director general adjunto de la FAO para Programas y el encargado de la Oficina del director general adjunto para Operaciones de la FAO.

El grupo se concentró en cuatro áreas para la entrevista: antecedentes, fortalezas y debilidades del candidato, visión estratégica y programa de trabajo, experiencia en la construcción de alianzas con actores clave y gestión y experiencia de liderazgo.

Traducido por Verónica Firme

 


X
Hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Boletín semanal