Alimentación y agricultura, Ayuda al desarrollo, Cambio climático, Desarrollo y ayuda, Desertificación, Destacados, Emergencias Humanitarias, Mundo, Naciones Unidas, Población, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Proyectos, Últimas Noticias

BRICS está bien ubicado para erradicar la pobreza en 2030

La sequía en curso en el Cuerno de África es generalizada, lo que provoca una crisis humanitaria regional. Crédito: FAO

La sequía en curso en el Cuerno de África es generalizada, lo que provoca una crisis humanitaria regional. Crédito: FAO

ROMA, 19 jun 2017 (IPS) - La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asegura que las economías de los cinco países que integran el BRICS – Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica –  están bien ubicadas para asumir el liderazgo en la erradicación del hambre y la pobreza, objetivos que la comunidad internacional se comprometió a cumplir para 2030.

El BRICS constituye un importante bloque económico, señaló un informe de la FAO, con sede en Roma.

Los cinco países acumulan más de 40 por ciento de la población y más de 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del planeta. En conjunto producen más de un tercio de la producción global de cereales y, en 2016, Rusia se convirtió en el mayor exportador de trigo del mundo.

"La agricultura puede ser un motor de crecimiento rural sostenido e inclusivo. En los países de bajos ingresos, el crecimiento procedente de la agricultura es dos veces más eficaz para reducir la pobreza que el crecimiento procedente de otros sectores de la economía":Kundhavi Kadiresan.

“Los países del BRICS desempeñan un papel político importante en el ámbito internacional. Los países en desarrollo de todo el mundo consideran que sus éxitos… económicos durante las últimas décadas son un ejemplo a seguir”, declaró Kundhavi Kadiresan, subdirectora general y representante regional de la FAO para Asia y el Pacífico, durante la séptima Reunión de Ministros de Agricultura del grupo, celebrada el 16 de este mes en Nanjing, China.

“Sus experiencias nos proporcionan un camino que nos puede ayudar a cumplir con nuestros compromisos globales colectivos, es decir, los de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, sus 17  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el acuerdo climático de París”, añadió.

Kadiresan señaló que, a pesar de las tendencias hacia la urbanización, la pobreza en el mundo actual es principalmente rural. Como resultado, la aceleración del desarrollo rural será clave para alcanzar los ODS.

“La pregunta es, ¿cómo podemos lograrlo? Nuestras experiencias en países de diferentes partes del mundo han demostrado que se puede hacer mejor mediante una combinación de crecimiento agrícola y protección social específica, pero también a través del crecimiento de la economía rural no agrícola”, afirmó.

“La agricultura puede ser un motor de crecimiento rural sostenido e inclusivo. En los países de bajos ingresos, el crecimiento procedente de la agricultura es dos veces más eficaz para reducir la pobreza que el crecimiento procedente de otros sectores de la economía”, observó Kadiresan.

Igualmente importante es que todas las herramientas, estrategias y tecnologías desarrolladas “deben ser útiles y accesibles a los agricultores familiares pobres de los países en desarrollo” para que puedan aumentar la producción y la productividad, añadió.

La solidez del BRICS en la investigación agrícola

El crecimiento agrícola también requeriría inversiones en investigación y desarrollo, y los países del BRICS podrían desempeñar un papel destacado, ya que los cinco tienen sólidos sistemas de investigación agrícola que están trabajando en muchos de los problemas de los países en desarrollo, como la alimentación sostenible de la población en crecimiento, según la FAO.

“La biotecnología también tendría un papel clave en estos avances, al igual que los enfoques agroecológicos. La agricultura inteligente en relación al clima será esencial para adaptarse a los cambios inciertos que afrontan nuestros agricultores, y dependerá en gran medida de la investigación de vanguardia”, expresó Kadiresan.

Las tecnologías de la información y la comunicación se extienden cada día más y ofrecen un enfoque prometedor para abordar muchos de los desafíos de los pequeños agricultores con respecto a la información sobre los precios, las previsiones meteorológicas, las vacunas, los servicios financieros y mucho más.

BRICS está bien ubicado para erradicar la pobreza en 2030

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica tienen sólidos sistemas de investigación agrícola. Crédito: FAO

No alcanza con el crecimiento agrícola

El crecimiento agrícola, por importante que sea, no puede erradicar el hambre y la pobreza por sí solo. Los programas de protección social también pueden desempeñar un papel clave en el desarrollo rural, asegura la FAO.

Estos programas tienen importantes beneficios sanitarios y para la reducción de la pobreza, y también pueden fortalecer la confianza de los agricultores familiares, alentándolos a ser más emprendedores, explica. Los planes “Fome Zero, de Brasil, y la Ley Nacional de Garantía de Empleo Rural, de India, son referencias mundiales en este sentido”, destaca.

Kadiresan subrayó que es importante no pasar por alto el papel clave que desempeña la economía rural no agrícola en el fomento del desarrollo rural.

“A medida que las economías se transforman, la mayoría de los hogares agrícolas obtienen ingresos considerables de actividades ajenas a la agricultura. Los ingresos de estas actividades brindan no solo un nivel de vida más alto, sino… más estable en muchos casos. Los gobiernos desempeñan un papel clave en fomentar esta transformación al invertir en la salud y la educación rurales”, dijo.

“Aunque estas inversiones normalmente no están dentro del mandato del Ministerio de Agricultura, debemos apoyarlas, ya que responden al interés de nuestros representados rurales. ¿Dónde estaríamos hoy sin las oportunidades que ofrecen nuestros antiguos maestros y un sistema educativo sólido?”, se preguntó.

El comercio internacional también podría servir como instrumento eficaz para promover la seguridad alimentaria y actuar como una herramienta de adaptación al cambio climático. Cuando ocurre una inevitable mala cosecha, como sucede en cada país en algún momento, las importaciones oportunas pueden ayudar a reequilibrar la economía alimentaria doméstica, señaló.

Traducido por Álvaro Queiruga

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal