África necesita ligar políticas comerciales y agrícolas
África, Comercio e inversiones, Destacados, Economía y comercio, Últimas Noticias

África necesita ligar políticas comerciales y agrícolas

Mozambique está pronto para los negocios con el nuevo puente en suspensión que se eleva en Maputo. Crédito: Busani Bafana/IPS.

Mozambique está pronto para los negocios con el nuevo puente en suspensión que se eleva en Maputo. Crédito: Busani Bafana/IPS.

MAPUTO, 18 ago 2017 (IPS) - El puente Maputo – Catembe en construcción, un elemento difícil de obviar en la costa de Mozambique, le permitirá a este país mejorar en materia de comercio e inversiones, pero solo si efectivamente puede alinear sus políticas agrícolas y comerciales para garantizar la suficiente coordinación entre autoridades de ambos sectores, opinan especialistas.

La obra de 725 millones de dólares, que será el puente en suspensión más grande de África cuando quede terminado en 2018, representa la nueva cartera de inversiones de este país africano y una demostración de su compromiso político de impulsar el comercio internacional.

Las iniciativas para mejorar la productividad agrícola, el desarrollo de la cadena de valor, la creación de empleo y garantizar la seguridad alimentaria suelen están a veces limitadas por el mercado y por cuellos de botella relacionados con el comercio, que resultan de desfase entre políticas agrícolas y comerciales.

“Los gobiernos africanos identificaron incoherencias políticas como un elefante en un bazar": Wadzanai Katsande.

Esas fueron las conclusiones de una reunión organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a principios de este mes en esta capital de Mozambique. El encuentro de alto nivel reunió a autoridades de los ministerios de Agricultura, Finanzas, Comercio, Industria, representantes del sector privado y donantes.

Con el fin de atender el desafío, la FAO, junto al Marco Integrado Mejorado de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y el Centro Europeo para la Gestión de Políticas de Desarrollo, lanzó un proyecto piloto regional para ayudar a los países a coordinar la toma de decisiones, empezando por la agricultura y el comercio.

Mozambique es uno de los cuatro países de África oriental y austral beneficiarios del proyecto que apunta a desarrollar un modelo de mejores prácticas en materia de desarrollo de políticas y de armonización para mejorar el desarrollo económico.

Se realizó una evaluación del marco de políticas agrícola y comercial y de los procesos de toma de decisión en Mozambique para comprender cómo se toman decisiones a la hora de definir objetivos y prioridades para esos sectores de la economía.

La evaluación también procuró contribuir al desarrollo de un marco de política nacional coherente en materia de comercio agrícola en este país, explicó Wadzanai Katsande, coordinador de resultados del Programa de Sistemas Alimentarios de la FAO.

Mozambique figura entre los países menos adelantados, pero es rico en recursos naturales y minerales, incluido el gas, y es un brillante destino para las inversiones en África.

Alineación política es la clave

“En el papel, las políticas suenan bien, pero en la práctica, la historia es diferente”, observó Samuel Zita, consultor en desarrollo y comercio internacional.

“Todavía quedan cuestiones de coordinación y consistencia en los procesos de implementación y formulación de políticas dentro, y entre, la agricultura y el comercio, y hay que atender esas necesidades”, subrayó Zita, quien encabezó un estudio de la FAO sobre coordinación entre las políticas agrícola y comercial en Mozambique.

“Cuando las políticas agrícolas y comerciales hablan el mismo idioma, es decir que crean ciertas previsibilidades para los inversores, toda desconexión entre ambos puede tener un efecto negativo en la inversión directa extranjera”, explicó Zita a IPS.

El estudio, concentrado en el Programa Integral de Desarrollo Agrícola de África y en los procesos del Marco Mejorado Integrado, también mira a los documentos sobre políticas de esos procesos, como el Plan Nacional de Inversión en Agricultura y la Estrategia Diagnóstica de Integración Comercial.

En él se recomienda que Mozambique debe mejorar la diseminación de políticas, planes y estrategias entre los actores a través de varios medios. Además, debe mejorar la descripción y la publicación de la producción agrícola y de los datos comerciales.

La agricultura, definida por la Constitución como la base del desarrollo económico del país, contribuye a 25 por ciento del producto interno bruto de casi 14.000 millones de dólares.

Los grandes productos de exportación son aluminio bruto, electricidad, camarones, algodón, castaña de cajú, azúcar, cítricos, coco y madera.

La cohesión política puede ayudar a facilitar el desarrollo comercial al simplificar el entorno normativo y  político para los pequeños negocios, para que los países puedan atraer inversiones privadas a escala local e internacional, explicó Jonathan Werner, coordinador de país, secretario ejecutivo del Marco Mejorado Integrado de la OMC.

“Tenemos muchos desafíos para la integración regional comercial en África”, indicó Werner. “Nuestras conclusiones mostraron que los procesos de políticas alineadas pueden ayudar a crear un entorno habilitante para el desarrollo y el comercio”, añadió.

Políticas para cementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los gobiernos africanos se comprometieron a una multiplicidad de acuerdos, protocolos y declaraciones que procuran promover el comercio y una productividad agrícola mayor, pues son grandes motores del crecimiento económico, pero todavía falta algo para juntarlo todo: políticas efectivas tanto a escala nacional como regional.

Hasta que las políticas agrícolas y comerciales bien intencionadas se alineen, África se perderá la posibilidad de atraer las inversiones que debería.

Mozambique dio los primeros pasos para alinear sus políticas nacionales comerciales y agrícolas para impulsar el desarrollo económico.

“Los gobiernos africanos identificaron incoherencias políticas como un elefante en un bazar, y lograr que las políticas agrícolas comerciales se hablen entre sí es clave para convertir las acciones en políticas”, explicó Katsande, y añadió que el desarrollo agrícola y comercial forman las bases de iniciativas clave como el Programa Integral de Desarrollo Agrícola de África, la Declaración de Malabo y la Agenda de la Unión Africana.

Impulso al comercio dentro de África

África tiene no menos de 14 bloques comerciales regionales, y sin embargo, el comercio dentro de África representa apenas 12 por ciento del comercio del continente, según estadísticas del Mercado Común para África Oriental y Austral (Comesa,en inglés).

Sin embargo, el comercio de África con Europa y Asia es casi 60 por ciento. Algunos de los cuellos de botella en el comercio dentro de África incluye la armonización de políticas comerciales, reduciendo los aranceles a la exportación y la importación, baja capacidad de producción, diferentes estándares de calidad de producción y mala infraestructura.

La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo estima que el Área de Libre Comercio Continental, que entrará en vigor en diciembre en 2017, ayudará a duplicar el comercio dentro de África.

En 2012, los jefes de Estado africano respaldaron la creación de un área de libre comercio para 2017. El comercio es uno de los caminos para destrabar el crecimiento económico en el continente y de impulsar el empleo y mejorar la innovación en un continente repleto de oportunidades.

Gerhard Erasmus, uno de los socios del Centro de Derecho Comercial, con sede en la sudafricana Ciudad del Cabo, dijo que el poco intercambio comercial dentro de África era un asunto real, atribuido por algunos economistas a que las naciones africanas producen los mismos bienes (en general, agrícolas y básicos) y para los que las oportunidades de exportación son limitadas dentro del continente.

“A menos que elevemos el valor agregado, la industrialización y los servicios, seguiremos estancados”, indicó Erasmus.

“Por lo tanto, los planes de desarrollo doméstico necesitan ajustes y estar dirigidos, pero se necesitan inversiones. Hay muchos desafíos en materia de facilitación comercial, desde largas filas en la frontera, corrupción, requisitos y estándares técnicos no coordinados hasta burocracia e infraestructura inadecuada”, añadió.

Erasmus dijo que las comunidades económicas regionales y hasta la Unión Africana tenían políticas y planes para atender los muchos desafíos comerciales, pero la implementación a menudo encuentra problemas a escala nacional en lo que respecta a la aceptación política, a la falta de recursos, a los problemas de capacidad técnica y la mala gobernanza.

Traducido por Verónica Firme

 

Etiquetas / Tags



X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal