Se necesitan más de dos para el tango: plataforma para alcanzar los ODS
América Latina y el Caribe, Columnas, Desarrollo y ayuda, Destacados, Naciones Unidas, Pobreza y Objetivos de Desarrollo, Puntos de Vista, Últimas Noticias

Se necesitan más de dos para el tango: plataforma para alcanzar los ODS

© Reproducir este artículo| | Imprimir |
Argentina necesita un nuevo paradigma para combatir una serie de desafíos de desarrollo. Crédito: Wikimedia Commons

Argentina necesita un nuevo paradigma para combatir una serie de desafíos de desarrollo. Crédito: Wikimedia Commons

BUENOS AIRES, 12 jun 2018 (IPS) - Buenos Aires es una ciudad encantadora; rica en historia, magnífica arquitectura, un alma y una música que pueden llevarte al tango en un abrir y cerrar de ojos.

Pero la asombrosa belleza de la ciudad y su abundante cultura lucha contra los desafíos. La tasa de pobreza promedio de Argentina se encuentra en 25,7 por ciento en la actualidad.  El núcleo duro de la pobreza ha promediado alrededor de 20 por ciento en las últimas décadas, distribuido desigualmente a lo largo del país, concentrándose en las áreas urbanas.

Argentina necesita un nuevo paradigma para combatir una serie de desafíos de desarrollo. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) cree que esos desafíos de desarrollo requieren un enfoque de plataforma, utilizando la tecnología y la innovación, para atacarlos, incluso, de modo más rápido.

Una de las máximas favoritas de los expertos en desarrollo es que todo es complejo e interconectado. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que fueron adoptados por todas las naciones manifiestan esos fuertes vínculos.

Para lidiar con esos vínculos complejos, estamos desarrollando una plataforma en Argentina para mediar en las conexiones entre una gama sin precedentes de actores, para ayudar al país a alcanzar los ODS.

Silvia Morimoto. Crédito: @silviamorimoto

Silvia Morimoto. Crédito: @silviamorimoto

El objetivo de dicha plataforma es intensificar el apoyo al gobierno para hacer frente a los desafíos del desarrollo, a la vez que proporciona espacio para construir relaciones más allá de los socios tradicionales.

La idea es asociarse con los llamados “sospechosos inusuales” para convocar, conectar y participar en la creación conjunta de soluciones innovadoras y recaudar los recursos necesarios para financiarlas.

Esto fomentará la colaboración activa entre los organismos de las Naciones Unidas, así como una gama de instituciones, incluidas las agencias gubernamentales, el sector privado, las instituciones financieras internacionales, la academia, los sindicatos, las instituciones religiosas y las organizaciones de la sociedad civil.

Rene Mauricio Valdez, coordinador residente de la ONU en Argentina, ve al PNUD como una plataforma que permite interconectar a diferentes actores, sectores e incluso otras plataformas para generar políticas y programas más sólidos. El desafío de la plataforma es servir y capturar de manera efectiva los aportes individuales en soluciones de sinergia y desarrollo.

Nuestra visión es tratar de enfocarnos en los llamados “problemas malvados”, problemas que parecen imposibles de resolver. En Argentina, esto significa, por ejemplo, enfrentar el desafío del río Matanza-Riachuelo que serpentea por el extremo sur de Buenos Aires.

Ese otrora somnoliento y fangoso río -como lo describió el escritor argentino Jorge Luis Borges-, en cuyas orillas residen más de cinco millones de personas, es ahora un canal tóxico, contaminado por fábricas, tenerías y aguas residuales.

Tiene altos niveles de arsénico, cadmio y otros contaminantes que están afectando las vidas de cientos de miles de personas, especialmente los niños que viven a lo largo de las riberas de los ríos. Tienen plomo en su torrente sanguíneo y sufren de una serie de problemas respiratorios y gastrointestinales. El PNUD está dispuesto a apoyar al gobierno para transformar las vidas de las personas que viven junto al río.

Es el tipo de problema que corresponde al pensamiento de plataforma. Requiere abandonar el control y abrir el espacio para que los procesos creativos prosperen. Esto significará alejarse de los negocios como de costumbre en una organización llena de tradiciones y procesos, lo que permite una apertura y libertad sin precedentes, para aprovechar las respuestas integradas a los problemas económicos, sociales y ambientales.

Estamos preparados para ese desafío, ya que adaptarnos e innovar en una escena cambiante de desarrollo ha sido, durante mucho tiempo, parte de nuestra razón de ser. Un enfoque de plataforma para nuestro trabajo representa esa evolución.

Garantizaría que los programas y proyectos se implementen de manera más eficiente y con mayor transparencia y responsabilidad. Y generaría un acervo creciente de conocimiento, experiencia y mejores prácticas de todo el mundo, pero especialmente entre los estados del Mercosur.

El nuevo Plan estratégico del PNUD establece una visión de las aspiraciones de la organización, para los próximos cuatro años, que refleja la naturaleza centrada en las personas de la Agenda 2030.

El PNUD Argentina ya ha contribuido a mapear la información disponible sobre desarrollo sostenible a través del Informe Nacional de Desarrollo 2017, y ha lanzado una plataforma en línea con información estadística sobre los puntos de referencia y los objetivos para indicadores seleccionados.

Las evaluaciones de los recursos del país para alcanzar los ODS permitirán identificar las brechas de financiamiento para las metas priorizadas y ayudar a recaudar recursos para cerrar esas brechas.

Esto fortalecerá y acelerará aún más el proceso de integración de la Agenda 2030 en los planes y políticas de Argentina. El objetivo es crear una Argentina más próspera en todos los niveles. Argentina muestra que se necesitan más de dos para bailar tango y para “No dejar a nadie atrás”.

 


X
Lo mejor de la semana

Boletín semanal